Ago 28 2012
728 lecturas

Política

El camino de Suráfrica, ¿cuál es?

Años atrás Henry Kissinger profetizó que: “Hacia donde se incline Brasil se inclinará América”. Al final la predicción no ha resultado tan negativa como catastrófico puede ser que Suráfrica se incline hacía donde lo hace África.| JORGE GÓMEZ BARATA.*

 

África el más pobre, maltratado y violento de los continentes es también el peor gobernado. En ello han influido dilatados procesos históricos que condicionaron su devenir, principalmente la trata de esclavos, la colonización y el neocolonialismo. No obstante 60 años después de la independencia es hora de superar el fatalismo histórico y con sus fuerzas, su experiencia y su talento cumplir las tareas históricas pendientes.

 

Tal vez porque esperaban que la derrota del apartheid en Sudáfrica y del régimen racista en Zimbadwe, la independencia de Namibia y el fin de la guerra en Angola, relanzaran los empeños africanos por encontrar los caminos del progreso y la paz, las fuerzas progresistas de todo el mundo están impactadas por los sucesos de Suráfrica calificados de masacre.

 

Sería lamentable constatar que la zaga de violencia, represión, discriminación, exclusión e injusticia∫ del apartheid se ha incorporado al ADN de la sociedad surafricana y bajo otras formas subsisten las maculas del régimen de dominación blanca y que sus prácticas represivas han sido trasvasadas al sistema político representativo de la mayoría.

√Un apartheid de castas no es mejor que uno de colores.

 

Por una lamentable paradoja, el más sólido de los países negros, la única economía emergente del continente, un Estado que aporta la cuarta parte del PIB africano y el que cuenta con la vanguardia política más madura y esclarecida y con una poderosa base económica, se desliza peligrosamente por la pendiente del neoliberalismo, la corrupción y la tentación a confiar las soluciones en el capital transnacional, asumiendo que ser estadísticamente rico, figurar en el G-20 constituye una meta histórica.

 

África está gobernada por la tercera o cuarta generación de líderes encumbrados después de la independencia (para los casos de las ex colonias portuguesas, Namibia, Zimbadwe y Suráfrica la segunda). En muchos casos son todavía los herederos de las generaciones históricas que sin embargo, en muchos casos han experimentado mutaciones que los han convertido en oligarquías adineradas y corruptas, nacidas no de la colonización y del tráfico de esclavos sino en la vida independiente.

 

Las recientes lecciones de países de África del Norte que parecían consolidados como Egipto, Libia y Túnez, como antes lo fueron las de Etiopia, Zaire, Eritrea, Ruanda y Burundi, Sierra Leona, Liberia, Costa de Marfil, más recientemente Sudan y Malí y otros que aportan evidencias del papel negativo de las elites gobernantes que en lugar de encabezar a sus pueblos, se suman a quienes los explotan y oprimen.

 

Ojalá Suráfrica no recorra esos caminos. Allá nos vemos.
——

* Periodista. Profesor universitario.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. diva moreira
    28 agosto 2012 16:12

    Lamentável o que acontece na África. Eu, que sou afro descendente do Brasil, sonhei sempre com uma África independente, socialista, solidária com os povos do próprio continente. Acompanho com muita tristeza as noticias sobre desmandos e corrupção na África.