Jun 10 2012
1457 lecturas

Política

La nueva estrategia de EEUU en Oriente Medio

Siguen los desencuentros EEUU- Pakist√°n: Seg√ļn Europapress, la Canciller paquistan√≠, Hina Rabbani Khar, reiter√≥ que‚ÄĚ su Gobierno no volver√° a abrir las rutas de abastecimiento de las fuerzas de la Organizaci√≥n del Tratado del Atl√°ntico Norte (OTAN) radicadas en Afganist√°n, hasta que Estados Unidos se disculpe por los ataques a√©reos perpetrados en noviembre pasado, en los cuales fueron asesinados 24 soldados paquistan√≠es‚ÄĚ .

Asimismo denunci√≥ a Washington ‚Äúpor llevar a cabo ataques con drones y asesinar a civiles‚ÄĚ ( el pasado 31 de enero, el presidente Barack Obama admiti√≥ p√ļblicamente que su pa√≠s utiliza los aviones no tripulados en Pakist√°n y otros pa√≠ses del Medio Oriente y de Asia Central) y como respuesta ,se produjo el tercer ataque de un avi√≥n no tripulado del ej√©rcito estadounidense en las √ļltimas 72 horas en las zonas tribales del noroeste de Pakist√°n elev√≥ el n√ļmero de muertos a 30 y decenas de heridos( supuestamente combatientes talibanes ), siendo¬† la s√©ptima operaci√≥n en menos de dos semanas en el marco del deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y Pakist√°n desde que Islamabad pidi√≥ a Washington que detuviera los bombardeos en la zonas tribales.

Asistiríamos pues a la escenificación de uno más de los desencuentros entre los dos países, iniciada con el asesinato mediático de Osama Bin Laden en Abbottabad (norte de Pakistán) el 2 de mayo pasado , la réplica de la Casa Blanca en forma de congelación de unos 800 millones de dólares de ayuda militar a Pakistán, (lo que representa un tercio de los 2.000 millones de dólares que Estados Unidos le entrega anualmente ) y agravada en noviembrecuando helicópteros de la OTAN y cazas de combate dieron muerte a 28 soldados pakistaníes en ataques contra dos puestos militares en el noroeste del Pakistán.

¬ŅGolpe de mano contra Zardari?: Seg√ļn la agencia Reuters, el secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, ha declarado este jueves que ‚Äú va a ser muy dif√≠cil alcanzar la paz en Afganist√°n mientras Pakist√°n siga siendo un ¬ęsantuario para los terroristas y que su Gobierno est√° llegando al l√≠mite de la paciencia‚ÄĚ, pues los combatientes del grupo insurgente afgano Haqqani –af√≠n a los talib√°n– siguen cometiendo ataques transfronterizos en Afganist√°n desde sus bases en territorio paquistan√≠.

Seg√ļn un.org,Sirajuddin Jallaloudine Haqqani , ser√≠a uno de los l√≠deres m√°s prominentes, influyentes, carism√°ticos y experimentados de la red Haqqani,(grupo de combatientes asociados estrechamente tanto con los talibanes como con Al-Qaida ) y habr√≠a sido uno de los principales comandantes de la red desde 2004 y gran parte del poder√≠o y la autoridad de Sirajuddin Haqqani proviene de su padre, Jalaluddin Haqqani , exministro del r√©gimen talib√°n, que fue comandante militar de los talibanes e intermediario entre Al-Qaida y los talibanes a ambos lados de la frontera entre el Afganist√°n y el Pakist√°n, pues cuando ocup√≥ el cargo de ministro del r√©gimen talib√°n, Jalaluddin Haqqani estableci√≥ v√≠nculos muy estrechos con Al-Qaida.

Ello unido a las acusaciones de EEUU de ‚Äútibieza en la lucha contra Al Qaeda para lograr desbaratar las redes terroristas en Pakist√°n y para degradar cualquier habilidad que tengan para planear y lanzar ataques terroristas internacionales¬Ľ y el escaso entusiasmo de Zardari por ‚Äúfortalecer las capacidades de contrainsurgencia de Islamabad‚ÄĚ, hacen predecir un incierto futuro para √©l, no siendo descartable un golpe de mano auspiciado por la CIA¬† y su posterior sustituci√≥n por un Gobierno interino presidido por Musharraf .

Recordemos que a pesar de los intermitentes per√≠odos democr√°ticos, Pakist√°n posee una larga historia de dictaduras militares, siendo el general Musharraf el pen√ļltimo representante (1999-2008). de esta end√©mica casta militar paquistan√≠ siempre supeditada a los dictados de la Administraci√≥n USA, siendo sustituido en las Elecciones Presidenciales del 2008 por Zardari, viudo de Benazir Nhuto y en una reciente entrevista a Reuters , el ex-dictador Musharraf afirm√≥ que ‚Äúes necesario actuar para salvar las atribuladas relaciones de Pakist√°n con Estados Unido, tras anunciar que volver√° a casa pronto para volver a entrar en pol√≠tica‚ÄĚ, por lo que ser√≠a la baza secreta de la Administraci√≥n Obama para mediante un golpe de mano blando o virtual conseguir enderezar la err√°tica pol√≠tica de Zardari.

As√≠, en declaraciones del general jubilado Talat Masud ‚Äú pese a las diferencias, los dos pa√≠ses saben que se necesitan el uno al otro. Para Estados Unidos, la situaci√≥n sigue siendo la misma y hasta que no se materialice la retirada de las tropas, Pakist√°n es una necesidad, mientras Pakist√°n necesita a Estados Unidos por su ayuda financiera y militar‚ÄĚ, de lo que se deduce que ambas partes se retroalimentan.

El avispero de Afganist√°n:Tras tres d√©cadas de guerras, Afganist√°n ser√≠a un estado fallido y corrupto que apenas rebasa los l√≠mites de su capital, Kabul y donde la inseguridad generalizada ha dado alas al negocio de la seguridad privada, que emplear√≠a a unos 43.000 hombres y las cifras que maneja la ONU hablan de m√°s de 3.000 civiles muertos desde la invasi√≥n del pa√≠s en 2001, seg√ļn refleja el informe anual por la Misi√≥n de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganist√°n, (Unama).

En cuanto a los 55.000 millones de euros llegados del exterior desde 2002, s√≥lo un 12% se habr√≠a invertido en mejorar la vida de una poblaci√≥n (con un 42% de pobres y un 33% en serio riesgo de hambruna,), sirviendo el resto para alimentar la corrupci√≥n o financiar los ej√©rcitos privados pues seg√ļn una informaci√≥n de¬†The Wall Street Journal que cita como fuente a funcionarios afganos y estadounidenses an√≥nimos, ‚Äú¬† funcionarios afganos de alta jerarqu√≠a habr√≠an evadido desde 2006 m√°s de 3.000 millones de d√≥lares a refugios financieros en el exterior¬Ľ y respecto al cultivo del opio, desde 2004 un bill√≥n de d√≥lares del tr√°fico de opio habr√≠a sido utilizado para financiar la guerra en todos los frentes, aunque hay que resaltar que los ingresos por opio de los talibanes s√≥lo representan el 5% del montante total que genera el negocio.

Resistencia del Pentágono a la retirada agresiva de tropas de Obama: En discurso televisado , Obama sin consultar con la escala de mando, dictó la temeraria orden de retirada de tropas de Afganistán a partir de julio de 2011, mientras el Pentágono proseguía con la defensa de un incremento notable de tropas y la implementación de la nueva estrategia contrainsurgente del entonces todavía Comandante de la Fuerza Internacional de la Asistencia a la Seguridad de Afganistán (ISAF) , general Stanley McChrystal.

Apoyado por la mayor√≠a de congresistas del gobernante Partido Dem√≥crata, el vicepresidente Joe Biden y el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon, estar√≠an a favor de un retiro relativamente r√°pido, reduciendo el contingente total a unos 40.000 soldados para mediados de 2013, pero los altos mandos militares insisten en frenar los repliegues hasta que pase la ¬ętemporada de combates¬Ľ del oto√Īo boreal de 2013. As√≠, seg√ļn Reuters, el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto reconoci√≥ en una audiencia en la C√°mara de Representantes que, ¬ęLas decisiones del presidente son m√°s agresivas y suponen m√°s riesgos de los que originalmente me prepar√© para aceptar¬Ľ, y a pesar de que midi√≥ cuidadosamente sus comentarios, dej√≥ entrever el descontento del Pent√°gono con la agresiva retirada de Afganist√°n.

Por su parte, el general John Allen, comandante de Estados Unidos y de la OTAN en Afganist√°n asegur√≥ que ‚Äúse necesitar√° una significativa fuerza de combate hasta fines de 2013″, siendo julio la fecha prevista para que facilite el n√ļmero de fuerzas que deber√≠an permanecer en Afganist√°n, pues los talibanes han sido expulsados de algunas zonas de su basti√≥n del sur, pero la insurgencia se ha intensificado a lo largo de la frontera oriental con Pakist√°n .

Seg√ļn Reuters, la misma Hillary Clinton reconoci√≥ ¬ęque no hay una soluci√≥n militar al conflicto y¬†que Estados Unidos tiene un amplio espectro de contactos en la b√ļsqueda de una salida pol√≠tica¬Ľ, pero el Pent√°gono ser√≠a partidario de un notable incremento de fuerzas, con lo que asistimos a un pulso soterrado entre la pol√≠tica de Obama para reconducir el enfoque de su Gobierno respecto a la guerra en Afganist√°n claramente enfrentada a los intereses del Pent√°gono¬†que baraja la opci√≥n de una sensible¬†escalada de la intervenci√≥n militar de EEUU en Afganist√°n para el oto√Īo del 2012.¬†

La CIA contaría además con informes que confirmarían el inicio de la ayuda militar rusa (asesores militares, logística e información de los satélites- espías) a las milicias talibanes de Afganistán en su lucha contra las fuerzas de la ISAF allí desplegadas, con el objetivo de alargar el conflicto y aliado con la falta de liquidez monetaria de los aliados europeos lograr su gradual retirada de Afganistán antes del 2012 dejando en soledad a EEUU.

La CIA inicia la campa√Īa de desestabilizaci√≥n del Gobierno afgano: Convendr√≠a recordar que cuando irrumpieron en el tablero afgano los talib√°n, (milicia ultraintegrista procedente de las madrazas deobandis del norte de Pakist√°n), Karzai dispuso lo necesario para facilitarles el control de las ciudades en las regiones de influencia popalzai, ya que pese a su fanatismo religioso los consideraba como una milicia de hombres virtuosos que buscaban pacificar un pa√≠s sumido en los desmanes de los numerosos se√Īores de la guerra.

El asesinato del controvertido Ahmed Wali Karzai -sospechoso de traficar con opio, desviar fondos p√ļblicos y reclutar grupos paramilitares al servicio de la CIA- dej√≥ un inquietante vac√≠o de poder pues su asesinato simbolizaba la fragilidad de las instituciones en el nuevo Afganist√°n y la CIA en un informe secreto habr√≠a acusado a Wali Karzai de ¬ęser el mediador del Presidente electo Karzai para iniciar conversaciones secretas para la gestaci√≥n de un Gobierno de Coalici√≥n islamista entre pastunes y talibanes y que tras conseguir en unas elecciones anticipadas la legitimaci√≥n democr√°tica en las urnas en el horizonte del 2013 proceder√≠an a la creaci√≥n de la Rep√ļblica Isl√°mica de Afganist√°n¬Ľ.

As√≠, seg√ļn RIA Novosti, el presidente de Afganist√°n, Hamid Karzai, estar√≠a estudiando la posibilidad de adelantar un a√Īo la fecha de las elecciones o anticipar la retirada del contingente militar internacional desplegado en el pa√≠s,(Ambas previstas para el 2014), lo que exigir√≠a la retirada adelantada de las tropas de EEUU y la consecuente p√©rdida de presencia en un pa√≠s considerado por el Alto Mando de EEUU ¬ęcomo pieza geoestrat√©gica vital en el rompecabezas del Oriente Medio‚ÄĚ, por lo que la CIA habr√≠a iniciado la b√ļsqueda de un sustituto a Karzai al no gozar ya de su confianza.

Mediante una operación de propaganda, Hamid Karzai sería acusado de tibieza en la lucha contra los talibanes por lo que no sería descartable la creación de un ambiente propicio al golpe de Estado y posterior derrocamiento y asesinato de Karzai , reviviendo uno de los aspectos más oscuros de la política exterior de Kennedy (el derrocamiento y asesinato del presidente survietnamita Diem (1963) y el posterior incremento de su apoyo militar a Vietnam, acelerando la escalada que llevaría a los Estados Unidos a un callejón sin salida.

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario