Ago 5 2012
2859 lecturas

Sociedad

Estados Unidos, domingo sangriento: otra matanza, esta vez en un templo

Domingo cinco de agosto en el poblado de Oak Creek, en el estado de Wisconsin; los fieles oran en el templo Sije de la localidad. Al filo de las 10,30 de la ma√Īana la polic√≠a recibi√≥ la primera llamada: estaban acorralados. Era un hombre el que disparaba. Hab√≠a heridos, quiz√° muertos.| ALEJANDRO TESA.

 

El primer polic√≠a en llegar al lugar fue recibido a balazos en el estacionamiento cuando se aprestaba a dar ayuda a un herido; recibi√≥ varios disparos y ‚ÄĒal parecer‚ÄĒ agoniza en el hospital de la capital estatal, Milwaukee. Un segundo oficial zanj√≥ el asunto eliminando al francotirador.

 

Los fieles sijes (sikhs seg√ļn graf√≠a inglesa) se aprestaban para un refrigerio comunitario previo a los servicios religiosos que iban a tener lugar a las 11.30. El templo acoge a alrededor de 500 creyentes (se estima que en todo el mundo son unos 23 millones).

 

La religi√≥n sije se origin√≥ en el norte de India, en la regi√≥n de Panyab (Punjab) alrededor del siglo XVI de la era cristiana en el contexto de la invasi√≥n musulmana y la resistencia hinduista; practican la igualdad entre los seres humanos sin discriminaci√≥n alguna. Fuera de India los n√ļcleos m√°s grande de sijistas se encuentran, en Occidente, en el Reino Unido, Canad√° y Estados Unidos; en Oriente en Malasia y Singapur.

 

Al llegar al lugar del culto en Oak Creek, al sur de Milwaukee, el grueso de las fuerzas policiales ya todo hab√≠a terminando. En total siete asesinados y un n√ļmero indeterminado de heridos ‚ÄĒalgunos graves‚ÄĒ que fueron derivados a centros asistenciales. Entre los fallecidos el jefe espiritual de la comunidad.

 

Al caer la tarde del domingo no se conoc√≠an las razones de la balacera ni el nombre del francotirador; la escena que encontraron las fuerzas del orden fue, en todo caso dantesca: heridos y muertos fuera y dentro del templo, sobrevivientes escondidos en armarios, ni√Īos y mujeres en estado de aterrorizada estupefacci√≥n.

 

Conocidos los hechos, tanto el presidente Obama como su pr√≥ximo rival electoral, Romney, hicieron llegar sus condolencias a las familias de las v√≠ctimas y la solidaridad de estilo a los dem√°s. Nadie se atreve a aventurar si ante el luctuoso suceso ‚ÄĒfresca en la memoria la matanza cuando el estreno de Batman‚ÄĒ alguno de los dos pol√≠ticos asociaron el dolor y el terror que causan con aquel otro terror y dolor que en el extranjero ocasiona el gobierno de EEUU con su pol√≠tica de bombardeos y asesinatos selectivos.
‚ÄĒ‚ÄĒ
Fuente:
Agencias de noticias.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario