Jul 7 2013
1820 lecturas

Ciencia y Tecnolog铆aPol铆tica

La conexi贸n nuclear secreta argentino-israel铆

Ocurri贸 en el per铆odo 1963-1966: Israel adquiri贸 a Argentina mediante un pacto secreto de 80 a 100 toneladas de 贸xido de uranio concentrado para continuar con su proyecto nuclear. El 贸xido de uranio, debidamente procesado, se utiliza para alimentar los reactores nucleares que permiten producir la bomba.

Esta informaci贸n, basada en documentos de la 茅poca, fue dada a conocer la semana pasada por primera vez. El Archivo Nacional de Seguridad de EE.UU. (www.gwu.edu), el Proyecto de historia de la proliferaci贸n nuclear internacional y el Centro James Martin de estudios contra la proliferaci贸n nuclear (//cns.miis.edu) la dieron a conocer conjuntamente.

La operaci贸n se llev贸 a cabo bajo el gobierno del presidente radical Arturo Illia (12-10-63 a 28-6-66), quien fue elegido con el peronismo proscripto, y la concret贸 el entonces almirante Oscar A. Quihillalt, director de la Comisi贸n Nacional de Energ铆a Nuclear. A comienzos de los 鈥60 Argentina contaba ya con dos reactores de investigaci贸n y planeaba la construcci贸n de un reactor capaz de proporcionar energ铆a el茅ctrica. El 贸xido de uranio es esencial para su funcionamiento.

El prop贸sito israel铆 de convertirse en un pa铆s nuclear se remonta a su creaci贸n. En 1949-50, Israel realiz贸 estudios geol贸gicos para determinar en qu茅 medida se pod铆a extraer uranio de los dep贸sitos de fosfato del N茅guev. En los 鈥50 y comienzos de los 鈥60 explor贸 la viabilidad de esa opci贸n, la descart贸 por demasiado costosa y comenz贸 la b煤squeda de abastecedores extranjeros.

El primero que hall贸 fue Francia, que adem谩s construy贸 la central de Dimona en el desierto del N茅guev a 35 km al oeste del Mar Muerto. Par铆s se convirti贸 en proveedor de elementos nucleares a Israel, ignorando que bajo las instalaciones construidas los israel铆es hab铆an excavado un vasto s贸tano de investigaci贸n nuclear, pero en 1963 prohibi贸 esas exportaciones. Israel no se arredr贸, busc贸 en otros pa铆ses, como Sud谩frica y Gab贸n, y el conocimiento p煤blico, hoy detallado, de las compras de 贸xido de uranio a la Argentina arroja cierta luz sobre el oscuro proceso de c贸mo, de manera decididamente secreta, Israel consigui贸 materiales para su programa nuclear.

Los servicios secretos de Canad谩 detectaron la operaci贸n y vacilaron antes de compartirla con EE.UU., que fuentes de su embajada en Buenos Aires corroboraron. En 1964, revelan los documentos, funcionarios

Oscar A. Quihillalt

Oscar A. Quihillalt

estadounidenses trataron de persuadir a Argentina de que aplicara restricciones severas a las futuras exportaciones de uranio, pero no se concert贸 ning煤n acuerdo. A esas alturas, EE.UU., Canad谩, Gran Breta帽a y hasta la ex URSS ten铆an sospechas fundadas de que Israel persegu铆a la obtenci贸n de armas nucleares. 驴Qu茅 hicieron las grandes potencias? Muy poco: enviaron expertos a Dimona que no encontraron nada pero a quienes se les prohibi贸 el ingreso a una extensa instalaci贸n.

Alan Goodison, funcionario del Foreign Office, envi贸 el 29 de abril de 1964 una

Arturo Illia

Arturo Illia

carta 鈥揷alificada de 鈥渟ecreta鈥濃 a Arthur Kellas, consejero de la embajada brit谩nica en Tel Aviv, inform谩ndole que 鈥淚srael y Argentina firmaron un acuerdo de venta a Israel de toda la producci贸n argentina de uranio concentrado que entra帽aba el env铆o de 80-100 toneladas en 33 meses鈥 y se帽alando que Israel pose铆a ya la capacidad de reprocesar plutonio y de obtener el suficiente para construir armas nucleares, 鈥渓a ansiedad (israel铆) por obtener uranio sugiere… motivos siniestros鈥.

Israel insist铆a en que su programa nuclear era de naturaleza pac铆fica. En el cable 555 que la embajada estadounidense en Buenos Aires envi贸 al Departamento de Estado el 23 de octubre de 1964 se recogen declaraciones del almirante Quihillalt: se帽al贸 que los acuerdos con Israel s贸lo ten铆an salvaguardias generales, es decir, que el uranio ser铆a empleado con fines pac铆ficos y que Argentina no requer铆a informes, inspecciones o verificaciones independientes para comprobar si as铆 era.

En tanto, en Israel, la Embajada de EE.UU. insist铆a in煤tilmente en conocer la ubicaci贸n del 贸xido de uranio argentino. El 2 de junio de 1966 recib铆a el cable 1052 del Departamento de Estado: ordenaba que se deb铆a mostrar satisfacci贸n por la inspecci贸n de Dimona y recordaba que el entonces secretario de Estado Dean Rusk hab铆a se帽alado a Abba Eban, su contraparte israel铆, con quien se reuni贸 en febrero de ese a帽o, que aparentemente Israel segu铆a una pol铆tica destinada a crear 鈥渁mbig眉edad鈥 sobre sus intenciones nucleares.

Un acuerdo secreto de 1969 entre la primera ministra israel铆 Golda Meir y el presidente Nixon resolvi贸 que la 鈥渁mbig眉edad鈥 continuara hasta que Israel resolviera hacer p煤blica la posesi贸n de su arsenal nuclear (www.foreignaf fairs.com, septiembre/octubre de 2010), 鈥淚srael es el 煤nico pa铆s democr谩tico de Medio Oriente鈥, no se cansan de decir los presidentes de EE.UU., republicanos o dem贸cratas, saben 鈥損orque es notorio鈥 que Israel posee unas 200 cabezas nucleares como m铆nimo, pero la Organizaci贸n Internacional de Energ铆a At贸mica nunca env铆a inspectores molestos. Para qu茅. Salir de la ambig眉edad la da帽a mucho.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    3 Coment谩rios - A帽adir comentario

    Comentarios

    1. Rebeca Chamudes Urz煤a.
      10 julio 2013 1:26

      Cuando Ir谩n dice que su arsenal de uranio , es para fines pac铆ficos, los de la izquierda le creen.
      Si Israel dice lo mismo, no.

    2. Gabriel 脕guila Gama
      10 julio 2013 2:54

      Creo que son justas aspiraciones de los pa铆ses que aspiran a ser potencias mundiales, porque ciertamente, quienes tienen la tecnolog铆a y el armamento b茅lico m谩s sofisticado, son los que controlan el poder a nivel mundial, es decir, son los amos del mundo. !Es un error que los dem谩s pa铆ses sigan muy atr谩s! !L脕STIMA!

      !Saludos cordiales!

    3. Lu铆s
      20 julio 2013 17:28

      En este mundo todo es negocio y ninguno es 芦ni incredulo ni santo禄. El mundo est谩 patas para arriba porque el sistema es capitalista – monetarista. Mientras el hombre maneje dinero nada va a cambiar, el vil metal sirve para tener todo lo que el ser humano desea; poder; mujeres; bienes preciosos; autos lujosos; compra de voluntades y mucho m谩s.