Mar 28 2019
586 lecturas

Cultura

Iv谩n Giroud: El Festival de Cine de la Habana surgi贸 para descolonizar las pantallas

El pretexto de la memoria. Una historia del Festival de Cine de La Habana, de Iv谩n Giroud, es un libro que fascina. Lejos de todo desapasionamiento y falso tinte profesional, en ciertas ocasiones el periodista tiene que intentar trasmitir su propia experiencia sensible e intelectual.

Giroud fue director del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana entre 1994 y 2010 y a partir de 2013 es el presidente del mismo. Seg煤n escribe en el pr贸logo, escribi贸 el libro porque quiere 鈥渄ejar testimonio per颅sonal de una experiencia cultural que me trasciende y que ha marcado a varias generaciones de cubanos y tambi茅n a cineas颅tas de Latinoam茅rica y del mundo鈥. En su texto queda claro que la historia pol铆tica de Cuba, el per铆odo especial, la situaci贸n del cine y la industria en su pa铆s, la evoluci贸n de la cinematograf铆a regional y el modo como se organiza un festival de esta dimensi贸n no son hechos estancos, sino parte de una misma realidad.Resultado de imagen para ivan giroud

Giroud agreg贸 que 鈥淓l 煤ltimo d铆a de febrero de 2011 entr贸 un correo electr贸nico en mi tel茅fono, me informaba鈥攕in mucha ceremonia鈥攓ue quedaba fuera de la direcci贸n del Festival. Ese fue el detonante para escribir.鈥

 

Con un lenguaje claro, sint茅tico y sensible cuenta su historia personal; su relaci贸n con los hombres que fundaron el cine en medio de la revoluci贸n cubana y con grandes nombres del cine del mundo; la historia del Festival, el m谩s importante evento del cine de Am茅rica Latina y el Caribe; la historia de Cuba desde los rincones del trabajo p煤blico 鈥揷on las tensiones pol铆ticas que esto supone-; lo que el arte, como forma cr铆tica, tensa en esa escena pol铆tica; las formas que el talento humano oper贸 durante el 鈥減er铆odo especial鈥. Pero al mismo tiempo recorre 30 a帽os del cine latinoamericano; repone grandes nombres del cine mundial que visitaron La Habana; da cuenta de la relaci贸n de la cultura de nuestra regi贸n y las agencias de los pa铆ses de Europa y deja algunos perfiles muy cercanos de los grandes nombres del cine cubano. Todo ello acompa帽ado de las an茅cdotas de las peripecias que ocurren en la trastienda de un festival y que los asistentes a las proyecciones nunca vemos.

Giroud lleg贸 en 1988 al ICAIC 鈥 Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematogr谩ficos-, un lugar que seg煤n sus palabras era una suerte de isla dentro de la isla, a la que muchos j贸venes deseaban acceder. A partir de 1994 queda a cargo de la direcci贸n art铆stica del Festival de Cine de La Habana.

Nodal Cultura dialog贸 con Iv谩n Giroud a prop贸sito de su libro. As铆 nos habl贸 sobre el libro, sus causas y azares; el modo en que la historia de Cuba se entrama con los recorridos de la cultura en los 煤ltimos 50 a帽os; c贸mo el Festival fund贸 su propia tradici贸n; la identidad del cine de Am茅rica Latina y el Caribe y los desaf铆os que impone el presente de nuevas formas de producci贸n y plataformas audiovisuales emergentes.

-Organiza el libro a partir de las ediciones del Festival. Un cap铆tulo por edici贸n desde 1988 hasta 2010. Pero el relato excede los hechos de cada a帽o 驴C贸mo surge esta propuesta de narraci贸n?

-Al decidir contar una historia del Festival desde mi perspectiva, 煤nica y personal, quise ayudar al lector con una serie de coordenadas pol铆ticas, hist贸ricas, sociales, culturales para que se pudiera manejar con una mejor orientaci贸n por dentro del texto. Es una trama en la que todo se mezcla como en la vida misma. Intento hacer un relato transversal, pretendiendo con ello movilizar en el lector sus propias vivencias.

-Quien conoce el Festival de la Habana puede dar cuenta de dos condiciones especiales del mismo: lo popular entre el p煤blico habanero y su condici贸n de lugar de encuentro entre cineastas y cin茅filos de todo el mundo 驴qu茅 nos puede contar sobre c贸mo evolucion贸 en los 30 a帽os de los que fue parte?

-El Festival, para permanecer, ha tenido que evolucionar perennemente, en respuesta a m煤ltiples razones de diferente car谩cter, razones pol铆ticas, razones econ贸micas, razones tecnol贸gicas, la desaparici贸n paulatina de los cines de barrio, el surgimiento del video y de los subsiguientes soportes tecnol贸gicos (DVD, Blu-ray), el tr谩nsito del anal贸gico al digital, las nuevas plataformas de consumo. Resultado de imagen para ivan giroud

Todo se ha transformado, mientras, el Festival no ha renunciado a ninguno de los objetivos estrat茅gicos que le dieron origen, estos siguen vigentes: Promover el encuentro regular de los cineastas de Am茅rica Latina que con su obra enriquecen la cultura art铆stica de nuestros pa铆ses; contribuir a la difusi贸n y circulaci贸n internacional de las principales y m谩s significativas obras y formar un p煤blico para nuestro cine. Hoy el p煤blico tiene mucho m谩s opciones para ver cine, pero revela una mayor desorientaci贸n. Somos tan necesarios, o quiz谩s m谩s, que cuando surg铆amos.

-Leyendo su relato cronol贸gico se ve que los avatares del cine de nuestra regi贸n 驴Cu谩l es, luego de la 40掳 edici贸n, la relaci贸n entre el Festival y el cine latinoamericano y caribe帽o?

-Hacemos un festival grande apoyado en los muy valiosos recursos humanos, y creo que ah铆 est谩 el secreto: convicci贸n en el proyecto, sensibilidad pol铆tica y pasi贸n por el cine y la cultura en general, sentido de pertenencia.
Carecemos de recursos suficientes para asumir los gastos de todos cuantos quisi茅ramos invitar (directores, actores, cr铆ticos, gente de industria), apenas podemos ofrecerle lo indispensable para renovar los contactos y el encuentro, nada de premios en met谩lico como ya se estila en otros eventos, no obstante, a煤n mantenemos una alt铆sima capacidad de convocatoria y nuestro p煤blico sensible y exigente, sigue esperando este Festival como la gran fiesta del a帽o.

En la presentaci贸n de la 39掳 edici贸n del Festival hizo dos referencias que me resultaron muy interesantes y claves para pensar el futuro del Festival: cu谩l es (o cu谩les son) la(s) identidad(es) del cine latinoamericano y c贸mo deber谩n relacionarse con las nuevas tecnolog铆as y plataformas.

-No hay una identidad latinoamericana. Las identidades son m煤ltiples, tantas como lo son nuestros pueblos y culturas. Es muy importante el concepto de identidad en tanto que es un elemento cohesionador de cualquier grupo social. La identidad es un concepto que evoluciona, se transforma y redefine. El Festival tiene la obligaci贸n 茅tica de revelar todas esas discusiones, tiene que ser espejo de su 茅poca.

Sobre el c贸mo vamos a dialogar e interactuar ante el desconcierto que nos generan las nuevas tecnolog铆as de la comunicaci贸n es una realidad que est谩 ah铆 y que no solo no podemos obviar sino que tenemos que tener en cuenta. No hay modo de evadir y menos intentar obstaculizar. Hay que ser proactivos. Cuando pronunciaba aquellas palabras que mencionas, a煤n no hab铆amos presenciado el gran debate que se ha generado este a帽o con Roma, el filme de Alfonso Cuar贸n, que produjo Netflix. No podemos seguir de espaldas a esa realidad, no podemos obviar que el cine es tambi茅n una industria y que su historia tambi茅n se puede contar siguiendo el incesante y continuo cambio de su desarrollo tecnol贸gico.

-Omar Vali帽o, cr铆tico y curador del Festival de Teatro de La Habana聽habl贸 sobre c贸mo el Festival de cine fund贸 una tradici贸n en poco tiempo 驴C贸mo definir铆a usted esa tradici贸n?

-Antes que Festival, fue un movimiento, el movimiento del Nuevo Cine Latinoamericano, y el Festival es su resultado. Con esto, qu茅 quiero decir: que cuando surgi贸 ya estaba todo pensado. El Festival ten铆a ya una columna vertebral, una coherencia, un prop贸sito y unos objetivos estrat茅gicos definidos. El Festival surge para generar todo tipo de alianzas para potenciar y desarrollar el cine latinoamericano, descolonizar las pantallas. Lo esencial: devolverle a nuestros pa铆ses su imagen a trav茅s del cine.

-驴Qu茅 reflexi贸n le merecen los 60 a帽os del ICAIC?
-En mi libro lo he dicho, el ICAIC, m谩s que un lugar, era casi un pa铆s. Fue fundado por artistas, por creadores, por Alfredo Guevara, Tomas Guti茅rrez-Alea y Julio Garc铆a Espinosa, a quienes muy pronto se les sum贸 Santiago 脕lvarez. La ley que creo el ICAIC, la n煤mero 169 del nuevo gobierno revolucionario, la primera en el campo de la cultura, en marzo de 1959, defin铆a en su primer Por cuanto: El cine es un arte. Y de eso se trataba. Al tener establecida esta premisa, a partir de ella se desat贸 todo.

A 60 a帽os de creado, con sus grandes aciertos y con sus desaciertos, se hace imprescindible聽repensar un nuevo ICAIC, para un nuevo cine cubano. Y en eso andan los cineastas cubanos. Estoy convencido de que bien pronto lo van a conseguir.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

A帽adir comentario