Ene 25 2016
2579 lecturas

Cultura

El universo divino

En la astrof√≠sica no hay cabida para los dioses‚Ķ Pero, si no hay‚Ķ ¬ŅPor qu√©¬† hay cient√≠ficos que creen en la Divinidad?¬† Si miramos la literatura de difusi√≥n cient√≠fica no es raro encontrar t√≠tulos como ‚Äú Dios y los Astr√≥nomos‚ÄĚ, ‚ÄúLa F√≠sica de la Inmortalidad: Cosmolog√≠a Moderna, Dios y la Resurrecci√≥n de los Muertos‚ÄĚ, ‚Äú La Part√≠cula de Dios‚ÄĚ,¬† ‚ÄúDios y la Nueva F√≠sica‚ÄĚ, ‚Äú La Mente de Dios‚ÄĚ, etc. etc. Todos los autores son f√≠sicos y los libros, a pesar de ser de astrof√≠sica, invitan al lector a darle un lugar a Dios en la conversaci√≥n. Una industria bastante lucrativa si consideramos que muchos de estos autores¬† son¬† invitados a dar conferencias bien pagadas en los diversos grupos religiosos de Norte Am√©rica. Y muchas fundaciones, como la ‚ÄúTemplenton investment fund‚ÄĚ, por ejemplo, se dedican a buscar la armon√≠a y conciliaci√≥n entre ciencia y religi√≥n y al patrocinio de talleres de trabajo y lecturas sobre el tema. Incluso, cada a√Īo¬† premian generosamente¬† a los cient√≠ficos amigables con la misi√≥n.
No hay terreno com√ļn¬† entre la investigaci√≥n cient√≠fica, tal y como se ha venido practicando en los √ļltimos dos siglos,¬† y la religi√≥n.¬† La ciencia se basa en la verificaci√≥n experimental,¬† la religi√≥n en la fe.¬† Dos aproximaciones al conocimiento totalmente¬† irreconciliables, por mucho que se trate de negociar las partes. Desde Ptolomeo a¬† Newton¬† los investigadores del cosmos usaron todo su ingenio en el intento de deducir la naturaleza del universo¬† a partir de los dichos y filosof√≠as contenidas en los escritos religiosos.¬† Newton¬† incesantemente¬† invoco las cronolog√≠as b√≠blicas para entender y predecir los eventos del mundo natural, sin ning√ļn √©xito. De haberlo tenido no estar√≠amos hoy d√≠a hablando de diferencias entre ciencia y religi√≥n.dios dados
Las afirmaciones y predicciones sacadas de la Biblia tuvieron un efecto retardatorio en el desarrollo de la ciencia. El ejemplo clásico es el juicio a Galileo cuya culpa fue  mostrar que el universo es fundamentalmente diferente del que describía la Iglesia.
El modelo que coloca a la Tierra como centro del Universo tenia como base las ense√Īanzas e interpretaciones de la Biblia. La Tierra, seg√ļn el argumento, es el centro de todo movimiento porque fue creada antes que el Sol y la Luna. Todo esto cambia con la invenci√≥n del telescopio que revelo una realidad¬† en conflicto con el Universo Divino¬† que sacudi√≥ las bases mismas del mundo cristiano.¬† Galileo, por tener el coraje de creerle al telescopio, fue condenado por hereje a un permanente arresto domiciliario. Un pelo de la cola, en todo caso, comparado con Giordano Bruno que termino en la hoguera.
As√≠ como las predicciones y ense√Īanzas de la Biblia eran incorrectas, tambi√©n investigadores siguiendo¬† la observaci√≥n y experimentaci√≥n¬† han llegado a conclusiones falsas. La diferencia es que el mismo m√©todo que puede llevar a caminos sin salida, promueve modelos, ideas y teor√≠as que llevan a descubrimientos espectaculares. No ha habido otro ejercicio cognitivo en la historia humana tan exitoso en descifrar los misterios del Universo. El mismo escepticismo que los cient√≠ficos aplican a la religi√≥n, la astrolog√≠a, los fen√≥menos¬† para normales o los discos voladores, aplican a los resultados de la¬† investigaciones cient√≠ficas. El est√°ndar no es diferente. Si los resultados no pueden replicarse¬† el trabajo es rechazado. Y la historia de la ciencia esta llena de estos rechazos.
ciencia exitosEl 22%¬† de los f√≠sicos y astr√≥nomos se declaran¬† religiosos ¬ŅPor qu√©, si consideramos que las investigaciones¬† exitosas que ellos llevan a cabo no obtienen su informaci√≥n¬† de las creencias religiosas? Cuando los cient√≠ficos invocan¬† a Dios generalmente lo hacen cuando llegan al borde del conocimiento en donde el asombro nos deja mudos.¬† Es en este instante¬† cuando un astrof√≠sico puede invocar a Dios si se le pregunta de donde vienen las leyes f√≠sicas, que hab√≠a antes del big bang o si el cosmos tiene limites.¬† Esta es la frontera de los descubrimientos de la cosmolog√≠a moderna. Lo que hay mas all√° trasciende las respuestas que los datos y teor√≠as disponibles¬† pueden proporcionar.¬† Pero, si recordamos, esta frontera no es fija. Siempre la ciencia la esta empujando un poco mas. Ahora mismo dos ideas interesantes empiezan a barajarse‚Ķ la cosmolog√≠a inflacionaria y la teor√≠a de las cuerdas que pueden dar respuesta a estas inc√≥gnitas moviendo nuevamente la frontera del conocimiento‚Ķ ¬ŅNo significa esto que lo desconocido¬† es un lugar para explorar¬† y no un misterio eterno controlado por la voluntad de Dios?
El Dios de los cient√≠ficos religiosos es el Dios de los vac√≠os.¬† Newton es uno de los mas grandes intelectos de la historia humana. Sus leyes del movimiento y de la gravitaci√≥n universal dan cuenta de los fen√≥menos c√≥smicos¬† que hasta ese momento los fil√≥sofos no hab√≠an podido explicar. Los planetas se atraen unos a otros y mientras mas planetas hayan mayor es la atracci√≥n y mas dif√≠cil es computar sus orbitas ‚Ķ¬† ¬Ņc√≥mo, con todas estas diversas atracciones y perturbaciones, las orbitas de los planetas se pueden mantener en el¬† sistema solar? De acuerdo con sus propias ecuaciones¬† Newton cre√≠a que los planetas¬† deber√≠an haber ca√≠do en el sol o¬† escapado al espacio sideral bastante tiempo atr√°s ¬ŅC√≥mo, entonces,¬† el sistema solar y el cosmos pueden mantener el orden y la durabilidad? Newton concluye en ‚ÄúThe Principia‚ÄĚ que Dios debe ocasionalmente intervenir para que las cosas mantengan su lugar.¬† Seg√ļn Newton las hip√≥tesis metaf√≠sicas o f√≠sicas no tienen cabida en la filosof√≠a experimental. Lo que¬† queremos, dice,¬† son datos inferidos¬† directamente de los fen√≥menos f√≠sicos. Sin embargo,¬† en la ausencia de estos datos Newton esta dispuesto a invocar a Dios.
Cien a√Īos mas tarde Laplace en ‚ÄúTraite de Mecanique Celeste‚ÄĚ demostr√≥ que el sistema solar mantiene su estabilidad por periodos mucho mas largos que los que Newton predijo. Su teor√≠a de la perturbaci√≥n le permiti√≥ analizar los efectos acumulativos de una gran cantidad de peque√Īas fuerzas que¬† contribuyen a la estabilidad¬† del sistema solar. Cuando le dio su tratado a Napole√≥n, seg√ļn se cuenta,¬† este le pregunto‚Ķ¬† ¬ŅY que papel juega Dios¬† en la construcci√≥n y regulaci√≥n de los cielos?¬† Laplace respondi√≥‚Ķ ‚ÄúSe√Īor,¬† no tuve necesidad de esa hip√≥tesis‚ÄĚ.cientificos antrax
Durante  la mayor parte de la historia humana la esfera celestial fue considerada el dominio de la Divinidad porque nadie podía explicar como funcionaba. Todo esto empieza a transformarse  a partir del siglo XVI con los trabajos y el genio de físicos como Copérnico, Kepler, Galileo, Tycho Brahe,  Newton y  mas tarde  Maxwell, Heisenberg, Einstein y muchos otros que descubrieron las leyes fundamentales del mundo físico  y proporcionaron explicaciones racionales de los fenómenos naturales. Hoy día, gracias a estos descubrimientos, el universo es objeto de los métodos e instrumentos de la ciencia que lo convierte en un lugar de conocimiento demostrable.
Para mantener su autoridad y poder,¬† la Iglesia respondi√≥ con¬† una sorprendente inversi√≥n filos√≥fica‚Ķ las leyes de la f√≠sica son incontrovertibles y es la prueba de la sabidur√≠a de Dios. El ‚Äúuniverso de relojer√≠a‚ÄĚ , una imagen bastante¬† popular en el siglo XVII, es un universo ordenado, racional y predictible debido a los mecanismos confeccionados y dirigidos por Dios y sus leyes f√≠sicas. El problema es¬† que a partir del siglo XIX los astrof√≠sicos empezaron a desenmascarar el verdadero car√°cter del universo.¬† El acceso a la luz invisible que los nuevos telescopios¬† hace posible¬† empieza a revelar un cosmos en donde abunda el caos. Monstruosos rayos¬† gamma¬† estallan, estrellan explotan, hoyos negros disturban el vecindario estelar, las galaxias¬† chocan o se canibalizan unas a otras, orbitas planetarias o estelares inestables, etc. etc.¬† Nuestro propio sistema solar¬† esta expuesto a asteroides y cometas que chocan constantemente con los planetas. Uno de ellos casi barrio con la mayor parte de la¬† flora y fauna de la Tierra. El Universo, en verdad,¬† no funciona como un reloj¬† y el orden que lo sostiene¬† esta salpicado de destrucci√≥n, violencia y hostilidad.¬† No muy hospitalario, que digamos.
La versi√≥n contempor√°nea del universo de relojer√≠a es el ‚Äúdise√Īo inteligente‚ÄĚ que postula¬† la idea de que una¬† entidad¬† poseedora de una capacidad mental inmensamente mayor que la nuestra creo el mundo f√≠sico y todas las cosas que no¬† podemos¬† explicar cient√≠ficamente. El problema con esta creencia¬† es que si este es¬† un dise√Īo inteligente‚Ķ ¬Ņdonde encajamos todo lo que refleja falta de inteligencia?¬† Dise√Īos est√ļpidos, ensayos biol√≥gicos fracasados y organismos sin salida abundan en la naturaleza‚Ķ ¬ŅComo los explicamos sin caer en contradicci√≥n con esta S√ļper Inteligencia?
La ciencia es una filosof√≠a de descubrimiento.¬† El dise√Īo inteligente, una filosof√≠a est√©ril. Es imposible crear un programa de descubrimiento si de partida¬† creemos que nadie es lo suficientemente inteligente¬† para descifrar o responder¬† a una inc√≥gnita‚Ķ¬† ‚ÄúNo sabemos¬† lo que es esto y no sabemos¬† como funciona. Demasiado complicado para la inteligencia humana¬† para descodificarlo. Tiene que ser el producto de una inteligencia superior‚Ķ‚Ä̬† Es cierto que¬† la ciencia no posee todas las respuestas que el mundo plantea y¬† lo mas probable es que haya un limite para lo que la mente humana pueda conocer‚Ķ Pero,¬† si no podemos resolver un problema ahora no significa que nadie lo pueda resolver.¬† En¬† un tiempo la gente cre√≠a que los rayos los enviaba Zeus. Hoy d√≠a nadie cree esto. Los rayos¬† son parte de la tormenta y¬† sabemos como, cuando y donde una tormenta comienza.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario