Ene 25 2013
1011 lecturas

Sociedad

El asilado político de Piñera

FUlloaSotto voce primero, de manera confusa después, ya en la segunda mitad de 2012 se sabía que el detective inspector Fernando Ulloa Castillo de la Policía de Investigaciones tenía problemas serios: de inestabilidad síquica, según unos; por lo que sabía, según otros. El asunto, al menos institucionalmente, pareció aquietarse luego de que fuera exonerado a los 20 años de servicio. Ayer pidió asilo político en la embajada de Ecuador.
|NICOLÁS GOMARRO.

 

Lo acompañó al recinto diplomático el periodista Patricio Mery, un nombre conflictivo tanto para el gobierno como entre amplios sectores de la oposición. Mery acuñó la frase “Chile, un país gobernado por sus propios dueños”; tras algunos años de trabajo como periodista corporativo —grupo Luksic— ha promovido una serie de denuncias que envuelven a organismos del Estado y hacen hincapié en la colusión entre dirigentes políticos y grandes empresarios).

 

Cerca del mediodía del jueves 24 de enero (ayer) diversas fuentes señalaron que el ex detective se había presentado en la embajada ecuatoriana al mejor estilo Assange para solicitar asilo; la razón —se decía— eran diversas amenazas contra su vida y probablemente la de sus allegados formuladas por integrantes de los cuerpos policiales y de los aparatos de inteligencia del Estado.

 

Poco después un despacho de Panorama News —agencia vinculada a Mery— informaba que las razones de Ulloa se encontraban en una investigación oficial realizada por éste sobre la existencia de redes de al menos complicidad entre los barones del narcotráfico y la PDI:
mery“La solicitud de asilo político, según Patricio Mery, ‘responde al serio riesgo que estamos enfrentando debido a las denuncias de Ulloa, por una parte y a la investigación periodística que he desarrollado, donde he podido comprobar que el gobierno de Piñera es parte activa en esta red de narcotráfico y que parte del dinero por la venta de cocaína al interior del país responden a una acción patrocinada por la CIA para enviar remesas de dinero a través de la embajada chilena en Ecuador, para desestabilizar el gobierno del presidente Rafael Correa.
“‘El gobierno chileno es parte de esta red y buscan acallarnos a través de las amenazas de muertep”.

 

Mery acompaña a Ulloa en la embajada, donde esperaban la llegada del canciller ecuatoriano Ricardo Patiño —quien asistirá a la reunión de la Celac que comienza hoy viernes en Santiago- para obtener una respuesta al pedido de asilo.
La situación plantea un delicado problema al gobierno chileno, que no goza de las simpatías de aquellos definidos como progresistas y enfrenta un miniescàndalo protagonizado por el partido eje de gobierno (UDI) que pretendia interpelar al presidente cubano, tambien asistente a la reunión de la CELAC.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario