Oct 22 2015
843 lecturas

Sociedad

Las desigualdades abrumadoras

 

El informe fue publicado hace pocos días, y la noticia se hizo viral. El Credit Suisse Bank lanzó su reporte 2015, sobre las tendencias mundiales en materia de riqueza. Señala que hay en el mundo 120.000 personas que tienen más de 50 millones de dólares cada una. Constituyen el 0,7% de la población mundial y son poseedores del 45% de la riqueza global.
Su participación en esa riqueza viene aumentando desde el 2008. Cuando se toma el 1% más rico del planeta, tenía en junio 2015, el 50,4% de la riqueza mundial. Es decir, el 1%, tiene hoy más que el 99% de los habitantes del mundo. Dice el informe que es el mayor nivel de desigualdad del último siglo.  Cuando se va un poco más allá, y se toma el 5% más rico, tiene el 76,6% del producto bruto mundial. Y si se busca el 10% más rico es poseedor del 87,7% de todos los activos. O sea queda para el 90% de la población del mundo solo el 12,3%.pobres y ricos latuf

Esta concentración del ingreso, hace que quede muy poco espacio para un dinámico actor de la economía, las clases medias. Solo son el 13,9% de la población mundial.  Las polarizaciones son como dice otro informe sobre el tema, de la prestigiosa ONG, Oxfam Internacional, “abrumadoras”. 3.400 millones de personas adultas, no tienen más que 10.000 dólares o menos cada una. Las 86 personas más ricas tienen más que todos ellos.

En América Latina, son aún más agudas. La clase media conforma según el Credit Suisse Bank solo el 10% de la población adulta, menos que el promedio mundial. En Perú es solo el 10,3%, en México el 13%.  La región ha hecho progresos pero sigue teniendo el peor coeficiente Gini de todas las regiones.¿Qué tiene de malo que la desigualdad aumente? Todo. Más desigualdad en un país, significa más pobreza, menos demanda interna, menos capacidad de ahorro nacional, alta deserción escolar, debilitamiento de la cohesión social, más violencia, hasta incide en aumentar la tasa de divorcios, afecta la salud de las personas, y erosiona la confianza y otras dimensiones del capital social.

Los países con menor desigualdad del mundo, Noruega, Suecia, Dinamarca, y Finlandia, son los que hoy encabezan los principales rankings de naciones. Es donde la gente vive más años, no hay corrupción, tienen las tasas más bajas de criminalidad, lideran la tabla de desarrollo humano, tienen bajo desempleo y muy alta productividad.

Su secreto, fue la existencia de grandes pactos nacionales entre las políticas públicas, empresas con responsabilidad social, sindicatos, una sociedad civil movilizada, para alcanzar altos niveles de igualdad. Ello se implementó entre otros aspectos a través de educación de calidad para todos. Sus jóvenes están becados por toda la sociedad para cursar desde el preescolar hasta un postgrado. Asimismo, en protección la salud garantizada para cada uno, y en bajas distancias entre los ejecutivos, y los operarios. Una mujer que da a luz en Noruega, tiene 15 meses de licencia paga, y el cónyuge masculino tres meses. Suecia es el país líder del mundo en igualdad de género. Finlandia encabeza las tablas que miden la calidad de la educación.

La desigualdad no es un destino ineluctable. Depende de lo que las sociedades hacen. El Papa Francisco ha advertido continuamente sobre el crecimiento de las desigualdades. Ha señalado: “Los derechos humanos se violan no solo por el terrorismo, la represión, los asesinatos, sino también por la existencia de condiciones de extrema pobreza, y estructuras económicas injustas que originan las grandes desigualdades”.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario