Mar 19 2013
1353 lecturas

Política

El peligro de estar a la izquierda acaso no sea delirio conspirativo

CiaCan1En estos días mucho se habló de la posibilidad de que el cáncer que finalmente terminó con la vida del Comandante Hugo Chávez hubiese sido inducido y no producido endógenamente por la víctima. Nicolás Maduro y Evo Morales barajaron la posibilidad y toda la prensa imperialista del continente se abalanzó sobre ellos para ridiculizarlos por haber formulado un comentario tan absurdo como ese. | ATILIO BORÓN.*

 

Salieron supuestos “expertos”, médicos y biólogos, a burlarse de tan descabellada acusación. Sin embargo, el periódico británico The Guardian publicó hace poco más de un año el artículo que subo a continuación y en el cual se dan a conocer algunos antecedentes estremecedores que le asignan a la hipótesis de la inducción externa del cáncer de Chávez un sustento nada despreciable (La versión original, en inglés, aquí, corresponde a la edición del 27 de febrero de 2012).
Léanlo y saquen sus propias conclusiones.

 

Cáncer, el arma secreta

Fue un caso destinado a los X-Files y teóricos de la conspiración por igual cuando el presidente venezolano, Hugo Chávez, especuló que EEUU podrían haber desarrollado una forma de arma cancerígena, después de que varios líderes latinoamericanos fueron diagnosticados con la enfermedad.
La lista incluye a ex presidente argentino, Néstor Kirchner (cáncer de colon); La presidente de Brasil, Dilma Rousseff (cáncer de linfoma); su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva (cáncer de garganta); Chavez (no revelado); el ex presidente cubano Fidel Castro (cáncer de estómago); el presidente boliviano, Evo Morales (cáncer nasal) y el presidente paraguayo Fernando Lugo (cáncer de linfoma).
¿Qué tienen en común además de cáncer? Todos ellos son líderes de izquierda.

 

¿Coincidencia? En su discurso el 28 de diciembre 2011 de fin de año ante los militares venezolanos, Chávez dio a entender que los EE.UU. podrían haber encontrado una manera de inocular a los líderes latinoamericanos cáncer.
“¿Sería tan extraño que ellos han inventado la tecnología para difundir el cáncer y no vamos a saber de él por 50 años?”
”Es muy difícil de explicar, incluso con la ley de probabilidades, lo que ha ido sucediendo a algunos líderes de América Latina. Es por lo menos extraño “,

 

Chávez además dijo que recibió advertencia del ex líder de Cuba, Fidel Castro, que ha sobrevivido a cientos de intentos de asesinato fallidos.
”Fidel siempre me dijo: ”Chávez tenga cuidado. Estas personas han desarrollado la tecnología. Eres muy descuidado. Tenga cuidado de lo que come, lo que te dan de comer … una pequeña aguja y te inyectan no sé qué ‘”.

 

Misterios sin resolver
Ciacan2¿Suena descabellado?
WikiLeaks informó que en 2008 la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) solicitó a su embajada en Paraguay recoger todos los datos biométricos, incluyendo el ADN de los cuatro candidatos presidenciales. En el Caribe los teóricos de la conspiración tienden a creer que la CIA también tenía las  manos metidas en la muerte de la activista trinitaria de los derechos civiles y panafricanista Kwame Ture;  en la del legendario icono del reggae de Jamaica, Bob Marley y en la del primer ministro de Dominica (no confundir con República Dominicana) Roosevelt Bernard “Rosie Douglas”.

 

Durante la investigación del Comité Selecto del Senado de Estados Unidos sobre planes de asesinato de la CIA a líderes extranjeros (conducida en 1975) se reveló que la agencia había desarrollado una pistola de dardos envenenados que causaba  ataques al corazón y cáncer. La pistola disparaba un dardo —de la anchura de un cabello humano y un cuarto de pulgada de largo— conteniendo en la punta un líquido congelado de veneno  que podría penetrar la ropa, era casi indetectable y no dejaba rastro alguno en el cuerpo de la víctima. 

 

Kwame Ture o Stokely Carmichael, el ex líder radical de las Panteras Negras, que inauguró el movimiento del Poder Negro de la década de 1960 murió diciendo que la CIA lo había envenenado con cáncer.  

 

Kwame Ture murió de cáncer de próstata a la edad de 57 en 1998. Su amigo, el artista multimedia y activista Wayne “Rafiki” Morris, señaló lo del cáncer. “Conocía a  Kwame desde 1976 y durante todo el tiempo que lo conocí nunca bebió o fumó cigarrillos”, dijo Morris. “Era un muy buen nadador, hacía ejercicios regularmente, no tiene ningún problema médico y era muy consciente del cuidado de su salud”.

 

Si el zapato calza …
Bob Marley murió de cáncer de melanoma en 1981. Tenía 36 años de edad. El informe oficial es que contrajo cáncer tras lesionarse un dedo del pie que nunca sanó mientras jugaba al fútbol en 1977.
Los teóricos de la conspiración afirman que Carl Colby, hijo del fallecido director de la CIA William Colby, le dio a Marley un par de botas en la que había un trozo de alambre de cobre recubierto con una sustancia cancerígena que pinchó el dedo gordo del pie de Marley.

 

Existe una similitud inquietante entre Marley y la situación de Castro con zapatos envenenados. El embajador de Cuba en Trinidad y Tobago, Humberto Rivero dijo que la CIA y los exiliados cubanos intentaron más de 600 veces de matar a Castro con cigarros explosivos, inyectándole cáncer o mediante mediante un traje de neopreno forrado con veneno. En el caso de Marley la CIA presuntamente se utilizó el cáncer en sus zapatos, para Castro se pusieron  sales de talio, un veneno altamente tóxicos en sus zapatos.

 

Después de sólo ocho meses de ser elegido como primer ministro de Dominica, el político radical “Rosie” Douglas fue hallado muerto en el piso de su residencia el 2000. La causa de su muerte fue un ataque masivo al corazón. Su corazón era el doble de su tamaño normal. Al igual que Ture y Marley, hacía ejercicios regularmente. El hijo mayor de Douglas, Cabral, insistió en que su padre había sido asesinado y dio a entender que la CIA estaba involucrada en lo ocurrido.

 

Moshood Abiola, el hombre que según muchos había ganado las elecciones de 1993 en Nigeria, murió de un ataque al corazón después de que le dieron un cóctel que amplió su corazón al doble de su tamaño en 1998.

 

Jack Ruby, el asesino que mató al presunto asesino del presidente de Estados Unidos John F.  Kennedy, Lee Harvey Oswald, murió de cáncer de pulmón en 1967. Lo extraño era que las células cancerosas no eran del tipo que se originan en el sistema respiratorio. Ciacan3Le dijo a su familia que le inyectaron células de cáncer en prisión cuando le dieron inyecciones para combatir una gripe. Murió justo antes de que fuera a declarar ante el Congreso.

 

Uno de los perpetradores de la tragedia aérea de Lockerbie, Abdelbaset al-Megrahi, desarrolló cáncer terminal. El líder del partido de oposición de Canadá, de tendencia izquierdista, Nuevo Partido Democrático (NDP), Jack Layton murió a causa de una forma no revelada de cáncer en 2011. Parecería que tener tendencias izquierdistas es peligroso para la salud de una persona.

 

A partir de 1953 los rusos estaban utilizando microondas para atacar a personal de la embajada  los Estados Unidos en Moscú. Un tercio del personal de la embajada eventualmente murió de cáncer como producto de esta irradiación de microondas.
Imagínense lo avanzado y sofisticado que la tecnología de los asesinatos se encuentra hoy en día.
——
* Periodista.
En www.atilioboron.com.ar
.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Weimar Navarro Cortez
    23 marzo 2013 16:28

    No es descabellado pensar que pueden manipular y programar a distancia nuestra muerte.
    tampoco no es necesario en ser líder de izquierda para que seamos presa de operativos y planes de eliminación tipo James Bond, solo basta inocular por varias generaciones en una población al amparo de una campaña de vacunación pública de cualquier estado(generalmente son consorcios farmacéuticos internacionales quienes proveen a los países de las dosis)en el cual vaya, tal caballo de troya un cuerpo artificial(¿nanotecnologia?) o biológico(porción de ADN alterado) que permanezca circulando por nuestro cuerpo en estado de latencia por algún tiempo o permanentemente y que a voluntad de algún interés sea activado desatando alguna enfermedad mortal y furibunda. falleciendo en poco tiempo, no es nada descabellado. Hoy son nuestros líderes de izquierda, quizás sería lo mismo si el mundo fuera llevado de la otra forma, al final lo importante y como remedio de esto será no ser un famoso líder revolucionario. será mejor construir la revolución del pueblo desde y con el pueblo, construcción de poder desde abajo como lo plantea una famosa escritora, y que es en cierta forma lo que hizo el desaparecido presidente Chavéz y del que esperamos ver fuertes raíces en Venezuela ahora que viene el tiempo de la prueba feroz.