Feb 23 2012
801 lecturas

Economía

Estados Unidos: el negocio del encierro

Es una empresa en plena expansi√≥n y ya factura en Estados Unidos m√°s de 5.000 millones de d√≥lares, como se dice en Cuba: por lo bajito. ¬ŅCu√°l es? Las c√°rceles privadas. Tan bien les va, que la mayor empresa de su tipo, Corrections Corporation of America, propuso a 48 estados norteamericanos comprarle sus centros de detenci√≥n. ¬ŅPor qu√©?| OLIVER ZAMORA ORIA.*

 

La CCA, seg√ļn sus siglas, tiene 37 grupos de presi√≥n al servicio de sus intereses, sobre todo en el Congreso, una muestra del poder creciente de este sector y de c√≥mo funcionan las empresas privadas en ese pa√≠s.

 

¬ŅEn qu√© consiste el negocio? ¬ŅPor qu√© es tan lucrativo?

 

Los estados deben pagarle a las c√°rceles privadas un monto millonario todos los a√Īos por prestar este servicio; se calcula que las prisiones le cuestan al pueblo estadounidense m√°s de 1.700 millones de d√≥lares todos los a√Īos, pero no es √©sta v√≠a la mayor entrada de dinero: por ley, en Estados Unidos las empresas privadas pueden contratar su mano de obra en los centros penitenciarios, y eso si es un negocio redondo.

 

F√≠jense‚Ķ en las prisiones no hay huelgas, los reos est√°n disponibles el tiempo necesario, no se pagan horas extras ni vacaciones, no hay llegadas tardes ni problemas familiares, y el sueldo, es lo m√°s estimulante para los gerentes, el sueldo consiste en centavos la hora. Seg√ļn algunos analistas, esta mano de obra barata estimula las inversiones y el regreso de muchas empresas que dejaron el pa√≠s para invertir en Asia.

 

¬ŅEl peso productivo? Seg√ļn estudios, en la d√©cada pasada las prisiones produjeron el 100% de los cascos militares, porta municiones, chalecos blindados y otros aditamentos militares.

 

El todopoderoso Complejo Militar Industrial parece ser un consumidor muy importante, pero no el √ļnico. Las prisiones tambi√©n tienen entre sus clientes a las compa√Ī√≠as privadas dedicadas a la industria ligera, enseres dom√©sticos y art√≠culos de oficinas. Esclavitud legalizada en pleno siglo 21 en la mayor democracia del mundo.

 

Si eso fue en la d√©cada pasada, y el auge se registra en los √ļltimos a√Īos, es de suponer que la demanda de mano de obra barata, en medio de la crisis, sea mayor a la altura de 2012.

 

En los √ļltimos a√Īos, los due√Īos de las c√°rceles privadas han visto en los indocumentados la gallina de los huevos de oro. Seg√ļn algunas ONGs proinmigrantes, estos se√Īores se gastaron entre 1999 y 2009 m√°s de 20 millones de d√≥lares en cabildeo para lograr una mayor cantidad de leyes contra los indocumentados, incluso fueron uno de los grandes patrocinadores de la famosa ley en Arizona, que posteriormente se replic√≥ en otras regiones del pa√≠s.

 

Anualmente se arrestan a 400.000 inmigrantes, quienes van a parar prisiones federales o estatales, privadas o p√ļblicas. Este exitoso negocio explica, en parte, por qu√© Estados Unidos tiene el 25 por ciento de la poblaci√≥n carcelaria del planeta.

 

La ecuación es muy simple: más presos… más dinero.
‚ÄĒ‚ÄĒ
* Periodista.
En www.cubadebate.cu.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario