Ago 22 2017
1348 lecturas

Pol铆tica

La pol铆tica chilena en la era del selfie

Cuenta la mitolog铆a griega que Narciso era un joven tan guapo como engre铆do y vanidoso. Por eso, N茅mesis, la diosa de la venganza, le castig贸, haciendo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. Encandilado por su propio rostro, Narciso qued贸 absorto, a tal punto que se arroj贸 a las aguas en las que se reflejaba.

Esta narraci贸n simb贸lica ha sido recuperada por la sicolog铆a contempor谩nea para describir el 鈥渘arcisismo鈥, entendido como un desorden de la personalidad en el cual la persona sobrestima sus cualidades y manifiesta una excesiva necesidad de admiraci贸n y afirmaci贸n. Y tal como ocurri贸 a Narciso, este trastorno lleva a din谩micas autodestructivas.

Las elecciones exigen a los candidatos una fuerte dosis de expresividad y 鈥渧oluntad de poder鈥. Un candidato o candidata con una baja autoestima es poco probable que pueda vencer. Sin embargo, lo que en este ciclo electoral se est谩 viendo es la patologizaci贸n de esta necesidad. Los egos y las ambiciones personales se est谩n demostrando tan agresivos y desatados que parecen poner en riesgo los proyectos de articulaci贸n pol铆tica y las formas colectivas de acci贸n. Incluso en la Izquierda.

Pensemos en la candidatura fallida de Ricardo Rinc贸n, que llev贸 a la Democracia Cristiana a una crisis que casi termina en la fractura de ese partido. No por razones ideol贸gicas o program谩ticas, sino por la incapacidad de Rinc贸n de armonizar su proyecto personal con el inter茅s de su colectividad. 鈥淩inc贸n hay uno s贸lo鈥 gritaban el candidato y sus adherentes en la Junta Nacional de la DC, celebrando su triunfo p铆rrico, mientras todo el pa铆s se indignaba porque un maltratador de mujeres, expresamente condenado en tribunales, pudiera ser candidato a diputado.

Resultado de imagen para ricardo rincon y carolina goicCabe tambi茅n criticar a Carolina Goic por la misma raz贸n, ya que al 鈥渞inconizar鈥 el debate para fortalecer su candidatura presidencial, ha abierto una caja de Pandora muy dif铆cil de cerrar. 驴Qu茅 har谩 ahora la DC con los otros candidatos cuestionados: Marcela Labra帽a, Roberto Le贸n, Jorge Pizarro, Iv谩n Fuentes, s贸lo por nombrar los casos m谩s expuestos? Los criterios 茅ticos propuestos por Patricio Zapata no son muy claros al respecto y auguran fuertes tensiones y contradicciones.

El narcisismo es autodestructivo porque no eval煤a los efectos de las propias acciones, incluso lleva a abandonar el m谩s m铆nimo sentido de la verg眉enza, ya que genera un tipo de esquizofrenia pol铆tica que s贸lo se explica por el ego desbocado de unos candidatos que est谩n dispuestos a los pactos mefistof茅licos m谩s incomprensibles con tal de estar en la papeleta en noviembre.

Pero este narcisismo pol铆tico no es una enfermedad exclusiva de la vieja pol铆tica o del duopolio. En el Frente Amplio tambi茅n han salido a luz las mismas din谩micas narcisistas. El excesivo 鈥渃ulto al yo鈥 y a la identidad personal y su afirmaci贸n autorreferencial son rasgos notorios que han llegado a su c煤lmine en la definici贸n de las candidaturas del famoso Distrito 10. En ese espacio, que abarca Santiago Centro, Providencia, 脩u帽oa, Macul, San Joaqu铆n y La Granja, el ex candidato presidencial Alberto Mayol anunci贸 su inter茅s por ser candidato a diputado.

El problema es que su decisi贸n no pareci贸 respetar los procesos internos de definici贸n de las candidaturas, incluyendo primarias y Resultado de imagen para giorgio jackson y figueroaconsultas a las bases. De all铆 que su argumento para asumir esa candidatura se vea pobre: 鈥淰ivo y trabajo all铆鈥, sostuvo Mayol, pero esa justificaci贸n no parece muy convincente cuando la Regi贸n Metropolitana es bastante m谩s grande y su candidatura pone en riesgo la diputaci贸n de Giorgio Jackson (RD) y de Francisco Figueroa, de Izquierda Aut贸noma (IA).

Todos contra todos

Para entender esto hay que recordar que en noviembre la din谩mica electoral supondr谩 una competencia feroz, no s贸lo entre cuatro grandes pactos: Chile Vamos, DC-IC-MAS, PS-PPD-PR-PC, y Frente Amplio. Tambi茅n supondr谩 una competencia interna entre los partidos que forman cada pacto, y luego otra disputa m谩s entre los candidatos del mismo partido. En esta l贸gica de competencia total, el supuesto 鈥渃ompa帽ero鈥 de lista es tambi茅n el adversario porque disputa el mismo 鈥渂ols贸n鈥 de votos del candidato. Por este motivo, m谩s que grandes propuestas program谩ticas partidarias, se va a acrecentar el voto 鈥減ersonal鈥 basado en factores diferenciadores fundados en la biograf铆a, el perfil humano y las redes personales.

En muchos pa铆ses, especialmente en los que tienen r茅gimen parlamentario, los electores votan fundamentalmente por los partidos. El partido ofrece un programa claro y verificable, y los candidatos son un equipo al servicio de esa causa. Es posible que un elector no conozca el nombre de los candidatos y simplemente apoye la sigla partidaria, porque sabe que estar谩 eligiendo un equipo parlamentario que va a actuar en bloque. Esto tiene desventajas: le da mucho poder a los partidos y muchas personas destacadas pueden ser postergadas por otras que han hecho carrera interna en la maquinaria partidista.

Pero el sistema chileno est谩 acentuando el polo opuesto: se tender谩 a votar por los 鈥渞ostros鈥, m谩s que por las ideas y proyectos. Esta personalizaci贸n puede hacer que los partidos busquen a candidatos porque son conocidos, m谩s que a gente competente. En cierto modo, la elecci贸n de Alejandro Guillier y Beatriz S谩nchez respondi贸 a este criterio de selecci贸n, ya que al ser periodistas han tenido una alta Resultado de imagen para guillier y sanchezexposici贸n medi谩tica. Pero ahora, ya en campa帽a, son muchas las cr铆ticas a sus limitaciones como candidatos. No es lo mismo hacer buenas preguntas que dar buenas respuestas, y por eso Guillier y S谩nchez no logran desplegar todo el potencial electoral que sus plataformas pol铆ticas podr铆an tener.

驴Candidatos o 鈥渞ostros鈥 de una campa帽a?

La pol铆tica es el reflejo de la sociedad en que vivimos. Uno de los signos de estos tiempos es la tendencia a exponer en p煤blico el 谩mbito de lo privado. De esa forma abunda la autoexhibici贸n en las redes sociales. Facebook, Twitter pero sobre todo Instagram se han convertido en vitrinas pol铆ticas donde los candidatos, lejos de exponer ideas o programas, se exponen a s铆 mismos. Especialmente muestran su vida 铆ntima, sus intereses privados, sus h谩bitos dom茅sticos, la comida que comen, los viajes que hacen, los lugares que visitan, y sobre todo sus rostros. Ya se habla de la 鈥減ol铆tica selfie鈥, que se basa en la constante exhibici贸n de la propia cara.

As铆, la divisi贸n entre lo real y lo virtual se difumina, porque lo que el candidato busca es que su audiencia se identifique con su vida y anhele vivir, simbi贸ticamente, en la piel del candidato. Para eso lo importante es construir un relato, una narraci贸n, que por medio de las nuevas tecnolog铆as y de Internet, logre la adhesi贸n afectiva de los electores. Se supone que las opciones ideol贸gicas y racionales ya est谩n tomadas, y lo que se debe movilizar en las campa帽as electorales es el coraz贸n de las personas, que emocionadas por la aventura que propone el candidato, se mover铆an para que el triunfo de su candidato sea tambi茅n su propio triunfo personal.

Esta es una estrategia transversal. Por ejemplo, Jos茅 Antonio Kast sabe que su electorado es muy acotado. S贸lo llega a los nost谩lgicos m谩s ac茅rrimos de la dictadura y a los fundamentalistas religiosos. Pero su imagen de campa帽a va a tender a movilizar a ese n煤cleo duro. Como el volumen total de votantes ser谩 bajo, ese peque帽o nicho electoral puede ser porcentualmente importante a la hora final. De all铆 que su campa帽a no busque construir mayor铆as, simplemente apunta a un bols贸n de votos, a los que buscar谩 sacar de la apat铆a y llevar a las urnas el d铆a de la votaci贸n.

Resultado de imagen para jose antonio kastEn cierta forma el buen candidato es un buen actor. Algo parecido a los 鈥渞ostros鈥 que buscan las grandes marcas que contratan una modelo o a un cantante para que se saque fotos usando sus productos de forma casual, espont谩nea. La 鈥減ol铆tica selfie鈥 es parecida. El partido es la marca que aparece tangencialmente asociada al personaje, que moviliza electores a partir de su historia de vida, escenas emotivas de la campa帽a, y las vivencias 铆ntimas que logra exponer a una audiencia 谩vida de entretenimiento. De esa manera la informaci贸n electoral poco a poco se desplaza en los peri贸dicos, desde la cr贸nica pol铆tica a la secci贸n espect谩culos, y las campa帽as de los candidatos empiezan a convivir con los sucesos de las celebrities que marcan la actualidad.

 

*Publicado en 鈥淧unto Final鈥, edici贸n N潞 882, 18 de agosto 2017.

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario