Ago 17 2012
1735 lecturas

OpiniónSociedad

Estados Unidos: las monjas alzadas no se bajan del caballo

Son alrededor de 57.000, unas 45.000 adquirieron un feo vicio contempor√°neo: el asamble√≠smo; se democratizaron por la base y como en las lejanas comunidades donde comenz√≥ a prender el cristianismo, toman las decisiones que ata√Īen a su vida, su fe y relaciones con los dem√°s en conjunto.
Discuten el sentido de su misión, exigen ser reconocidas por la Iglesia en un plano de igualdad con los sacerdotes e integrantes de la jerarquía. Les va mal.| RIVERA WESTERBERG.*

 

Avanza el conflicto entre la Conferencia de Direcci√≥n de mujeres religiosas estadounidenses y la jerarqu√≠a del Vaticano; las monjas agrupadas, que representan al 80 por ciento del total en el pa√≠s, han sido acusadas de extremadamente liberales, de no sostener como es debido las ense√Īanzas de la Iglesia en cuanto a que las mujeres no pueden acceder al sacerdocio, su posici√≥n al menos ambigua respecto de la homosexualidad ‚ÄĒy la misma sexualidad humana‚ÄĒ, no pronunciarse con fuerza con los m√©todos contraconceptivos ‚ÄĒincluyendo el aborto‚ÄĒ y callar sospechosamente frente a la eutanasia.

 

El pasado abril la Congregaci√≥n para la Doctrina de la Fe, complet√≥ una investigaci√≥n de m√°s de dos a√Īos con la conclusi√≥n de que el grupo adolec√≠a de ‚Äúgraves problemas doctrinarios‚ÄĚ, incluso en acciones que socavan las ense√Īanzas cat√≥licas sobre el sacerdocio exclusivamente masculino, el matrimonio y la homosexualidad.

 

Probablemente Estados Unidos sea el pa√≠s occidental donde se expresan con mayor fervor ‚ÄĒa veces tambi√©n con sectarismo y violencia‚ÄĒ las diversas corrientes surgidas del tronco cristiano en los √ļltimos siglos. Diversos sondeos entre la poblaci√≥n se√Īalan que una mayor√≠a cree con firmeza en los √°ngeles, que √©stos pueden comunicarse con los seres humanos, que la Biblia aporta una cronolog√≠a exacta de la historia del Universo, que las leyes de la evoluci√≥n son patra√Īas, que la resurrecci√≥n ser√° un hecho, que la Jerusal√©n Celestial se acerca para recoger a los justos‚Ķ

 

El marem√°gnum desordenado, a ratos ca√≥tico que entrelaza iglesias y fieles, que es EEUU ‚ÄĒde hecho en la pr√°ctica todas las religiones del mundo tienen all√≠ congregaciones, aunque en ocasiones sus actos de fe terminen acallados a balazos disparados por otros creyentes‚ÄĒ el catolicismo romano aporta, despu√©s de Brasil y M√©xico, el mayor n√ļmero de bautizados del mundo por pa√≠s.

 

No es una iglesia monolitica, empero, y en el seno del catolicismo vaticanista conviven, no siempre relacionados, cat√≥licos modernos urbanos, fieles de fe campesina y sencilla, ritos entremezclados con creencias precolomnbinas y otras llegadas de √Āfrica, Suram√©rica y el Caribe en tanto existen algunas comunidades, de tipo fundamentalista, que eligen regresar a las fuentes del pensamiento cristiano de los primeros tiempos.

 

Es de recordar, por otra parte, que el clero masculino estadounidense se ha visto en los √ļltimos a√Īos sacudido por diferentes esc√°ndalos de tipo sexual (homosexualismo, pedofilia, pornograf√≠a) y tambi√©n de √≠ndole financiera ‚ÄĒla Iglesia en este pa√≠s es la que m√°s aporta a las arcas vaticanas y curas-financistas y curas-banqueros vienen manejando buena parte del tesoro papal.

 

Conviene tener presente, adem√°s, que no obstante el profundo conservadurismo de la sociedad, en en Estados Unidos donde emergen y desde donde se desplazan por el planeta modas, h√°bitos y procederes sociales que impactan con fuerza en otras tierras, en algunos casos con el efecto de sacudir las costumbres tradicionales de las sociedades. El movimiento ¬ęjipi¬Ľ, por ejemplo, a fines de la d√©cada de 1961/70 o las protestas de corte anarquista contra la mundializaci√≥n de la econom√≠a, en Seattle, 1999.

 

Las formas del feminismo de la segunda mitad del siglo XX, con un interesante desarrollo te√≥rico y formidable √≠mpetu protestatario tambi√©n se originaron all√≠, como el amplio movimiento homosexual de San Francisco que permea en la actualidad la conducta y acci√≥n¬Ľgay¬Ľ en todo el mundo, con la particularidad de ser una lucha extendida a otras causas pol√≠ticas y de derechos humanos.

 

Una sociedad cuyos grandes centros urbanos se debaten entre la tradici√≥n, el fundamentalismo religioso en su vertiente sectaria, los imperios de la moda y √ļltimamente la preconciencia de su decadencia econ√≥mica, pol√≠tica y militar ‚ÄĒmatizada por la cesant√≠a y ya el conocimiento de que las mayor√≠as son miserablemente explotadas‚ÄĒ no es el mejor terreno para mantener una parte de la Iglesia Cat√≥lica aferrada a usos y costumbres medievales.

 

El 80% de las monjas de EEUU en conflicto con el Vaticano no se niegan al diálogo con la jerarquía, pero sí a comprometer la integridad de su misión evangélica tal como la sienten en el contacto cotidiano con sus contemporáneos.

 

Al parecer, y concluy√≥ hace pocos d√≠as una reuni√≥n entre las rebeldes y altas autoridades vaticanas, cuyos resultados se analizan por las comunidades de religiosas involucradas, el papado no termina de comprender la trascendencia de la rebeli√≥n; en cierto modo su conducta puede asemejarse a la de las autoridades ‚ÄĒciviles‚ÄĒ chilenas respecto del movimiento estudiantil: emplear la violencia de la autoridad contra los estudiantes, tergiversar los reclamos, esconder las causas fundamentales de problema.

 

Y esa actitud, quemada que fue, y apagada, la √ļltima hoguera ya no es soluci√≥n.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Coment√°rio

Comentarios

  1. edgar
    2 abril 2013 19:31

    Es lamentable las actitudes de estas hermanas,quienes mas bien el aspecto material que la entrega a Dios con el verdadero ejemplo,por las expresiones de estas hermanas ellas debian analizar su ¬ęVOCACION¬Ľ si es para ser esposas de Cristo o ser mundanas,egoistas y sobre todo materialistas, yo no creo que ingresen a una Congresacion a tomar posturas nada bien aceptadas por los catolicos, tratando de sorprender con posturas que no guarda relacion con los objetivos y vision de la IGLESIA MATER,DEBEMOS ORAR MUCHO POR ESTAS RELIGIOSAS,que dejaron el habito para segun ellas parecerse a las mujeres no religiosas, son una verguenza para los que segimos a Cristo,.