Mar 5 2012
1057 lecturas

Opinión

Descansa en paz

La última violencia que sufrió Fresia Cea, viuda del detenido desaparecido Omar Venturelli fue el “descuido” del fiscal romano Giancarlo Capaldo que presentó con dos días de atraso la apelación a la absolución, en julio del año pasado, “por falta de pruebas” en el juicio de primer grado contra el ex fiscal de Temuco, Alfonso Podlech Michaud, acusado de complicidad en el secuestro y posterior desaparición, en octubre de 1973, de Venturelli.| PATRICIA MAYORGA.*

 

Por haber presentado el recurso dos días después del plazo establecido los jueces rechazaron el recurso: la última y leve esperanza de obtener justicia se desvaneció totalmente.

 

Alfonso Podlech había sido detenido el 27 de julio de 2008 en el aeropuerto madrileño de Barajas, por petición de los tribunales italianos cuando estaba en tránsito hacia la República Checa, su destino final, donde esperaba pasar vacaciones. Pocos días después fue trasladado a la cárcel romana de Rebibbia donde permaneció hasta la sentencia.

 

Durante dos años, y desde que empezó el mencionado juicio, a principios de 2009, en la mayor parte de las audiencias, y todas las veces que las consecuencias de la quimioterapia se lo permitía, Fresia Cea estuvo presente en las audiencias viendo desfilar a las decenas de testigos que estuvieron con su marido en la cárcel de Temuco, y rindieron testimonio acerca de las dramáticas condiciones en las que se encontraba.

 

Desde hacía años Fresia sufría de cáncer terminal al hígado: numerosas operaciones, los fármacos y la quimioterapia fueron minando su físico. El 11 de julio de este año, tras la lectura de la sentencia que dejaba libre al ex fiscal de Temuco, Alfonso Podlech absuelto por falta de pruebas de haber participado, como cómplice, en el homicidio de Omar Venturelli empezó la parábola descendente, y definitiva, de Fresia Cea.

 

Sus funerales serán el próximo miércoles siete de marzo, porque, último desaire de la vida, su hijo menor (nacido de su segundo matrimonio) estaba en Chile cuando falleció, a mediados de la semana pasada.

 

¡Descansa en paz Fresia!, esperando que en esa otra vida, en la que nunca dejaste de creer, encuentres esa justicia que nunca pudiste obtener y por la que luchaste durante toda tu existencia, incluso cuando ya deshecha por la enfermedad eras casi incapaz de levantarte de la cama.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario