Jun 28 2012
1169 lecturas

Opinión

Guerra psicológico-informativa, la estrategia imperial del siglo XXI

El mundo vive un periodo de terror, manipulación y horror que solo es comparable con los periodos mas tristes de la historia de la humanidad, las guerras mundiales. A algunos, esta afirmación le puede parecer catastrofista e hiperbólica, pero los hechos, los irrefutables hechos, demuestran que la humanidad se encuentra enfrascada en una guerra que se esta desarrollando en sus mismas narices, aunque muchos no la vean.| DAVID URRA.*

 

Guerra que le ha impuesto el “eje de la guerra”, con fines oscuros y malévolos, donde lo más importante es “acomodar” al mundo a su conveniencia y desbaratar toda resistencia a sus designios hegemónicos.

 

Para lograr estos objetivos se ha ideado la estrategia mas soez que mente humana, si es que se les puede catalogar como tal, haya creado, con el empleo de todos los medios a su disposición para bloquear nuestras mentes y hacernos creer que el mundo virtual que nos presentan los medios de “confusión” masiva, es la realidad que debemos aceptar y acoger como ejemplo de “prosperidad” y “bienestar”.

 

La historiadora belga Anne Morelli expone en su libro Principios elementales de la propaganda de guerra (utilizables en caso de guerra fría, caliente o tibia) presenta como se manipulan las mentes para lograr los objetivos trazados.

 

Nosotros no queremos la guerra
“Siempre he intentado que se revisara el estado de cosas por medios pacíficos. Es una mentira pretender que nosotros hayamos recurrido siempre a la violencia. En cada caso, y no sólo una vez sino varias, he intentado conseguir modificaciones indispensables por la vía de las negociaciones (…) Ha sido en vano que yo intentara resolver amistosamente las cuestiones de Austria, de los Sudetes, de Bohemia y Moravia (…) Yo quiero que entre las relaciones de Alemania y Polonia se produzca un giro que haga posible una colaboración pacífica entre los dos pueblos.”
A. Hitler (1 de septiembre de 1.939, anunciando ante el Reichstag la invasión de Polonia).

 

El adversario es el único responsable de la guerra
“Los belicistas más declarados se esfuerzan por hacerse pasar por corderos y echar toda la culpa del conflicto a su enemigo.
”Lo más frecuente es que consigan convencer a su opinión pública (y quizás también a ellos mismos) de que se trata de una legítima defensa.”
Anne Morelli.

 

“La OTAN ha sido desafiada con un cinismo sorprendente: ¿podrá la primera potencia armada del globo justificar durante mucho tiempo su espera?”
Diario Le Soir (Francia, 18 de abril de 1999).

 

El enemigo tiene el rostro del demonio
(0 el horrible de turno)

“Pero, en la medida que sea posible, hay que demonizar a este líder enemigo, presentándolo como un ser inmundo que hay que derribar, como el último de los dinosaurios, como un loco, un bárbaro, un criminal diabólico, un carnicero, un perturbador de la paz, un enemigo de la humanidad, un monstruo…
“Y es de ese monstruo del que vienen todos los males.
”El fin de la guerra sería pues capturarlo y su derrota significaría la vuelta inmediata a la moral y la civilización.”
Anne Morelli.

 

Enmascarar los fines reales de la guerra presentándolos como nobles causas
“¿Hay algún hombre o mujer —qué digo, hay siquiera un niño— que no sepa que la semilla de la guerra en el mundo moderno es la rivalidad industrial y comercial?… Esta guerra ha sido una guerra industrial y comercial.”
Woodrow Wilson (presidente de EEUU en 1919, hablando de la Primera Guerra Mundial)

 

“Oficialmente desde el bando aliado los fines de la guerra se resumían en tres puntos:
 acabar con el militarismo
, defender a las pequeñas naciones
, preparar el mundo para la democracia
”. Estos objetivos, muy honorables, se repitieron casi textualmente en la víspera de cada conflicto, aunque no coincidieran más que un poquito -o nada- con los objetivos reales.”
Anne Morelli

 

El enemigo siempre provoca atrocidades a propósito, si nosotros cometimos errores, es involuntariamente
“Los relatos de las atrocidades cometidas por el enemigo constituyen un elemento esencial de la propaganda de guerra.
(…)
”La criminalidad se convierte en el símbolo mismo del ejercito enemigo, compuesto fundamentalmente por sinvergüenzas sin fe ni ley.”
Anne Morelli

 

“… Si resultaban afectados civiles era porque ¡Belgrado los utilizaba como escudos humanos! Así que los medios occidentales se pusieron de acuerdo para no dar importancia a estos ‘daños colaterales’.”
Anne Morelli

 

El enemigo utiliza armas no autorizadas
(este principio es corolario del anterior)

“Los alemanes eran además maestros —al contrario que los aliados— en el uso militar de los submarinos, los cuales fueron también considerados como el prototipo de arma ‘deshonesta’.
”El torpedeo del Lusitania (1915) fue particularmente explotado y presentado por la propaganda aliada como un acto de bárbara piratería.
(…) el tema de los submarinos como armas fuera de la ley aun fue utilizado en diversas intervenciones por el presidente Roosevelt.”
Anne Morelliç

 

Nosotros sufrimos muy pocas bajas, las del enemigo son enormes

“Con raras excepciones, a los seres humanos en general les gusta adherirse a causas victoriosas. En caso de guerra la adhesión de la opinión pública depende pues de los resultados aparentes del conflicto.
Si estos resultados no son buenos, la propaganda deberá ocultar nuestras terdidas y exagerar las del enemigo.
(…)
”Si respecto a las perdidas humanas existe un optimismo de rigor, lo mismo ocurre en el aspecto financiero: la guerra debe parecer como que no cuesta sangre ni dinero.”
Anne Morelli

 

Los artistas e intelectuales apoyan nuestra causa
“La propaganda … se basa en la emoción … puede decirse que la propaganda y la emoción son y han sido siempre consustanciales.
Pero para crear emoción no se puede confiar en los funcionarios. Hay que dirigirse a profesionales de la publicidad, o bien a artistas e intelectuales, profesionalmente expertos en crear emociones.”
Anne Morelli

 

Nuestra causa tiene un carácter sagrado
“El caballero de Cristo mata consciente y muere tranquilo. Muriendo se salva; matando trabaja para Cristo. Sufrir la muerte o darla por Cristo no tiene nada de criminal y merece una inmensa gloria.”
San Bernardo.

 

“Haced la guerra contra quienes no creen en Dios. Hacedles la guerra hasta que paguen el tributo con sus propias manos y sean sometidos. Cuando os encontréis con infieles, matadles hasta hacer una gran matanza, matadles allí donde quiera que los encontréis, combatidles hasta que ya no haya más desacuerdos y que sólo subsista el culto de Alá…”
El Corán.

 

“La llama de la democracia debe seguir ardiendo. Para conservar esta llama, cada uno de nosotros debe aportar todas sus fuerzas. El esfuerzo personal de cada individuo puede parecer mínimo, pero hay 130.000.000 de individuos, y aun más en Gran Bretaña y en otras partes, que defenderán valientemente la llama de la democracia y de la aniquilación de la barbarie.”
F. D. Roosevelt (1941).

 

Loas que ponen en duda la propaganda de guerra son traidores

“En cualquier guerra, aquel que muestra prudencia, escucha los argumentos de los dos bandos antes de forjarse una opinión o pone en duda la información oficial, es considerado inmediatamente  como cómplice del enemigo.”
Anne Morelli

 

“Cualquiera que exprese directa o indirectamente su simpatía por Alemania en Estados Unidos, debe ser detenido, fusilado, ahorcado o encarcelado para el resto de sus días.”
T. Roosevelt en tiempos de la Primera Guerra Mundial.
 

 

Nos hemos planteado como objetivo desnudar estas falacias y correr el telón imaginario que nos han tendido para modular nuestra conducta y convertir lo real en algo inexistente y lo virtual en una imagen real, instalada en nuestras mentes.

 

La guerra psicológico-informativa que el “eje de la guerra” desarrolla contra más de 60 “oscuros rincones del mundo”, con EE.UU a la cabeza, es sin duda la nueva estrategia del Siglo XXI. Sus características, métodos, medios y fuerzas que se emplean, así como sus consecuencias y resultados, nos permitirán aquilatar en su justa medida lo que en realidad ocurre.

 

Para lograr armarnos de las herramientas necesarias que nos permitan contrarrestar esta ofensiva y poder combatir la amenaza que se cierne sobre nuestros pueblos, es que pretendemos desarrollar una seria de trabajos con esta temática.

 

Entre otros se incluirán:
– Las características, medios, fuerzas y métodos de la guerra sicológico-informativa.
– Cómo se ha desarrollado la guerra psicológico-informativa en el continente americano  durante los últimos años.
– La guerra psicológico-informativa como parte del esquema de dominación global: Medio Oriente, Europa y Asia.
– Papel del Comando Sur en la guerra contra los países no subordinados a EE.UU. Actualidad y perspectivas.
– Contramedidas para lidiar con la guerra psicológico-informativa.

 

No pretendemos hacer un análisis de todas las operaciones de este tipo que EE.UU ha desarrollado o apoyado durante estos años. Solo analizaremos algunos ejemplos que son representativos de esta nueva estrategia para imponer su hegemonía en el mundo.
——
* Analista político.
En www.contrainjerencia.com

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario