Jul 28 2012
3049 lecturas

HumorSociedad

Informe especial: la venganza de los chiquitos o una forma de comunicarse con empresas bancarias

(Al gerente).
Muy señor mío:
Le escribo para darle las gracias por haber rechazado el cheque que libré para pagarle a mi plomero. Según mis cálculos, deben haber transcurrido tres nanosegundos entre la presentación de ese cheque y la llegada a mi cuenta de los fondos necesarios para cubrir su pago.

 

Me refiero, por supuesto, al depósito automático mensual de mi pensión completa, un arreglo que, lo admito, ha estado en vigor durante sólo ocho años. Esos tres nanosegundos fueron suficientes para hacer un débito en mi cuenta por US $30 en concepto de sanción por las molestias causadas a su banco.

 

El agradecimiento que ahora expreso nace porque este incidente me ha hecho repensar mis errantes procedimientos financieros y bancarios.
Me di cuenta de que, si bien yo personalmente contesto todas las llamadas telefónicas y cartas de su banco, cuando trato de ponerme en contacto con ustedes me enfrento a lo impersonal, a una sobrecarga de frases pre-grabadas; encuentro una entidad sin rostro, que es en lo que su banco se ha convertido.

 

A partir de ahora yo, como usted, elijo sólo hacer frente a una persona de carne y hueso.

 

Por tanto los pagos de mi hipoteca y de mi tarjeta de crédito, entonces, en adelante ya no se harán por débito automático. Llegarán a su banco cheques en un sobre, dirigido personalmente y en forma confidencial a un empleado de su banco que usted debe nombrar a la brevedad.
Tenga en cuenta que abrir un sobre dirigido a otra persona es un delito, de acuerdo con la Ley Postal.

 

Adjunto un juego de formularios que el empleado elegido deberá completar. Lamento que requiera ocho páginas pero, como Ud. comprenderá, necesito saber tanto de él o ella como su banco sabe acerca de mí. No hay otra alternativa.

 

Tenga en cuenta que todas las copias del historial médico de ese empleado/a deben ser refrendadas por un Notario Público, y los datos obligatorios sobre su situación financiera (ingresos, deudas, activos y pasivos) deben ser acompañados con pruebas documentales.

 

A su debido tiempo, y a mi conveniencia, proporcionaré a su empleado/a un número PIN que él/ella deberá digitar para tratar conmigo. De verdad lamento que no pueda ser inferior a 28 dígitos, pero, de nuevo, me he inspirado en el número de botones que me requieren a mí para acceder a mi cuenta en vuestro servicio Phone Banking.

 

Como se suele decir: la imitación es la forma más sincera de adulación. Por eso, permítame nivelar el terreno de juego aún más.

 

Cuando me llamen, pulsen los botones de la siguiente manera:
— Inmediatamente después de marcar mi número de teléfono, presione * (asterisco) para conversar en inglés.
— A continuación, pulse: #1 para solicitar una entrevista conmigo.  

Muy atte.
(etc…)

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

2 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. Rosa Cicka
    11 septiembre 2012 17:45

    muy bueno, casi estoy por copiarlo y mandárselo a mi ladrón legalizado que también, me cobra por servicios que no me presta, como renovación de tarjetas VISA o MASTERCARD, que unilateralmente decidió hacerlo anualmente cuando la tarjeta la tengo sin necesidad de renovación por 4 años. Cuando se quisieron imponer como custodios de nuestro dinero, dijeron que con 10 pesetas que le dejáramos en la cuenta ellos conseguirían millones, ahora resulta que si no les dejas medio millón de Euros, trimestralmente te cobran casi 50Euros . Abuso de poder y arrogancia. Para que los Gonzalez y los Botín se lleven miles de millones en sueldos

  2. pimpi
    13 marzo 2013 21:54

    Me ha gustado y por eso comparto.