Nov 11 2013
2142 lecturas

Cultura

Las manos

Las manos son la  parte del cuerpo humano que se extiende desde la muñeca hasta el extremo de los dedos. La mano que se da, se pide o que pide; que se tiende, se extiende o se deja extendida, ha tenido importancia para todo el mundo, en todos los tiempos y en todos los órdenes.
La palabra mano viene del latín manus,  en el lenguaje jurídico romano, significa también poder,   autoridad y control. En efecto, lo que uno tiene en la mano, lo tiene en su poder. Poner un  proyecto  en manos de alguien es misión que supone confianza. Llevar de la mano es hacer de guía. Ir o caminar de la mano de uno significa ayuda y unión.

Manipular significa operar con las manos ciertas sustancias para obtener resultados. Palpar es acariciar con las manos o con los dedos para examinar o reconocer algo o a alguien. Tocar, es estar en contacto con  un utensilio con la mano sin asirla.
La mano dice mucho de una persona o celebridad: si trabaja duro, si se cuida, incluso hay quienes afirman que ven el futuro en ellas. Hay manos grandes, chicas,  alargadas, gorditas, con lunares o venas, abultadas, finas y duras. La dimensión de la mano, su movimiento, su elegancia o flexibilidad se pueden apreciar a la vista.
Imitando a Jesús, muchos mueren exclamando: “Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu”.  Otros se ponen en las manos del Señor.
Las manos de Jesús, enseñaban, expresaban, amaban,  bendecían, partían el pan, incluso lo multiplicaba. Eran manos que curaban y hasta resucitaban. Podían expresar enojo con los mercaderes en el templo y ternura con los enfermos.
Para dar fuerza y hacer más válido un juramento, se coloca la mano sobre la Biblia, o sobre el corazón.
La  función principal de las manos es el de tomar y sostener objetos, aunque de estos usos generales derivan mucho mas, debido a la gran versatilidad de movimiento del que es capaz la mano, así como por la precisión que puede alcanzar en estas vibraciones.
Las manos y los dedos son instrumentos primordiales para poder comer y beber. Con la mano se puede gesticular e incluso existen lenguajes de señas para la comunicación con individuos sordos o problemas auditivos. La mano también sirve como herramienta de medida. Una mano extendida es un palmo, aunque su longitud es muy variable según la persona.
Los  invidentes pueden utilizar sus  manos como instrumentos de lectura mediante la escritura Braille. En esta escritura la sensibilidad de los dedos entra en acción ya que han de ser capaces de sentir los pequeños surcos en el papel de los que se compone.
La mano, su uso y su abuso, constituye uno de los elementos más característicos y el rasgo acaso más visible del ser humano. Basta ver gesticular a una persona para saber a qué pueblo pertenece y se le identifica  por la forma como complementa su expresividad en  base a gestos, y manoteos,  y de enseñar con la mano, por como gasta a manos llenas, por ser manejable, y por sus manejos.
Actualmente adquiere gran notabilidad lo que se ejecuta con la mano, lo manual: las maniobras, las manipulaciones, meter mano y echar mano a todo cuanto se tenga a la mano. Para evitar los desmanes, hay que aplicar mano dura; pero, si se carga la mano, se alegará que se les pasa la mano y, cuando se manda con mano segura se acusa porque se les recuerda la mano militar  (manus militaris).

Mientras tanto como se afloja la mano, continúan sin que se le ponga encima la mano los que, a mano armada, nos exigen poner  las manos en alto,  manos arriba; permanecen otros de manos atadas o de manos cruzadas y se salvan muchos de la  tunda de golpes que tanto merecen y tanta falta les hace. Y por otro lado, como ya es tradición, los que irresponsables por no asumir sus compromisos, se lavan y  secan las manos imitando a Pilatos. Y, como de costumbre, habrá quienes destruyan con los pies los que otros han construido con las manos.
Al mismo tiempo se acentúa la escasez de la  mano de obra; seguirá el mano a mano que pide la afición para ver quien estrecha más manos y más manos de pintura para limpiar las paredes. Tendrá que hacerse gala de mucha mano izquierda para enmendar las fallas de las manos derechas. Habrá que esforzarse en extender la mano y tender una mano a quienes se han quedado dejados de la mano y piden –juntando las manos- que se les dé una mano pues está ya en desuso la fórmula cristiana  de que una mano ignore lo que da la otra mano. Y dicen que una mano lava la otra y las dos lavan la cara.enlace
Es por eso que quedan expresiones asignadas a esta palabra:”con una mano detrás y otra adelante”, significa sin nada, sin dinero o sin empleo. Durante la realización de una acción especialmente si es  indebida, se dice “Los agarraron con las manos en la masa”. Severidad o exigencia en el trato se señala: mano dura. Excederse en una acción determinada es irse de la mano… Asegurar o garantizar: es poner la mano en el fuego. Mujer pretendida, pedir la mano. Mano derecha, se dice de la persona indispensable o muy útil para alguien. Mientras que la habilidad y tacto para resolver los asuntos es tener mano izquierda. En el juego, el primero de los que juegan, es la mano. Algo muy eficaz, se  dice mano de santo. De mano a mano, de uno a otro sin intermediarios. De primera mano, del autor, fabricante o primer vendedor.  Abrir la mano, ser menos riguroso. Caer en manos de uno, es caer bajo su dominación. Tener algo a mano, disponer de ello. Ganar por la mano, anticiparse a uno. Venirse a las manos dos personas, reñir, untar la mano a uno, sobornar.
También existió “la mano negra”, cuyos orígenes fueron en Italia. Con este nombre se conoce a  las organizaciones mafiosas de bandoleros y gente de mal vivir, que se  propago por  varias naciones y pasando los mares  llego  a Estados Unidos.
No obstante la mano es lo único que se da sin que se pierda por darla, hay personas que no saben dar la mano y hay quienes piensan que estrechar una mano no es tomarla, retenerla un momento y soltarla, sino que es sacudirla prolongadamente.
Hay cosas que se le van a uno de entre las manos y hay seres que no sabe uno qué se traen entre manos. Pero hay otros que sabemos lo que tienen entre manos y cuanto se llevan con las manos.   Hay unos que se especializan en ensuciarse las manos y en untar otras manos, pero la justicia les  puede echar mano.
Hay personas que venden libros y objetos de segunda y tercera mano. Tenemos fuentes documentales de primera mano
Hay citas celebres sobre las manos.
Anaxágoras decía: “El hombre es inteligente porque tiene manos”.
“El cemento armado es una musa honesta y útil, y quizá en manos de un arquitecto genial sería admirable; pero cuando se desmanda y se siente atrevida, como una cocinera lanzada a cupletista, hace tales horrores, que habría que sujetarla y llevarla a la cárcel”, Pio Baroja.
Benjamín Franklin, señalaba: “El que quiera prosperar en sus negocios hágalos por sí mismo, y si quiere que todo le salga mal, no tiene más que confiarlo a manos ajenas”.
“Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos: es la mente lo que hace al hombre libre y esclavo”, Franz Grillparzer
“Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos”. Indira Gandhi
Un solo para piano es un concierto a dos manos, sin embargo lo maximo es un concierto a cuatro manos;  en la gastronomía es todo lo contrario dicen que: “muchas manos en  el caldo, ponen la sopa morada”

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. laura de timpanaro
    22 noviembre 2013 2:59

    Wuaooooo, pero còmo puedes hacer un trabajo de investigaciòn tàn variado y profundo! Por supuesto uno a los 65 años y habiendo leìdo un poco, ha oìdo y expresado muchas veces algunas de estas ideas, pero este compendio…..jamàs. Te felicito, me has dejado asombrada.