Feb 7 2013
1028 lecturas

Política

Cuba: la etapa después de Castro es hoy

Cuba1La era postCastro en Cuba ha llegado. Su arquitecto principal es Raúl Castro. El plan de reformas no tiene las recitaciones formulaicas de un libro de texto de ciencias políticas o las orientaciones de un programa de ajuste estructural del FMI. Nada de elecciones multipartidistas. Nada de Starbucks, Walmart o Burger King. | JULIA E. ZWEIG.*

 

No mucha prensa independiente. Pero, poco a poco, Cuba está experimentando una transformación significativa en las expectativas básicas que sus ciudadanos tienen del Estado, y viceversa. La visita de Lula esta semana puede enfocarse en Venezuela, pero por todas partes Cuba se está convirtiendo en una sociedad más libre, más abierta y, sí, más democrática

 

Hace menos de un mes, una nueva ley se puso en vigor para eliminar las restricciones de viaje para casi todo el mundo: los cubanos ya no tienen que pagar un precio exorbitante o esperar por la “tarjeta blanca” —permiso estatal— para viajar. Ahora solo necesitan una visa, como el resto del mundo. Y si quieren vivir y trabajar en el exterior, los cubanos ya no perderán sus propiedades y status residencial; un gran paso de avance para la libertad y los derechos humanos, y también un potencial impulso económico.

 

Los negocios y la ganancia ya no son malas palabras. Funcionarios de rango proyectan que con las nuevas leyes y regulaciones que empoderan a los pequeños negocios, dentro de cinco años el 50% de la economía estará en manos privadas, RCastrono del Estado. Bajo las nuevas reglas, individuos y cooperativas pueden emplear a gente, obtener financiamiento bancario, procurar artículos de un mercado mayorista y lograr ganancias.

 

De seguro hay incontables problemas; pero estos cada vez más son de naturaleza práctica, no ideológica, más acerca de la necesidad de construir capacidad y experiencia, mientras que antes el sector privado era visto como un mal necesario. Ahora este nuevo espacio tiene legitimidad y capacidad.

 

También está tomando forma un sistema progresivo de impuestos. Esto no es un mero ajuste técnico. Con la nueva descentralización, los gobiernos provinciales y municipales obtendrán y gastarán sus presupuestos provenientes de los ingresos por impuestos recogidos en la base, y el gobierno central pagará una cuenta mucho menor —principalmente educación, salud y defensa—. Los cubanos están acostumbrados a recibir todo gratuitamente.
La idea de que trabajarán, pagarán impuestos y recibirán cuidados de salud, educación y una pensión, pero no mucho más, representa un cambio político radical.

 

Pronto Raúl Castro comenzará su segundo y probablemente último período de cinco años como presidente de la República de Cuba. La lista de candidatos representa un gran paso adelante, tanto demográfico como político. Alrededor de 67 por ciento de los candidatos para los 612 escaños son totalmente nuevos, y de ellos, más de 70 por ciento nacieron después de 1959. Las mujeres comprenden 49 por ciento de los candidatos y 37 por ciento son afrodescendientes.

 

A los electores cubanos se les pedirá que voten Sí o No de esta nueva lista, así que no es una competencia directa. Pero si ustedes quieren comprender de dónde saldrían los sucesores de la era postCastro, yo buscaría en este grupo.
——
* Miembro principal de los Estudios Latinoamericanos del Concejo de Relaciones Exteriores (Council on Foreign Relations) de la Fundación Nelson y David Rockefeller.
En http://progreso-semanal.com
.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Honorio Delgado Rubio
    11 febrero 2013 15:20

    Por lo que tengo visto en años anteriores los cubanos ya ejercitaban el comercio particular. Apenas esto fue una etapa necesaria para regulamentar estas actividades libre iniciativa. de esta forma tienen otras obligaciones, como pagar impuestos.Para mi forma de pensar deben formar cooperativas mistas estado y pueblo cubano; y jamas perder la soberanía de la tierra. escribió Honorio Delgado Rubio.