Jul 3 2012
1246 lecturas

EconomíaPolítica

La entrega continúa: gobierno de Chile firma convenio minero con Australia

En la ciudad de Adelaida el ministro de Minería chileno firmó con su par, el ministro de Energía y Recursos Minerales de Australia del Sur, Thomas Koutsantonis, un acuerdo que —señaló el fuincionario suramericano—, entre otros puntos, significará compartir información y estudios geológicos, intercambiar profesionales y de trabajar en iniciativas de financiamiento para la exploración minera. Todo a partir de un confite.| ALEJANDRO TESA.

 

El convenio suscrito por el ministro De Solminihac suma y amplía otro de 2011, lo que estrecha la colaboración en materia de investigación y desarrollo del sector entre ambos países (o entre las empresas trasnacionales que en ellos explotan minerales). Se descarta absolutamente que el funcionario chileno haya podido convencer a las autoridades australianas de rebajar el impuesto a las actividades de las grandes corporaciones mineras que operan en el país-continente, amenazadas por el proyecto del gobierno de Australia de establecer y cobrar una tasa del 40% a sus utilidades.

 

Una suerte de tributo parecido, que no es, eso sí, en rigor impuesto, sino derecho, que en Chile se denomina —por eso de ser los chilenos los ingleses de América del Sur “royalty”, no llega más allá de un tercio del australiano.

 

Al respecto resulta interesante lo que señaló en su oportunidad el portal de la Radio de la Universidad de Chile en su sección Cartas al Director. Veamos, según ese documento, quiénes pagan —y cuánto significa ese “royalty”:

 

“Todas las empresas mineras con ventas por más de 100.000 UTM anuales, de minerales solos  o combinados. Todas las empresas mineras de cobre, oro, plata, zinc, sal, salitre, yodo, fierro, molibdeno, azufre, etc, sin exclusión de ningún mineral.
“¿Cuánto deben pagar?
“Según la pasta o mineral/es que produzcan y el valor agregado incorporado (mineral en bruto, concentrado, fundido, electrorrefinado, semi-elaborado).
“En este punto, es obligatorio hacer una diferenciación clara, como en el caso del cobre, el concentrado si éste es exportado,  debe pagar un porcentaje mayor, y además pagar por todas las otras pastas o sustancias que contenga de valor minero,  pues si este contiene 3 o 4 gramos de oro por tonelada, y/o contiene plata, y/o molibdeno y/u otra pasta. Realmente se está exportando un polimetálico de mucho mayor valor. (Un tasa de1 5% de las venta, paga por todos los minerales que contenga). 
“Este precio obviamente indexado a la Bolsa de Metales de Londres (LME) y el oro y plata  menos un tanto, por costo de refinación. Y no el precio que se auto fijen de exportación la minera con una empresa propia en el exterior.  Si es vendido en Chile a una refinería,  paga la refinería, que sería quien lo comercializa al final.
“Si es cobre blíster un 12%, pues en el porcentaje  lleva una serie de minerales que se recuperan normalmente en los barros anódicos. El cátodo electrorrefinado un porcentaje menor,  10% de las ventas indexado a la LME. (Si tiene premio viene en la facturación)
“Y si es alambrón o planchas de cobre menor de 5mm espesor u otro tipo de elaboración su porcentaje debería ser menor (un 6%)
“Si se elabora como alambre eléctrico y similares 3%.
“En el oro la misma situación, concentrado 15%; metal doré 12%, refinado 10%”.

 

Hernán de Solminihac tiene previsto reunirse en Melbourne con ejecutivos de las mineras que tienen presencia en Chile y sostener un encuentro en Sidney con el ministro australiano de Energía y Recursos Naturales, Martin Ferguson, con el fin de revisar los procesos de inversión (¿acaso el Estado de Chile es un fuerte inversor en la minería australiana?) y regulación entre ambos países.

 

En Australia tiene alguna presencia la chilena Antofagasta Minerals, propiedad en un 65% del grupo Luksic (el resto es capital foráneo); en Chile opera —con una fuerte campaña publicitaria —o propagandística— la minera Xstrata, bajo el nombre de Lomas Bayas, que enfrenta no poca resistencia en la explotación de un yacimiento en Perú.

 

En fin…

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario