Dic 1 2012
1611 lecturas

Participación ciudadana

Judíos en Chile: precisiones a propósito de Gaza

Frente a los horrores que vemos día a día en tierras israelíes y palestinas, nos parece oportuno, como chilenos, personas de izquierda y judíos, precisar algunos puntos.

 

1.Los bombardeos constantes en el sur de Israel, en Tel Aviv, en Jerusalén y los ataques continuos a Gaza, son expresiones horrorosas del sinsentido. Nada ni nadie puede alegrarse de una sola muerte. La guerra y el terror deben ser desterradas del vocabulario de las naciones. No podemos sino decir “Basta”.
Basta de ataques, basta de muerte, basta de no poder vivir una vida en paz, basta de llorar niños muertos. No es esta una guerra de cuantos más o cuantos menos. Ninguna guerra lo es; cada individuo muerto es insoportable para una humanidad civilizada.

 

2. En estos minutos no hay excusa para esconderse frente al desafío de la paz. Sin embargo también sabemos que la paz no se regala, se consigue muchas veces con dolor. Por eso nuestros pensamientos y solidaridad están con las familias que viven en el sur de Israel, que han tenido que aguantar desde hace años incontables ataques desde Gaza, como también con la población civil palestina que se ve afectada con las represalias israelíes.
Como siempre, los niños son las víctimas más “atractivas” para mostrar en ambos lados. Esos niños palestinos e israelíes se merecen líderes que estén comprometidos con la paz. Si bien el derecho a la defensa es un derecho irrenunciable, la única solución al conflicto y la única esperanza de una paz justa, está en el diálogo.
Hay que comprender que este conflicto puede tener alcances demasiado trágicos. El poder de fuego de Israel y la intransigencia de Hamas que niega el derecho de Israel a existir son en sí suficientes para hacer un daño que no alcanzamos a dimensionar. Hamas y el actual gobernante de Israel deben comprender que el término de este conflicto necesariamente está en el habla.
El diálogo siempre es posible. Habrá que fijar los puntos y garantizar el cumplimiento efectivo de éstos. Por su parte, el sistema multilateral de naciones debe tener la capacidad de aportar como mediadores en un conflicto del cual muchas veces fue cogestor. La balanza que hay que inclinar es la balanza de la paz.

 

3.Como chilenos y judíos de izquierda somos y seremos siempre defensores de los derechos humanos, los derechos de cada persona a la vida digna, a la integridad y a la paz. De ahí que es importante subrayar que estos derechos no son solo válidos para unos más que para otros: un chico palestino muerto, es igual de horroroso que uno niño judío asesinado. La lapidación de una mujer en Irán, es tan condenable como un mapuche injustamente apresado o violentado, o como un norcoreano sin derecho a expresar opinión o cada uno de los 38 mil sirios injustamente muertos en estos meses.
Es tiempo que ciertos sectores de izquierda comprendan y valoren la integridad de este principio, pues en todos nosotros, en la izquierda mundial humanista y consecuente, está la matriz gestacional de estos valores.

 

4.En esta circunstancia, no aceptamos que se nos acuse de fascistas por el solo hecho de ser judíos y de valorar un sionismo de la paz. Muchos de nosotros hemos dado muestras de consecuencia y sacrificios en estas materias.
No aceptamos que por defender a Israel y su pueblo, se nos asimile al nazismo que exterminó a nuestros padres y abuelos.
No permitimos que por pensar que Israel y Palestina son posibles en un ámbito de paz, se nos acuse de usurpadores y colonialistas.
No queremos que nuestra izquierda chilena y latinoamericana se transforme en la del lenguaje fácil, de la consigna desinformada y chovinista, del uso morboso de imágenes muchas veces trucadas.
Tampoco queremos caer en una victimización.
Somos conscientes de la política actual de Netanyahu y de una historia larga de aciertos y de horrores. Pero con la misma claridad, entendemos la diferencia entre Hamas y la Autoridad Palestina de Cisjordania. También ahí existen unas posturas opuestas en relación a su mirada en torno al conflicto.

 

Tal como valoramos nuestra esencia chilena, asimismo somos solidarios con Israel y su pueblo, expresión de un sentir universal por la vida en paz, la misma por la que luchan miles de palestinos. Paz hoy es la mejor estrategia de la izquierda. Solo ella permitirá que nuestros pueblos alcancen la justicia y dignidad y el espacio suficiente para construir dos Estados soberanos, democráticos y libres, por los que tantos —acá y allá— hemos luchado.

 

(Firma):
Centro Progresista Judío
Meretz Chile
——
Publicado en The Clinic, edición 471 del 22 de noviembre de 2012.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

4 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. Gaston Sandoval
    2 diciembre 2012 23:15

    La Paz se construye entre todos los involucrados, en términos de justicia y libertad efectiva, sin violentar a los vecinos, salvaguardando sobre todo la integridad de los más débiles, todo ello dentro de marcos de diálogo intenso y respetuoso de las partes.

  2. Pepe Vargas
    4 diciembre 2012 19:50

    Quiero extender mi profundo sentido de gratitud a las personas del Centro Progresista Judío, Meretz Chile.

    A mi juicio, esta es la única posición que un ser humano debe asumir frente a un drama tan sanguinario como el conflicto Judío-Palestico.

    Gracias a la vida… Y, adelante por una vida mejor.

    Pepe Vargas

  3. Alcides Lafebure
    5 diciembre 2012 8:15

    En que idioma habla, quien escribe este articulo? Luego de ser invadidos los ciudadanos palestinos, logicamente han intentado, solo los palestinos, dialogar. Se han encontrado con la fuerza bruta frente al intento de dialogo palestino.
    Por 2 razones, porque son un pueblo peq. y con muy poca fuerza militar; frente al poderio de Israel-USA.Hoy no solo se ataca militarmente a Palestina, sino que se destruye su medio de susistencia, su pequena produccion agraria … su territorio(?) y su aislamiento; haciendo pasar hambre a los SERES HUMANOS palestinos, cortando los medios de ayuda del exterior,que desean dar una mano a los SERES HUMANOS, que se les priva delo mas elemental, alimentos y medicin

    Esta, y solo esta es la realidad Palestina.-

    Hoy,la respuesta judia es … mas asentamientos; como venganza una vez mas?

    O no?

    Alcides.-

  4. Rebeca Chamudes Urzúa.
    9 diciembre 2012 21:45

    El sr. Lafebure repite lugares comunes sin base ninguna.
    Es falso que solo los palestinos busquen el diálogo, y menos la paz. Sería demasiado largo enumerar todas las instancias en que no se ha llegado a acuerdo ninguno. No por la “fuerza bruta” de los israelíes, sino porque para dialogar se necesita un interlocutor que respete y acepte a su interlocutor como válido. Mientras Hamas en Gaza, insiste en que Israel no debe existir, y que el territorio que ocupan les pertenece, imposible el dialogo. En cambio la OLP, en Cisjordania, ha reconocido el Estado de Israel, lo cual permite que Israel reconozca un Estado Palestino, después de negociar bilateralmente el problema de las fronteras. Si Israel tiene poderío militar propio, no necesita ni quiere ayuda militar de EEUU, es lo que le ha permitido sobrevivir a todas las guerras y ataques terroristas que ha sufrido desde 1946. Los de Hamas tienen detrás de si un poderoso aliado, Irán y los petrodollares de los países árabes, que compran armas a Rusia y las hacen llegar a Gaza por Egipto. Los que iniciaron el ataque fueron ellos, lanzando cientos de misiles en el sur de Israel. Gaza vive del contrabando de armas y la ayuda de la ONU , como del mismo Israel. Acuérdese sr. que Gaza limita con Egipto, así que no se a que aislamiento se refiere. Si gastan toda la ayuda en armas, y no en bienestar para el pueblo, es culpa de HAMAS, EL PEOR ENEMIGO DEL PUEBLO PALESTINO.
    El pueblo israelí quiere 2 Estados y vivir en Paz con sus vecinos. Cosa que tratándose de fundamentalistas fanáticos como Hamas y el gobierno de Irán es bien dificil. Mire Siria, y vea como les gusta la guerra, matar y dejarse matar,aún entre ellos mismos, todo sea por su Jidah o guerra Santa.
    Lea de nuevo el artículo de los judíos izquierdistas de Chile. A ver si logra entenderlo.