Jun 26 2012
1639 lecturas

Política

Lugo: Te escupen y te dicen que sos lindo

Fernando Lugo, el mandatario destituido asegur√≥ que no reconocer√° ‚Äúla presidencia que se instal√≥ despu√©s del golpe de Estado‚ÄĚ. ‚ÄúEl rechazo ir√° creciendo‚ÄĚ, destac√≥ y agradeci√≥ el apoyo de los pa√≠ses de la regi√≥n. En su primera sanci√≥n, el Mercosur suspendi√≥ a Paraguay de la cumbre en Mendoza. El presidente constitucional destituido el viernes se despega del abrazo de oso que le tiende su sucesor, Federico Franco, quien dijo que Lugo es la clave para destrabar el conflicto externo de Paraguay.

Sus colaboradores ya le encontraron el t√≠tulo. ‚ÄúEs el presidente de los paraguayos‚ÄĚ, lo llaman, para diferenciarlo del cargo de presidente del Paraguay que Fernando Lugo perdi√≥ con la destituci√≥n del viernes a manos del Congreso. Anoche, en di√°logo con P√°gina/12, Lugo resumi√≥ su plan de este modo: ‚ÄúResistencia pac√≠fica y no reconocimiento de la presidencia que se instal√≥ despu√©s del golpe de Estado‚ÄĚ.

Lugo parece más entonado que el viernes, cuando su entonces vice Federico Franco lo reemplazó en la Presidencia. Parte de su estrategia es interna y parte parece consistir en su instalación internacional para fortalecerse, también, entre los paraguayos.

Franco tambi√©n se para en esos dos planos, a tal punto que ayer dijo que Lugo es la √ļnica persona que puede evitar el conflicto internacional. Es una forma de aludir a los problemas que experimenta el gobierno por las crecientes medidas de castigo, comenzando por la suspensi√≥n ya decidida por el Mercosur (ver aparte).

‚ÄďTe escupen y al mismo tiempo te dicen que sos lindo ‚Äďdijo Lugo a ¬† tras la consulta por la posici√≥n de Franco.

‚Äď¬ŅUsted percibe que Franco lo hace responsable de cualquier represalia que reciba Paraguay?
‚ÄďEs que no son castigos a Paraguay. Estamos frente a un gran movimiento de solidaridad internacional.

‚ÄďY si la solidaridad se convierte en problemas cotidianos, ¬Ņc√≥mo reaccionar√° usted?
‚ÄďLastimosamente podr√≠a haber muchos inocentes que sufran las consecuencias. Yo quiero lo mejor para el Paraguay. Y por eso rechazamos el r√©gimen.

‚ÄďEn la madrugada del domingo, frente al edificio de la televisi√≥n p√ļblica, habl√≥ de resistencia pac√≠fica. ¬ŅEsa ser√° la t√°ctica?
‚ÄďS√≠. Ya empezamos la resistencia pac√≠fica y un no reconocimiento de la presidencia que se ha instalado despu√©s del golpe de Estado parlamentario. Y ya se ven las manifestaciones de ciudadanas y ciudadanos. Las hay. Crecen. Son pac√≠ficas. Se expresan en contra de lo que el Parlamento ha resuelto en el viernes negro. Tambi√©n vamos a hacer reuni√≥n de gabinete. Van a participar todos mis colaboradores que participaban del gabinete cuando est√°bamos en el palacio de gobierno.

‚ÄďAl despedirse de los cancilleres de Unasur les dijo que volver√≠a a su trabajo pol√≠tico en las bases.
‚ÄďY ya lo empezamos a hacer. Vamos a unir fuerzas con movimientos sociales y sindicales.

‚Äď¬ŅSiempre dentro de la no violencia?
‚ÄďS√≠. Siempre.

‚Äď¬ŅPor eso el viernes, cuando lo destituyeron, tuvo una actitud apacible?
‚ÄďEfectivamente. Nos hemos sometido al juicio pol√≠tico parlamentario y hemos aceptado el veredicto para evitar derramamiento de sangre. Estamos contra todo tipo de violencia y ese d√≠a se presagiaba violencia y represi√≥n. Hoy, ya con el esp√≠ritu sereno, las manifestaciones ciudadanas son ejemplares, lo que puede verse en las calles o en las transmisiones del Canal 13 de Paraguay y como lo hace la televisi√≥n p√ļblica.

‚Äď¬ŅEs una forma de acci√≥n pol√≠tica que repetir√° la experiencia en el interior de Paraguay?
‚ÄďAsimismo es. Y estamos serenos para esa tarea. Ese es el motivo por el cual nuestra actitud de viernes fue ponderada por mucha gente. En Paraguay hay mucha violencia. El viernes los mercaderes de la muerte estaban rondando. El juicio era injusto, descabellado y sin argumento, pero hab√≠a que reaccionar como lo hicimos. Era lo mejor.

‚Äď¬ŅEl dinamismo de su actividad aumentar√°?
‚ÄďEstamos saliendo y comunic√°ndonos con la ciudadan√≠a. Hoy mantuvimos una serie de reuniones con l√≠deres sociales y pol√≠ticos. El rechazo ir√° creciendo. Estoy seguro. Habr√° una consolidaci√≥n del rechazo a la presidencia que surgi√≥ de la destituci√≥n.

‚ÄďFranco insiste en que el Congreso s√≥lo aplic√≥ un art√≠culo de la Constituci√≥n, que habla de procedimientos y no de tiempos para el juicio pol√≠tico al presidente.
‚ÄďMe interesa subrayar lo que dijo el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. La herramienta del juicio pol√≠tico es v√°lida desde el punto de vista jur√≠dico y constitucional, pero los congresistas exageraron en la forma.

‚ÄďLos congresistas le podr√≠an decir que votaron con mayor√≠as calificadas.
‚ÄďEs un simple acuerdo de c√ļpulas. Lo hicieron los dirigentes de los partidos tradicionales.

‚ÄďEn su primera aparici√≥n p√ļblica despu√©s de haber sido destituido, usted dijo que hab√≠a sectores pol√≠ticos vinculados con el narcotr√°fico. ¬ŅA qui√©nes se refiri√≥?
‚ÄďHay muchos parlamentarios sindicados de tener una gran participaci√≥n en negocios il√≠citos. El narcotr√°fico est√° dentro de algunos sectores de la pol√≠tica. Hay investigaciones que fueron publicadas, denuncias…
Cómo sigue

‚ÄúNuestro proyecto es reforzar la presencia pol√≠tica de Fernando Lugo‚ÄĚ, dijo a este diario luego de la entrevista un colaborador que pidi√≥ reserva de su identidad.

El an√°lisis optimista de los partidarios de Lugo indica que Franco no conseguir√° imponer la idea de que el responsable del eventual aislamiento de Paraguay es el presidente derrocado. ‚ÄúLa gente lo tiene muy claro, no vemos un peligro en ese tema‚ÄĚ, fue la opini√≥n recogida.

Otro de los puntos que sopesan los dirigentes cercanos al ex presidente es que, como dijo uno de ellos, ‚Äúvendr√°n tiempos dif√≠ciles para el sector importador y tambi√©n para el sector exportador‚ÄĚ.

‚ÄúLos sectores f√°cticos se la ver√°n mal, cada vez peor‚ÄĚ, dijo. En Paraguay, igual que cuando en Espa√Īa alguien habla de los poderes f√°cticos, la expresi√≥n se utiliza en el mismo sentido usado en la Argentina con ‚Äúestablishment‚ÄĚ.

El nuncio apostólico fue el primer representante diplomático extranjero que se entrevistó con Franco.

Dentro de la Iglesia Cat√≥lica, pero en otro sector, monse√Īor Melanio Medina, que lleva la investidura de obispo de Misiones y √Ďeembuc√ļ, ironiz√≥ ayer en su homil√≠a sobre el nuevo presidente: ‚ÄúPobre Franco, en qu√© l√≠o est√° metido, porque la estructura parlamentaria y capitalista no le va a permitir hacer nada‚ÄĚ.

Dijo que la destituci√≥n hab√≠a sido ‚Äúun golpe del Parlamento‚ÄĚ y que Lugo fue echado por ‚Äúquerer luchar a favor de los pobres‚ÄĚ.

Tambi√©n Medina incursion√≥ en el an√°lisis diplom√°tico. ‚ÄúA lo mejor m√°s adelante se arregla la relaci√≥n bilateral, pero se cortar√°n gas y combustibles que el pa√≠s compra de la Argentina‚ÄĚ, dijo, y atribuy√≥ el asesinato de once campesinos y seis polic√≠as en Curuguaty a la ‚Äúangurria‚ÄĚ de propietarios de tierras. Nombr√≥ a Blas Riquelme, con m√°s de 40 mil hect√°reas.

La frontera de la soja se expande a menudo, en Paraguay, como en Santa Fe o Santiago del Estero, con disparos para amedrentar o atacar directamente a los peque√Īos propietarios de tierras.

Seg√ļn Medina, tanto en Paraguay como en Am√©rica latina entera hay dos modelos: ‚ÄúEl que busca la igualdad social y el capitalismo, que solo quiere amasar fortuna y al que no le interesa absolutamente nada de la situaci√≥n de los pobres‚ÄĚ.

Tanto las declaraciones de Lugo como los comentarios de sus colaboradores y el testimonio de Medina parecen marcar la b√ļsqueda, por parte de Lugo, de la popularidad que tuvo en su primer a√Īo de gobierno, en el 2008, y que fue perdiendo incluso a pesar de las pol√≠ticas sociales y el aumento del gasto en salud.

Desde que comenz√≥ la serie de discursos, la mayor√≠a de militantes de base, frente al edificio de la televisi√≥n p√ļblica, la cuesti√≥n de la salud fue una de las m√°s repetidas entre los argumentos en defensa de Lugo. En ese mismo lugar se present√≥, en la madrugada de ayer, el propio Lugo, y all√≠ mismo hubo un indicio de la pol√≠tica que quiere desplegar Franco. Tambi√©n en la madrugada se present√≥ una persona de unos 35 a√Īos, de gesto sonriente, que dijo querer participar en las sesiones de micr√≥fono abierto. Afirm√≥ llamarse Cristian Saguier y comunic√≥ que era el jefe de despacho de la nueva direcci√≥n de la televisi√≥n p√ļblica. Anunci√≥ que el gobierno no suprimir√≠a el programa Micr√≥fono Abierto y que √©l estaba all√≠ ‚Äúpara celebrar la discusi√≥n p√ļblica‚ÄĚ.

Ese lugar puede ser uno de los puntos de observación de la política paraguaya. Por un lado, y más allá del nivel de audiencia, más bajo que el de los canales privados, Franco quiere preservar la imagen de un Paraguay democrático, de un país que no incurrió en una ruptura del orden constitucional. Por otro, está embretado por la misma realidad: aun con audiencia menor, el micrófono es una referencia. El resto es lo que Lugo y los sectores que lo apoyan logren hacer de aquí a las elecciones de 2013

*Periodista de P√°gina 12 de Argentina

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A√Īadir comentario