Sep 24 2013
932 lecturas

Opini贸nPol铆tica

El cerco cobarde al gobierno de Cristina

Los gobiernos de N茅stor Kirchner y Cristina Fern谩ndez recibieron una pesada herencia regresiva, que fueron revirtiendo con pol铆ticas econ贸micas activas y de inclusi贸n. Sin embargo, el cerco informativo creado por los medios opositores locales repercute en la visi贸n que la prensa internacional tiene de la gesti贸n del gobierno argentino.

El gobierno de N茅stor Kirchner hered贸 de la dictadura militar y de los gobiernos de Menem y De la R煤a un pa铆s deshecho. Nunca en su historia el pa铆s hab铆a vivido un retroceso tan brutal en tan poco tiempo como el que tuvo desde el golpe militar hasta la asunci贸n de N茅stor. Eric Hobsbawn catalogaba a la Rusia post desintegraci贸n de la URSS y a la Argentina desde la instalaci贸n de la dictadura militar, como las mayores regresiones 鈥 de car谩cter civilizatorio 鈥 de nuestros tiempos.

Los gobiernos de los Kirchner operaron sobre esa tierra arrasada y tuvieron, sobretodo, el gran m茅rito de levantar a una econom铆a en bancarrota y a un pa铆s quebrado, econ贸mica y an铆micamente. Por este mismo motivo, sectores con odios hist贸ricos hacia el peronismo tuvieron que apoyarlos, reconociendo el trabajo que se est谩 llevando adelante.

El rescate de Argentina se hace a partir de los escombros que se heredaron, no pudiendo retomar la expansi贸n econ贸mica en los moldes que se hab铆an dado antes de la dictadura militar. La principal diferencia es consecuencia de la desindustrializaci贸n y de la apertura acelerada de la econom铆a, implementada por la dictadura y por el gobierno Menem, y, al mismo tempo, la promoci贸n de la hegemon铆a del capital financiero.

Despu茅s de la hiperinflaci贸n ocurrida en el gobierno de Ra煤l Ricardo Alfons铆n 鈥 que lo llev贸 a renunciar antes de finalizar su mandato 鈥, Carlos Menem, a pesar de ser elegido prometiendo 鈥渓a revoluci贸n productiva鈥, hizo exactamente lo contrario, implementando una pol铆tica radicalmente liberal. Vali茅ndose del trauma de la hiperinflaci贸n, su ministro de econom铆a, Domingo Cavallo, impuso la paridad entre el peso y el d贸lar. Lo que significaba que el gobierno renunciaba a tener una pol铆tica monetaria, emitiendo solamente cuando ingresaban d贸lares en la econom铆a.

Ese estancamiento trajo la estabilidad monetaria, pero al precio de un profundo d茅ficit p煤blico, postergando la estampida de la paridad, mientras los argentinos gozaban de una s煤bita e insostenible valorizaci贸n de su moneda. Era una bomba de tiempo, que reci茅n explot贸 cuando Menem no logr贸 elegir a su sucesor, y el radical Fernando De la R煤a mantuvo la pol铆tica de paridad, hasta que la misma implot贸.

Argentina se sumergi贸 en la mayor crisis econ贸mica social y pol铆tica de su historia, con retrocesos e inestabilidad, llevando a que el pa铆s tuviera cinco presidentes en pocos d铆as, bajo el impacto de una convulsi贸n social contra los bancos, momento en que la cotizaci贸n del d贸lar trep贸 de 1 a 4 pesos. Los que ten铆an dinero depositado vieron como sus ahorros se redujeron a 录 del valor que cre铆an tener.

En ese momento se dio la regresi贸n a la que Hobsbawn hizo menci贸n, con amplios sectores de la clase media siendo proletarizados, con la desocupaci贸n trepando a niveles in茅ditos. Despu茅s de una relativa estabilizaci贸n, se llam贸 a elecciones, compitiendo de nuevo Menem 鈥 que ahora promet铆a dolarizar directamente la econom铆a argentina 鈥 y otros candidatos, entre ellos un gobernador de una provincia y poco conocido, N茅stor Kirchner.

Luego de triunfar en primera vuelta y frente a la derrota inminente contra Kirchner en segunda vuelta, Menem renunci贸 a presentarse y Kirchner qued贸 como ganador. El nuevo gobierno puso en pr谩ctica una pol铆tica anti-neoliberal, retomando el crecimiento econ贸mico y la distribuci贸n del ingreso, mientras el Estado recuperaba un papel activo en la inducci贸n de la econom铆a y en la garant铆a de los derechos sociales. Ali谩ndose con el gobierno de Lula 鈥 y despu茅s con el de Tabar茅 V谩zquez en Uruguay 鈥 el Mercosur se reactiv贸.

Durante casi una d茅cada la econom铆a argentina empez贸 a crecer a un ritmo alt铆simo. La novedad fue el rol que la exportaci贸n de soja empez贸 a tener, ocupando en parte el lugar de las exportaciones industriales, aunque las mismas retomaran un importante nivel de desarrollo, especialmente la industria automovil铆stica.

Con un alt铆simo grado de endeudamiento heredado de los gobiernos de Menem y De la R煤a, y pr谩cticamente sin patrimonio p煤blico, habiendo sido privatizado por Menem 鈥 hasta YPF, que le hab铆a propiciado la autosuficiencia energ茅tica a la Argentina 鈥, Kirchner impuso una renegociaci贸n del pago de la deuda argentina. Una gran parte de los bonistas acept贸 renegociar, quedando un residuo cercano al 8%, el que hasta el d铆a de hoy busca imponer sanciones a la Argentina.

El impulso de la recuperaci贸n fue continuado por el gobierno de Cristina Kirchner, que prosigui贸 con este rumbo, aun bajo el fuerte impacto de la campa帽a llevada adelante por los medios opositores.

Desde la crisis internacional que se inici贸 en el 2008 y bajo los efectos de las limitaciones del cr茅dito externo impuestas por los organismos financieros internacionales en respuesta a la renegociaci贸n de la deuda, la econom铆a pas贸 a dar muestras de desequilibrios. Entre ellos, una inflaci贸n cercana al 25% y la falta de financiamientos externos, a lo que el gobierno respondi贸 con pol铆ticas de control de cambio, introduciendo un desbalance entre las cotizaciones oficiales y paralelas del peso.

En el plano social y pol铆tico鈥 despu茅s de la reelecci贸n de Cristina 鈥 el gobierno fue perdiendo apoyos y las tensiones aumentaron dentro del mismo peronismo, especialmente con la principal central sindical 鈥 la CGT 鈥 que pas贸 a organizar movilizaciones contra el gobierno, con demandas salariales. En el 谩mbito pol铆tico, la ley de democratizaci贸n de los medios de comunicaci贸n fue duramente combatida por las empresas de medios privados, los cuales consiguieron frenar su aplicaci贸n.

En ese marco la campa帽a internacional contra el gobierno argentino se vio intensificada, basada en la reproducci贸n y ampliaci贸n de las informaciones publicadas por los medios opositores. En Brasil son los diarios Clar铆n y La Naci贸n los que alimentan a los viejos medios a difundir lo que sucede en Argentina.

La renacionalizaci贸n de YPF, rescatada de las manos de la empresa espa帽ola Repsol, hizo con que la prensa internacional 鈥 en primer lugar la de Espa帽a 鈥 pasara a atacar sistem谩ticamente al gobierno de Cristina, formando un verdadero cerco informativo sobre lo que efectivamente ocurre en el pa铆s.

Es una campa帽a de desinformaci贸n, que desconoce todos los avances en la recuperaci贸n de la econom铆a y en el plano de las pol铆ticas sociales, destacando los esc谩ndalos que los medios opositores recopilan semanalmente.

Ahora, Argentina se encuentra en un dilema, que tendr谩 su pr贸ximo cap铆tulo en las elecciones parlamentarias del 27 de octubre, con la nueva composici贸n del Parlamento. Va a ser muy dif铆cil que el gobierno consiga los 2/3 necesarios para reformar la Constituci贸n. Sin esto, Cristina no podr谩 postularse para otro mandato. Se abren dos a帽os de incertidumbres pol铆ticas en la sucesi贸n presidencial argentina.

*Publicado originalmente en Carta Maior.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario