Ene 25 2016
3216 lecturas

Política

Macri: Durmiendo con el enemigo mientras se incendia el rancho

Ingentes esfuerzos debieron hacer los editores periodísticos argentinos para evitar que trascendiera que la ignorancia puede ser políglota y que la política no es cosa de chiste. Es que el presidente argentino Mauricio Macri estuvo en Davos con una larga delegación de grandes empresarios y/o gerentes de transnacionales, tratando de emular a su antecesor, Carlos Menem, en aquello de que Argentina es parte del primer mundo.

Esfuerzos como el de explicar por qué no se anima a ir a la cumbre de la Celac, donde se tiene que ver cara a cara con una treintena de sus pares de América latina y el Caribe, y cuando unos problemas en las costillas, que no le impidieron ir a Davos, no las basta como excusa.

Argentina, envuelta en una crisis caracterizada por el estancamiento econ√≥mico y la falta de divisas, pretender salir de esta situaci√≥n cambiando las alianzas desarrolladas en los √ļltimos a√Īos y volviendo al redil de los pa√≠ses denominados centrales y sus operadores con el FMI y el Banco Mundial. De los acuerdos estrat√©gicos con China y Rusia, junto a la b√ļsqueda de apoyos en los pa√≠ses del BRICS, ahora vuelve a pedir ayuda a Estados Unidos y Europa, tratando de encontrar cr√©ditos, inversiones y mercados.

Con este enfoque ‚Äúmoderno‚ÄĚ, Macri vuelven al sue√Īo de los pol√≠ticos de la ‚Äúgeneraci√≥n del 1880‚ÄĚ (Julio Argentino Roca, Juan Bautista Alberti, Domingo Faustino Sarmiento, Bartolom√© Mitre, Carlos Pellegrini, Nicol√°s Avellaneda, Luis S√°enz Pe√Īa, entre otros) para desarrollar al pa√≠s de la mano y al servicio de los grandes pa√≠ses capitalistas. Poco propenso a leer, obviamente no le importaba que cada vez que el capital extranjero vino a nuestras tierras se qued√≥ con la mayor parte del trabajo y la riqueza.

En Davos, Macri se reuni√≥ con los primeros ministros de Gran Breta√Īa, Israel, Francia, Canad√° e Irlanda – David Cameron, Benjamin Netanyahu, Manuel Valls, Justin Trudeau y Enda Kenny- y con el vicepresidente estadounidense Joe Biden, de salida del gobierno, quien le dej√≥ el tel√©fono de su casa, quiz√° buscando trabajado para despu√©s de la elecciones…

Muy poco, casi nada, sali√≥ en la prensa internacional de estas entrevistas, las que fueron demasiado publicitadas por la prensa argentina. De la reuni√≥n con el brit√°nico dijo que ‚Äútodos los temas estaban sobre la mesa‚ÄĚ, pero tras esas declaraciones el gobierno ingl√©s aclar√≥ que las Malvinas son parte de su territorio y que sobre esa cuesti√≥n no hay ning√ļn cambio de opini√≥n.ar macri y biden

Macri mostr√≥, sobre todo en sus relaciones con la prensa, su perfil de estadista. Por ejemplo, respecto de la posici√≥n argentina sobre el proceso de paz en Colombia su respuesta se fundament√≥ en relaciones futbol√≠sticas y un ‚Äúpor otras razones m√°s‚ÄĚ. ¬ęQueremos ayudar en lo que podamos en el proceso de paz en Colombia. Nos parece un camino a recorrer juntos. Vamos a apoyar al pueblo colombiano¬Ľ. ¬ęMe une un enorme afecto con ellos.¬†La serie ganadora de Boca fue basada en (Jorge) Berm√ļdez, (Mauricio) Serna y (Oscar) C√≥rdoba, es un lindo recuerdo que tengo de Colombia. Y por muchas otras razones m√°s¬Ľ, dijo Macri. Uno no sabe si fue desconocimiento, menosprecio, o si a√ļn cree que es presidente de Boca Juniors.

Ante la pregunta de una periodista mexicana sobre la conversaci√≥n mantenida con el mandatario de su pa√≠s y las acciones conjuntas entre los pa√≠ses, Macri respondi√≥ que ¬†¬ęLo que m√°s le preocupaba al Presidente Pe√Īa Nieto era d√≥nde pod√≠a aprender los pasos de baile que yo practico. Lo dejaron muy impresionados¬Ľ. Algo es algo. ¬ŅHumorada? ¬ŅIgnorancia?

El diario La Naci√≥n hizo esfuerzos por destacar la pronunciaci√≥n en ingl√©s del mandatario (‚Äúingl√©s de institutriz para infantes‚ÄĚ, dijera Juan Guah√°n),, compar√°ndolo con sus predecesores, quiz√° ignorando que por razones de soberan√≠a, las posiciones dignas de Alfons√≠n, Kirchner y Cristina Fernp√°ndez, siempre fueron pronunciadas en espa√Īol. En castellano reflexion√≥ sobre las inundaciones que siguen afectando parte de su pa√≠s, con miles de damnificados: ‚ÄúHay lugares donde falta el agua, hay lugares donde sobra el agua‚ÄĚ.

En castellano tambi√©n manifest√≥ su ofuscaci√≥n ante la pregunta sobre la reprimida y encarcelada dirigente social juje√Īa Milagro Sala y su incoherencia al pedir libertad de ‚Äúpresos pol√≠ticos‚ÄĚ en Venezuela y al mismo tiempo encarcelar dirigentes pol√≠ticos en la Argentina:

¬ęNo me lo pod√©s decir en serio, no me pod√©s comparar a Leopoldo L√≥pez con Milagro Sala. L√≥pez no hizo nada malo como para que lo compares con Milagro Sala¬Ľ,¬†dijo molesto antes de retirarse y dar por concluida la conferencia de prensa. La pregunta no estaba en su libreto y ni siquiera ten√≠a teleprompter.

Macri ten√≠a raz√≥n, Leopoldo L√≥pez no puede ser comparado con Milagro Sala. L√≥pez , un ‚Äúsifrino‚ÄĚ (ni√Īo bien) golpista, promotor de guarimbas que causaron 43 muertos en 2014 y permanente atacante de la institucionalidad, fue condenado por la justicia a 14 a√Īos de prisi√≥n. Milagro Sala ha llevado adelante un impresionante desarrollo social y econ√≥mico con los sectores m√°s vulnerables de las provincias de Salta y Jujuy.

Milagro

ar milagro salaEn el 2001, Milagro Sala fund√≥ la Asociaci√≥n Barrial Tupac Amar√ļ, que abarc√≥ 16 provincias congregando a pueblos mapuches, coyas y guaran√≠es, entre otros sectores excluidos. Elegida diputada al Parlasur se ali√≥ en Jujuy a los candidatos del Partido Justicialista, derrotados por Gerardo Morales, candidato del macrismo y massismo y actual gobernador de la provincia. Tras asumir el nuevo gobierno, Sala inici√≥ un acampe en la plaza central de la capital juje√Īa y sus calles aleda√Īas, demandando la continuidad de los proyectos sociales.

 

El 15 de enero, el gobernador, tratando de reducir o eliminar su poder, orden√≥ el fin de la personer√≠a jur√≠dica de la mencionada Asociaci√≥n y el cierre de las cuentas bancarias a trav√©s de las cuales recib√≠a los subsidios estatales. Al d√≠a siguiente fue detenida bajo la acusaci√≥n de ‚Äúhaberse alzado contra las decisiones gubernamentales‚ÄĚ y por ‚Äúpromover tumultos‚ÄĚ. Un juez sol√≠cito con el gobernador neg√≥ su excarcelaci√≥n, m√°s all√° de lo que dijeran las leyes.

 

En los d√≠as siguientes se le agregaron los cargos de ‚Äúasociaci√≥n il√≠cita agravada‚ÄĚ y ‚Äúfraude en perjuicio de la administraci√≥n p√ļblica‚ÄĚ. Desde todos los sectores populares y pol√≠ticos ‚Äďm√°s all√° de la derecha- junto al Centro de Estudios Legales y Sociales y Amnist√≠a Internacional, condenaron tal detenci√≥n y solicitaron la libertad de Milagro Sala. Adem√°s, en solidaridad con la presa, hubo ‚Äďel viernes √ļltimo- una inmensa movilizaci√≥n popular en buena parte del pa√≠s, con m√°s de un centenar de cortes de calles y rutas.

 

La Tupac construy√≥ escuelas, viviendas y centros de salud, que se pueden considerar ejemplares. Por ejemplo, dos escuelas, primarias y secundarias, con 150 docentes donde hab√≠a tres materias que trataban sobre ‚ÄúAutoestima‚ÄĚ, ‚ÄúHistoria y cultura de Jujuy‚ÄĚ y ‚ÄúLuchas del movimiento obrero‚ÄĚ, dos Centros de Salud, con medio centenar de m√©dicos, con farmacia y laboratorios propios.

 

En el barrio Tupac Amar√ļ de Jujuy se construy√≥ el CEMIR (Centro Integral de Rehabilitaci√≥n de Personas Discapacitadas), donde derivaban sus enfermos los hospitales provinciales, todo ello gratuito. Cre√≥ 6 f√°bricas donde laboran m√°s de 600 trabajadores, ex desocupados.

Su organización construyó miles de viviendas, con costos que se reducen en un 30% a los del mercado, dado que los insumos son hechos en fábricas propias, y organizó otras cooperativas destinadas a diversas tareas de mantenimiento en instituciones estatales.

 

Estos problemas institucionales, políticos y legales ocultan un choque de culturas, la que no sale a flote mientras los excluidos (en este caso los pueblos originarios) carecen de organización y poder. Por el contrario, ese choque, se pone en evidencia cuando comienzan a tener presencia organizativa y política.

 

Macri debe bajarse de la ‚Äúnube‚ÄĚ en la que estuvo flotando en Davos y lidiar con un parlamento opositor, movimientos sociales y sindicales enojados y gobernadores cr√≠ticos, atender el problema de las inundaciones, los precios de los alimentos, la inflaci√≥n galopante, el calor que agobia y el dengue que se despliega y peligrosamente se extiende.

 

Vuelve a Argentina sin haber conseguido un solo d√≥lar, mientras el ‚Äúprimer mundo‚ÄĚ lo ignoraba. No es el √ļnico que fue a Davos a dormir con el enemigo mientras en su pa√≠s se le quemaba el rancho‚Ķ

 

Con apenas 50 días en el gobierno ya hay quienes preparan su juicio político. Y no es chiste.

 

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    3 Coment√°rios - A√Īadir comentario

    Comentarios

    1. Luigi Lovecchio
      26 enero 2016 15:36

      Excelente la nota. No sobran y no faltan palabras.

    2. Héctor Bejarano
      29 enero 2016 6:54

      En base a argumentos falaces y err√≥neos nunca se va a llegar a desarrollar un sentido de verdad hist√≥rica y as√≠ los Macri seguir√°n teniendo el pasto hachado. Alguien puede pensar un segundo en que con estas pol√≠ticas puede haber alg√ļn tipo de ¬ędesarrollo¬Ľ? DE NINGUNA MANERA: S√≥lo hambre y retraso. Por ello es err√≥neo comparar a Macri con la generaci√≥n del ’80, y confunde y educa mal a las bases. Por otro lado: desde cu√°ndo Alberdi y Sarmiento pertenecen a ese grupo? Hay como 30 a√Īos de distancia entre ellos y los verdaderos integrantes de ese colectivo, y sus ideas no son m√°s cercanas, aunque estos tomaron parte de la obra de aquellos para construir su corpus te√≥rico, pero no sin antes desplazarlos y marginarlos de la vida p√ļblica

    3. Antonio Casalduero Recuero
      31 enero 2016 21:57

      No fue Macri quien alcanz√≥ el gobierno, sino el Departamento de Estado de EE.UU. y ahora sale a mendigar migajas ante los poderosos de siempre, los mismos pa√≠ses que expoliaron y arrasaron con pueblos indefensos. Con esta actitud Macri ostenta el s√≠mbolo del arribismo y el oportunismo, no se percata de que Argentina es mirada como un pa√≠s tercermundista m√°s, que no es diferente a aquellos que miro por encima del hombro. En alg√ļn momento los argentinos evaluar√°n lo que perdieron al no haber elegido al sucesor de Cristina.