Mar 29 2019
301 lecturas

Libro de la semana

Evasión y elusión fiscales, obstáculos para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030: CEPAL

 

Estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señalan que la deuda pública bruta de los gobiernos centrales de 18 países de América Latina aumentó, en promedio, del 39,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017 al 42,3% en 2018. Esta diferencia de 2,9 puntos porcentuales refleja el sesgo producido por el comportamiento del nivel de endeudamiento en Argentina.

En el informe Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019Políticas tributarias para la movilización de recursos en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la CEPAL reporta que el costo de la evasión y elusión fiscales en la región alcanzó el 6,3% del PIB en 2017, equivalente a 335 mil millones de dólares. Además, los flujos ilícitos derivados de la manipulación del comercio internacional de bienes llegaron a los 85 mil millones de dólares en 2016; es decir, alrededor del 1,5% del PIB latinoamericano.

Mientras tanto, los ingresos totales no mostraron cambios en 2018 en comparación con el nivel del año anterior (18,1% del PIB). Si bien en América del Sur ganaron mayor dinamismo, en Centroamérica y México pasaron de 16,9% en 2017 al 16,4% del PIB en 2018, como resultado de una disminución de los ingresos no tributarios y una ralentización de la recaudación tributaria, especialmente de los impuestos asociados con el consumo.

La situación ha impactado en la baja del gasto público, el cual se contrajo de un 21,3% en 2017 a un 21,1% del PIB en 2018. Destacó la reducción registrada en los gastos de capital del 3,6% en 2017 al 3,2% del PIB en 2018, el nivel más bajo desde 2007. Se observó también una reducción del gasto corriente primario en América del Sur que podría ejercer presión a la baja sobre el gasto social.

“Los sistemas tributarios tienen como principal objetivo recaudar ingresos para el funcionamiento del Estado, proveer bienes y servicios públicos y financiar el gasto público social, entre otras acciones, es frecuente que los gobiernos usen la estructura tributaria para promover ciertos objetivos de política económica, entre otros el de incentivar el ahorro y la inversión, estimular el empleo o proteger la industria nacional, y promover o desincentivar consumos de ciertos bienes y servicios. En los casos en que se utilizan desgravaciones para perseguir esos objetivos, el sistema tributario cumple un rol similar al del gasto público, pero por la vía de la renuncia del Estado a la recaudación que le correspondería obtener de determinados contribuyentes o actividades”, se cita en el Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019.

El estudio subraya que el comportamiento de la economía, en particular, de la política tributaria, tiene repercusiones en la disposición de recursos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) contenidos en la Agenda 2030 impulsada por Naciones Unidas, en dimensiones como la desigualdad, la pobreza, el bienestar de mujeres, ancianos, jóvenes y otras poblaciones vulnerables.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, presentó el Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019, en el marco del XXXI Seminario Regional de Política Fiscal, celebrado en Santiago de Chile, los días 25 y 26 de marzo. El evento reunió a funcionarios de Hacienda, expertos de organismos internacionales, así como a representantes de la academia y organizaciones de la sociedad civil.

Genaro Rodríguez Navarrete|-ALAI

Ver documento completo:
  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario