Jun 26 2012
1808 lecturas

PolíticaSociedad

Guatemala: los kaibiles marchan de nuevo

Desde la firma de la Paz en 1996, los “kaibiles” un comando de fuerzas especiales que surgió en 1974 para combatir a la insurgencia, se han enfocado en otras tareas, una de ellas ha sido el combate al narcotráfico y el crimen organizado; sin embargo esta nueva proyección no es aprobada por especialistas en seguridad que consideran que esta lucha debe realizarse desde los cuerpos civiles.| CERIGUA.*

 

De acuerdo con un artículo publicado en Siglo 21, al menos 90 miembros de la Brigada de Fuerzas Especiales Kaibil participan en la lucha contra el narcotráfico, y aunque los mandos del ejército consideran que ha sido una decisión acertada, analistas tienen dudas sobre la eficacia de esa estrategia.

 

Los kaibiles se dividen en dos grupos, el Especial de Interdicción y Rescate (GEIR) y las Fuerzas Especiales Navales, la primera, especializada en el combate en áreas urbanas, donde comúnmente se desarrollan las acciones del crimen organizado, mientras que las fuerzas de mar tienen bajo su responsabilidad el ataque al narcotráfico y otros ilícitos en el espacio marítimo.

 

Sin embargo, estas nuevas actividades del grupo especial son vistas con recelo por parte de algunos analistas: con una estructura tan poco confiable, acercar el ejército al narcotráfico es un arma de dos filos, señala David Martínez Amador, miembro de la Red de Investigadores Sociales (Insumisos) con sede en Mazatlán, Sinaloa.

 

A decir de Martínez, poner militares en áreas rojas es una forma de tapar el sol con un dedo y la medida no es por sí sola eficiente pues el ejército de Guatemala no pasa por controles de verificación. Según el investigador, la mayor contribución de este grupo ha sido “nutrir las filas de grupos como Los Zetas”, lo que se convierte en otras de las objeciones al empleo de kaibiles en la lucha contra el crimen organizado”.

 

Rony Urízar, vocero del ejército, indica que únicamente 14 kaibiles han formado parte de esas estructuras, de los 6 mil 800 efectivos que se han graduado de la escuela desde 1975.

 

Rosa de León Escribano, del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (IEPADES) considera que el combate del crimen organizado es una responsabilidad de las tareas de inteligencia y de investigación criminal y no una cuestión de choque de fuerzas. Es más importante abordar temas como el lavado de dinero y activos, además de blindar las instituciones de Gobierno y las fronteras, para lo cual el empleo de la fuerza kaibil no es la línea que debe seguirse, señaló De Léon.

 

En el pasado las fuerzas kaibiles participaron en la violación a derechos humanos, ejemplo de ello es la masacre de Las Dos Erres, donde más de 200 personas fueron asesinados de manera brutal; la justicia guatemalteca comprobó la participación de kaibiles y cuatro de ellos fueron condenados a 6 mil 30 años de prisión por ese hecho, en agosto de 2011.
——
* Centro de Reportes Informativos Sobre Guatemala (http://cerigua.blogspot.com)
En www.argenpress.info.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario