Ago 13 2012
1477 lecturas

Política

Fascismo y nazismo a la luz de la política venezolana

La ignorancia de Capriles —candidato a la Presidencia de la República— lo lleva confundir nazismo con fascismo. El nazismo es la manifestación concreta que asumió el fascismo en un país concreto, la Alemania de fines de los años 30 y comienzos de los 40 del siglo pasado. De manera que el nazismo fue fascista, pero ha habido otros fascismos.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

¿Qué caracteriza al fascismo? Se trata de un régimen instaurado por el gran capital para enfrentar un movimiento popular en ascenso, por medio del terror y del exterminio. En Alemania y en Italia, el fascismo surge como respuesta al crecimiento de los partidos comunistas y de las luchas de la clase obrera. En Alemania la gran propaganda hecha sobre la persecución de los judíos, que la hubo, por supuesto, ha servido para ocultar la que se dio contra los comunistas y los dirigentes obreros.

 

En España, el fascismo aparece para derrocar a la República Española, un gobierno popular de inspiración socialista y con gran apoyo del pueblo, que luchó heroicamente contra una fuerza criminal respaldada por los fascistas alemanes e italianos, inclusive con intensos bombardeos aéreos.

 

Reciente tenemos el ejemplo de Chile, cuando el fascismo se corporeizó en Augusto Pinochet y el gorilismo militar, para dar al traste con el gobierno del socialista y antiimperialista Salvador Allende. Los golpistas arrasaron, a sangre y fuego, al movimiento popular que venía avanzando en organización y conciencia.

 

Dentro de esos parámetros no cabe duda de que el golpe de Estado de abril de 2002 en Venezuela, donde participaron activamente personajes como Capriles y Leopoldo López, fue un evento fascista. El gran capital promovió esta intentona para tratar de acabar con la Revolución Bolivariana y cargar con furia y terror, como lo hizo durante dos días, contra el movimiento popular en crecimiento

 

¿Miente entonces Chávez cuanto tilda a Capriles de fascista?
Para nada, eso es lo que es el personajillo. Tal como ocurrió en Alemania, el fascismo está tratando de llegar al poder mediante elecciones, pero eso no cambia para nada su carácter. Vendría con la misión de acabar con el movimiento popular por medio de la represión desenfrenada y con el objetivo de salvaguardar los intereses del gran capital: fascismo puro, no importa cómo se disfrace.

 

En un gobierno de la derecha, la represión y el terror contra el pueblo serían inevitables. Las razones las ha expresado Chávez: “¿Quién puede pensar que el pueblo se va a dejar quitar la Misión Barrio Adentro, las viviendas, la educación gratuita? Nadie, por eso insisto: a la clase media e incluso a los ricos les conviene que siga gobernando en el país este soldado”.

 

Bueno, a los fascistas no les incomoda en absoluto el olor de la sangre. Si lo consideran necesario, batirán los tambores de la guerra en defensa de sus intereses, ya lo han demostrado de mil maneras.

 

Ayer denunció José Vicente Rangel que los ataques contra el CNE se están incrementando por parte de la derecha. La verdad es que la posición ante las elecciones y el árbitro está generando una dura pelea en el campo opositor, tal como hemos señalado varias veces. En un blog derechista —Gainza&Edmat Winds— se describe una reunión que se dio en una casa del Country Club, donde participaron dirigentes opositores y hubo una charla del rector Vicente Díaz.

El blog describe comentarios que se dieron después de tal reunión y carga contra los “electoralistas”:
“Valero da un paso más, y describe su acto de fe sobre el secreto del voto, cuando dice: ‘El secreto del voto está garantizado. Amigos, no voy a entrar en detalles técnicos pero le creo al rector Díaz, entre otras razones porque durante el proceso de votación las maquinas no trasmiten, están desconectadas. Son como un celular al que se le quita la pila, sigue siendo un teléfono pero no comunica….’.
“Lo que no dice el autor, es que el Rector no tiene ni idea del mundo técnico de la computación, simplemente porque su profesión es del mundo social”.

 

Refiriéndose a la posición de los “electoralistas”, el blog continúa afirmando:
“Si bien centraron la crítica en las personas de Poleo y el Gral. Peñaloza, se dejó entrever entre los asistentes, que desde ESDATA hasta Peñaloza, hay personas —que viven cómodamente en el extranjero— y grupúsculos locales, que están abonando el terreno para cantar fraude el 8 de octubre, entre otras cosas, porque están convencidos de que la final será cabeza a cabeza con un pequeña ventaja para el candidato del oficialismo”.

 

Y luego asume la defensa de los criticados:
“Es público y notorio, que desde hace tiempo los grandes medios (TV-prensa-radio), salvo El Nacional y El Nuevo País, no le dan espacio a los objetores del sistema electoral electrónico. Porque cuando una periodista como la que entrevistó anoche a los ingenieros, no se atreve a invitar a los que tienen una opinión técnica distinta, uno debe concluir, que ella o el medio tienen la línea de ‘invisibilizar’…Es fácil concluir, que lo que viene es una ofensiva comunicacional basada en actos de fe, y en la descalificación, o peor aún, la “invisibilización” de los objetores del sistema electoral electrónico”.

 

Por su parte, el propio Carlos Peñaloza insiste en sus posiciones: “El CNE y algunos ‘técnicos’ de la oposición aseguran como un acto de fe que el fraude con las mesas no auditadas es imposible porque su escogencia es hecha en público y al azar. Con testigos en todas las mesas esta selección sería transparente, pero el fraude no está allí. La trampa puede armarse después de la transmisión de la data desde las máquinas de votación a la sala de conteo del CNE. No se ha podido saber las razones por las cuales el CNE, el Grupo La Colina y Ojo Electoral (Grupo Gumilla), dicen a coro que con el permeable andamiaje electoral existente, el fraude es imposible. Ese pudiera ser el gran misterio de las elecciones 2012”.

 

Hay preguntas cuyas respuestas no son fáciles: ¿cuál de estas dos tendencias impondrá finalmente la agenda de la oposición? Eso está por verse. Y también: ¿Cuál es la real posición del candidato Capriles y su comando? Probablemente no estén descartando ninguna de las posibilidades.

 

“Cultura”, “libertad” y otros sapos.

Representantes de la cultura burguesa se reunieron el fin de semana para manifestar su apoyo a Capriles. No eran muchos, es verdad, pero algunos tienen bastante proyección mediática. En general, dijeron las sempiternas pendejadas espiritualistas e intelectualoides movidas por la intención de recuperar el poder institucional que han perdido.

 

Una convidada fue Carmen Ramia, dama que forma parte de lo que es conocido en el medio como “las bichas de la cultura”. Pero en realidad solo queremos comentar algo dicho por el “poeta” farandulero Leonardo Padrón, quien afirmó :
“Quiero escribir historias para cuestionar la realidad, quiero olvidar una pandemia llamada autocensura, quiero contemplar en cada cadena solo uniformes de beisbol y vinotinto, por eso me cuesta entender aquellos creadores que no opinan y no toman posición”.

 

Padrón “cuestiona la realidad” escribiendo telenovelas rosa que reciclan toda la basura, y todos los mitos y prejuicios de la cultura decadente burguesa en torno a temas como el amor de pareja, las relaciones humanas marcadas por el materialismo, el egoísmo y las intrigas más denigrantes. Y el hombre no escatima palabras para dejar sentado su sueño restaurador, que incluye la liquidación de importantes logros revolucionarios, como la Ley Resorte:
“Imagino ser un escritor sin una ley Resorte que insulte la naturaleza de mi oficio, imagino dejar de recibir advertencias”.

 

Este sujeto, que se finge poeta tocado por el privilegio de la sensibilidad (otro gran mito cultural burgués), ha amasado mucho dinero envenenado la mente de la gente con sus subproductos literarios. Y defiende, claro está, el concepto burgués de la libertad, según el cual los individuos pueden hacer lo que les venga en gana, sin controles de ningún tipo, así sea pisoteando los intereses colectivos. Es la “libertad” de porquería que tiene al mundo como está.

 

Entretanto, otros dos grandes defensores de la libertad se reunieron en Turquía: la secretaria de Estado estadounidense Hilary Clinton y su homólogo turco, Ahmet Davutoglu. La Clinton dijo después de la reunión, en el colmo del descaro, que
“Los servicios de espionaje y los militares estadounidenses jugarán a partir de ahora un papel mucho más importante en la crisis de Siria para facilitar la caída del régimen de Damasco”, y añadió:
“Ahora tenemos que entrar en los verdaderos detalles de la planificación de operaciones; será compartida por los dos gobiernos y nuestros servicios de espionaje y militares tienen una responsabilidad muy importante y un rol que jugar”.

 

La secretaria de Estado afirmó:
“Estamos gastando unos 25 millones de dólares en este tipo de equipos destinados a la sociedad civil y los activistas”.

 

Esta declaración intervencionista sin tapujos no ha despertado en el mundo mayor controversia y el canalla Ban ki-moon no dice ni pío, por supuesto. ¡Cuánto excremento recorre las cloacas de este mundo de hoy!.
——
* Periodista

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Ana Teresa Párraga
    13 agosto 2012 21:53

    Querido Nestor: siento tener que ubicarte de este modo pero no he encontrado otro. Necesito urgente una asesoría, consejo o algo así tuyo. Déjame encontrarte plis. Recibe un abrazo. Soy ex CORPA, ( Investigación )