Feb 18 2013
1189 lecturas

Sociedad

Ecuador: ganó el buen vivir

CorreaEl triunfo de Rafael Correa en una jornada electoral que todos los observadores internacionales han calificado de exitosa este domingo, muestra la inmensa adhesión que genera en la amplia mayoría de los ecuatorianos su proyecto de “Revolución Ciudadana”. En realidad, según indicaban los sondeos, la única duda era si el actual mandatario lograba la mayoría en la primera vuelta, tal como ha acontecido. | ÁLVARO CUADRA.*

 

La figura de Correa ejerce en el país un liderazgo político indiscutible, convirtiendo a la oposición en un grupo disperso de caudillismos anticuados, ajenos a la efervescencia democrática, social y política que vive el Ecuador en la actualidad.

 

Como reconocen muchos expertos en asuntos internacionales, los logros de Correa saltan a la vista: subsidios a los sectores más necesitados de la población, aumento del salario mínimo, en fin, mejoramiento de la infraestructura del país en construcción de aeropuertos y carreteras así como una profunda modernización en áreas tan sensibles como la salud y la educación.
Hasta el más recalcitrante opositor del actual gobierno debe reconocer que el Ecuador del presente es muy diferente y mejor que aquel que recibió Correa de sus antecesores.

 

En la arena internacional, este pequeño país de América del Sur va dejando atrás la penosa imagen caricaturesca de “Banana Country”, para ser reconocido hoy como un país digno en vías de una acelerada y exitosa modernización democrática.

 

Como suele repetir el mismo presidente de los ecuatorianos, la “Revolución Ciudadana avanza” y lo hace respetando las libertades cívicas de todos los ciudadanos, lo hace salvaguardando las riquezas nacionales, lo hace en definitiva administrando una situación macro económica estable y por una senda democrática que nadie podría impugnar.

 

A diferencia de otros procesos afines, diríase que los logros de Rafael Correa se han mantenido alejados de la estridencia. Su figura misma no ocupa las primeras páginas de los medios; sin embargo, para cualquier observador desapasionado, no cabe duda que Ecuador avanza en un desarrollo inédito, pues no se trata solo de una alternativa de las políticas neoliberales implementadas en muchos países de la región sino de la recuperación de un saber ancestral que es, al mismo tiempo, un nuevo horizonte político y antropológico.

 

Es interesante constatar cómo en este rincón de Suramérica surge, literalmente, un nuevo paradigma como resistencia al neoliberalismo que impera en muchos países latinoamericanos, una nueva visión del mundo —que ha sido incorporada a las constituciones de Ecuador y Bolivia.

 

Los ecuatorianos resumen esta nueva cosmovisión de su sociedad y de lo político con una expresión en lengua quechua “Sumak Kawsay”, el “Buen vivir” que se refiere a un equilibrio sano con la naturaleza, con la vida en comunidad. Una concepción que atiende a la calidad de vida de los ciudadanos y no, como suele ocurrir, a logros puramente económicos.

 

El triunfo inapelable de Rafael Correa en las recientes elecciones ecuatorianas es, también, una nueva sensibilidad que comienza a crecer entre nosotros.
——
* Semiólogo. Profesor Universidad Arcis, Chile.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. LAUTARO ROJO MILLAPAN
    18 febrero 2013 2:38

    ¡Y EL PUEBLO VOTO POR ECUADOR!
    Los ecatorianos en corto tiempo han dado un ejemplo al mundo.
    Acaba de reelegir por tercera ves en elecciones libres y democràticas a Rafael Correa Delgado como Presidente del Ecuador.
    Ahora los perros pueden ladrar.sobre todo aquellos que recibieron dinero del imperialismo salvaje y criminal.
    Pronto se veran los amargados y rastreros, hacer escándalos en la Asamblea Nacional. Sobre todo aquellos que han hecho el ridiculo escribiendo libros o hablando barbnaridades en la prensa SIPIANA,al servicio del Pentàgono.
    Los ecuatorianos han demostrado una madurèz envidiuable,ellos han votado por el Ecuador, de la misma manera que los Venezolanos votaron por Venezuela.
    Estos dos pueblos hermanos han demostrado,que la soberanìa està por encima de todos aquellos,metidos a burgueses y dàndoselas de oligarcas trasnochados,al servicio de la causa del Departamento de Estado Norteamericano.
    El pueblo ecuatoriano votò por un cambio y el cambio se e sta dando.Rafael Correa, dejò que los perros le ladraran pero no escatimò sacrificios para cambiarle la cara al Ecuador.
    Correa, ha ganado con màs del 60 por ciento de los votos. En un ambiente totalmente pasivo, en que la carroña oligarquica no solo se comiò las uñas, sino que fue vomitada por un pueblo, que ya no come cuentos y que sabe que un trabajador ecuatoriano esta ganando mucho màs que un obrero chileno,que vive en forma paupèrrima y con una educaciòn putrefacta y pagada.
    Ecuador ya no puede hablar de gobernantes ineptos, estos pasaron a la historia en forma tan triste como el Papa ha dejado su trono,en medio de una corrupciòn y divisiòn de la Iglesia,que no la salvarà ni el ultimo Papa que viene a ocupar el sillòn de la Santa Cede.
    Como chilenos, aplaudimos a nuestros hermanos ecuatorianos, que nos han dado una gran lecciòn.Ahora nos toca a nosotros poner las barbas en remojo, para barrer a estos inùtiles que tienen a Chile en la mierda con sus mentiras y corrupciones. Murièndose de sed gracias a la inteligencia de los que han vendido Chile a quienes nos explotan y para los que no hay castigo, como la famosa mugre de Andina.