Jun 23 2012
949 lecturas

Opinión

Destitución del presidente del Paraguay, un “golpe frío”

¿Qué decir de lo que ocurre en Paraguay? Seamos breves en la descripción general del hecho, sobre el cual ya se ha abundado en interpretaciones. Se trata de un “golpe frío” o “institucional”, una modalidad que ya fue aplicada en Honduras en 2009 por el imperialismo y la oligarquía, después de una decisión del Congreso de ese país contra la intención de Zelaya de colocar una cuarta urna en el proceso electoral de entonces a fin de poder convocar una Asamblea Constituyente.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

Tal como ocurrió en Honduras, es de esperar que después de que el Congreso paraguayo “juzgue” y condene a Lugo, las Fuerzas Armadas se sumen de manera pública a la conjura. Otra cosa es difícil de imaginar. Se trata de fuerzas armadas de rancia tradición derechista, listas para ampararse en la amplia mayoría contra el presidente que se ha conformado en el parlamento, donde hubo un solo voto de diputados en contra de enjuiciarlo, y 76 a favor.

 

Los golpistas están unidos y actúan con un plan estructurado, y dirán, tal como lo hicieron en la nación centroamericana, que actúan en defensa de la Constitución.

 

De hecho, un comunicado de las Fuerzas Armadas de Paraguay, así como un reportaje del diario ABC, apuntan a que los militares se están preparando para reprimir al pueblo, de ser necesario. A raíz de las versiones surgidas sobre un posible levantamiento militar por el juicio político contra el jefe de Estado, Fernando Lugo, el Comando de las Fuerzas Militares emitió un comunicado en dónde desmienten tal situación. El comunicado refiere que las Fuerzas Militares “se mantienen dentro de su función específica que le confiere la Constitución Nacional así como las leyes, respetando el ordenamiento constitucional y democrático vigente”.

 

Es decir, nada defender al gobierno democrático ni la continuidad del presidente legítimo, Fernando Lugo. Son los militares “institucionalistas” que tanto añora la derecha venezolana.

 

Entretanto, el mismo diario ABC informó que fuerzas especiales policiales y militares se preparan en cuarteles para intervenir si la crisis política en Paraguay empeora. En su edición web, el rotativo señala que tropas con caras pintadas y poderoso armamento realizan movilizaciones, por el momento, dentro de cuarteles. La nota indica que un equipo recorrió varias zonas en las que existen unidades militares y que en la localidad chaqueña de Cerrito, por ejemplo, se observó el preparativo de uniformados con trajes especiales y poderoso armamento. También -según el medio- se pudo constatar un despliegue de fuerzas de seguridad en un aeródromo que suelen utilizar tropas militares y policiales, en inmediaciones de Cerrito. Ahí se aprestaban helicópteros y un avión que se utiliza normalmente para transporte de funcionarios del Gobierno.

 

La clara alianza derechista contra Lugo cuenta con la incorporación —¡faltaba más!— de la cúpula católica. Los obispos católicos de Paraguay exhortaron ayer al jefe de Estado, a “salir por la puerta amplia” en pleno juicio político promovido en su contra en el Legislativo por presunto mal desempeño en sus funciones. Esta petición fue realizada por el presidente y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya, los obispos Adalberto Martínez y Edmundo Valenzuela. Este último afirmó que “Hemos expresado nuestra inquietud como se dijo, que él pueda salir por la puerta amplia honrando todo lo que significa hoy su patriotismo”.

 

Tal como en Venezuela en abril de 2002, la jerarquía católica se presta como mensajera para pedir la renuncia al Presidente en nombre de los golpistas.

 

Hay otros aspectos a considerar en esta situación, más allá de los sempiternos lugares comunes. Un interesante artículo del conocido periodista y escritor Modesto Emilio Guerrero, cuyas opiniones le corresponden y no necesariamente las suscribimos en su totalidad, puede dar luz a debates que seguramente generará la situación en Paraguay.

 

Según Guerrero, “A los 11 meses de estar gobernando, comenzaron los primeros aprestos golpistas de la derecha desplazada, al día siguiente del anuncio de una tímida reforma agraria que nunca comenzó, en un país de gamonales, el de mayor concentración de propiedad capitalista de la tierra en el Cono sur, después de Uruguay. Paraguay es el único país de América del sur con el oprobio de maquilas esclavizadoras en su vida económica…

 

“Sorprende que las mil hectáreas ocupadas por campesinos pobres, motivos de las muertes y del Juicio Presidencial, son públicas, o sea estatales. Más sorprende entonces, que el gobierno no haya hecho valer esa titularidad para impedir la masacre y su uso político. Hizo lo contrario, ordenó el desalojo con violencia” Guerrero hace referencia a “la forma contra-natura que adoptó el sistema institucional y el gobierno de Fernando Lugo en 2008. Desde el comienzo es un gobierno rehén de los partidos y fuerzas económicas tradicionales, burguesas…

 

“Era cuestión de tiempo que ocurriera lo que ocurrió… Lugo se ha negado a conformar un movimiento social propio de campesinos pobres, obreros y clase media, así como se ha negado a cualquier forma de reforma de la propiedad de la tierra”.

 

Según el periodista, “Lugo contribuyó al desenlace de la crisis política, pues prefirió la conchupancia con los colorados y los liberales; con el Departamento de Estado y el Comando Sur, que instalaron bases de control militar y un acuerdo con la terrorífica DAS colombiana, que entrena a la policía paraguaya y cuida el palacio presidencial…Nada en este mundo sustituye el dato clave de todo proceso: lo que no avanza, retrocede. En eso se basa la relación de fuerzas, y un sistema de poder no tendrá una relación favorable si no se apoya en poderosas fuerzas sociales progresivas. Eso en Paraguay significa reforma agraria”.

 

No somos especialistas en el tema ni conocedores profundos de la realidad paraguaya, pero no son pocas las enseñanzas que podría generarnos este proceso, según sea su desarrollo inmediato o mediato ¿Cómo reaccionará el movimiento popular? Se informa que hay campesinos movilizándose hacia Asunción para defender al Presidente ¿Cual es el grado de organización del pueblo, sobre todo de los campesinos que constituyen más del 60% de la población? ¿Habrá sectores de las Fuerzas Armadas dispuestos a asumir la defensa del hilo constitucional?

 

Son factores insoslayables que demostraron su importancia en la situación venezolana de abril de 2002: organización y liderazgo popular, capacidad de movilización y, muy importante, pueblo en armas, papel que en nuestro país asumió la fuerza armada patriótica.

 

En cuanto a la reacción internacional, hasta ahora ha sido muy clara la condena del plan golpista por parte del ALBA, y se han trasladado a Asunción los cancilleres de la Unasur. Pero la efectividad de los apoyos internacionales quedó en entredicho en la situación de 2009 en Honduras. Eso ayuda, sin duda, pero lo decisivo siempre será la fuerza y la organización del pueblo. Por su parte, la derecha del continente respaldará el golpe con eufemismos y subterfugios. Estemos pendientes de lo que opinarán los majunches del patio, quienes no han dicho ni pío, seguramente siendo cautelosos, en un asunto que se les pinta delicado, dada la coyuntura electoral. Lo más seguro es que, oportunistamente, den declaraciones de compromiso, generales y asépticas, mientras esperan el desarrollo de los acontecimientos.

 

Realidades de Venezuela

 

Mientras, por nuestros lares quedan cada vez más claras dos cosas: una, la derecha comienza a convencerse de su derrota del 7 de octubre; dos, profundizan su plan B. Hay signos muy reveladores de la primera aseveración; uno de ellos es que comiencen a insistir en el tema del “debate”.

 

En Venezuela habla de “debate” solo quien va perdiendo. Por otro lado opinan que hay un “empate técnico” entre los candidatos, otro síntoma muy claro de quién está ganando. Es por ello que los sectores más radicales de la derecha han comenzado a tirar línea con más descaro y más posibilidades de terminar de agarrar la sartén por el mango en el campo opositor.

 

Ayer apareció uno de los “reportajes” del agente venezolano tarifado Antonio María Delgado en El Nuevo Herald, donde se transcribe fragmentos de un comunicado del Polo Constitucional, un engendro de la ultraderecha del cual participan personajes como Oswaldo Alvarez Paz, el cura ultra-reaccionario José Palmar, Hermann Escarrá, Alfredo Coronil Hartman, Alexander Luzardo, Sergio Omar Calderón y otros.

 

He aquí algunos párrafos:
“La posibilidad de aceptación de un resultado desfavorable, aún con una diferencia evidente (a favor de la oposición), es altamente improbable, o nula, para una persona que sabe que no tendrá otra oportunidad de realizar su proyecto político por razones de su enfermedad…
El régimen ha mostrado una clara determinación de no entregar el poder ni reconocer nada distinto a la continuidad de su proyecto político. HC (Hugo Chávez) ha expresado repetidamente que la oposición no volverá, y que más nunca volverá a Miraflores. Los mensajes de algunos jefes militares y otros indicios traducen una voluntad de poder que va más allá de la constitución y de las leyes…
El escenario de una victoria electoral de la MUD sería por margen estrecho, en este caso HC casi seguramente presionará al CNE para que manipule las cifras a su favor, lo que constituiría un fraude con visos de legalidad”.

 

El reportaje sigue después. “Según el ‘Polo Constitucional’, el gobierno está preparando el terreno para ejecutar el fraude electoral al establecer la matriz de opinión de que la oposición planea desconocer los resultados. Esas advertencias, formuladas en repetidas ocasiones por el propio Chávez, buscan desarticular las denuncias que seguramente serían expresadas por la oposición cuando detecte que le robaron los votos”.

 

Citando el comunicado, El Nuevo Herald continúa: “En ese momento HC recordaría sus advertencias previas, para descalificar y desestimar los reclamos de la oposición tildándolos de desestabilizadores… ¡Simple, pero sólida estrategia de anticipación!!”.

 

En una premonición de un escenario que podría conducir a una “solución libia”, el comunicado afirma que “Hay un sector del chavismo adiestrado para el uso de la violencia…Los actos de violencia en la UCV con motivo de la derrota electoral del chavismo el 14 diciembre del 2011, son un claro indicio de la posible actitud del chavismo de perder elecciones del 7 de octubre”.

 

Siempre según el “reportaje”, los autores del informe dijeron temer que no hay garantías de que de las Fuerzas Armadas, bajo control de su actual cúpula, salgan en defensa de la voluntad manifiesta a través del voto: “Se requiere de forma inmediata diseñar una política militar y de disuasión, preparar equipos de evaluación de cuadros militares y preseleccionar un equipo militar para la transición”

¿Exageramos cuando hablamos de la preparación de un “escenario libio” en Venezuela?

 

Por supuesto, la contrarrevolución cuenta también con huestes civiles, que les serán imprescindibles, y para ello desarrollan ya la matriz mediática en dos direcciones. Capriles va a ganar y habrá fraude.

 

Según ENH, “El documento agregó que la oposición también debe estar preparada para salir a la calle con la población para defender el triunfo electoral, pero advirtió que las fuerzas democráticas podrían encontrarse con los colectivos armados y grupos violentos del oficialismo para reprimirlos…
“En esta situación, se requerirá de una verdadera unidad, coordinación y participación de todas las fuerzas democráticas, dijo”.

 

Desde el punto de vista estratégico, el documento golpista está claro: “Se juega el rescate de la democracia versus la implantación definitiva de un sistema totalitario comunista, es un verdadero juego SUMA CERO, es decir, el ganador toma todo. La gravedad de la situación es tal que se puede afirmar que se está jugando el destino de Venezuela por las próximas generaciones”.

 

Como dice el dicho: guerra avisada no mata soldado: vienen con todo, aunque no se sabe si pueden llegar finalmente aunque sea con algo.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario