Oct 24 2016
556 lecturas

Cultura

Mario Sepúlveda homenajea a Lagos Nilsson en el tercer aniversario de su muerte

“Leí los poemas adjuntos en una casa okupa llamada “La sangre”, en la ciudad de Coquimbo, habitada por jovenes, hermosos y hermosas, sin futuro junto al mar. Un homenaje a un amigo, poeta, pensador, periodista y rebelde como el que más, le señalé a los chicos, al cumplirse tres años de su muerte”, nos dice el poeta Mario Alejandro Sepúlveda (Premio Municipal de Poesía 2010) y, sobre todo, amigo entrañable del inolvidable Jorje Lagos Nilsson, numen de surysur.
Hace tres años, Mario nos dejaba “Las Vainas de Lagos”, dos poemas de despedida, enviados desde el desierto de Atacama:“En la agonía de Jorje escribí un poema que a él le causó agrado, el segundo “los poetas inmortales”, lo escribí anoche en el instante que JALN salía en busca de los dioses, si los encontró o siquiera pensó alguna vez en hallarlos , no lo sabremos. Jamás escuché a Lagos esa búsqueda, al decir de él  son otras vainas”, señala.
No encuentro las imágenes que nos reflejan en Pisagua, quizás el misterio no sea sino la pérdida de esas imágenes como metáfora de la desaparición de Jorje, indicó, al dejarnos estos dos poemas, señalaba. La encontramos: Jorje y Mario en Pisagua, en 2010.

    PRIMERA VAINA  (al decir de Lagos)

He visto  la costa del hemisferio sur en el espejo retrovisor de un coche sueco

bosques y praderas y piedras  emerger como alces de un rio de nieve

Persisten emergiendo como un automóvil alces y renos  en un desierto de sal

Será eso posible poeta Lagos Nilsson?

Al parecer, poeta, estás muriendo  dice el coro

Espejuelos refractados por el sol implacable

Destellan oropeles, el famoso oro de los necios

Se muere una vez o se debe consignar en los obituarios se ha muerto en reiteradas ocasiones el poeta Lagos Nilsson

O quizás no cesa de morir el poeta Lagos Nilsson

O bien ha dejado de morir el poeta Lagos Nilsson

 

En lugar de otro ha vivido y escrito el poeta Lagos Nilsson

Nadie muere dos veces en el mismo rio

 

LOS POETAS  INMORTALES

A   Jorje  Lagos Nilsson

Dónde están los perros de caza, la sangre que congregó animales sedientos del color.

Aúllan  más allá

Dónde está el final del camino, más cerca del principio o en el lecho del enfermo

Aúllan más allá

Dónde se esconde el secreto del bien y el mal en la tumba de San Juan en Lisboa o en yacimiento de un poeta moribundo

Es un paisaje del desierto de atacama una cama con un poeta dormido la muerte

Aúllan más allá

El secreto de las flores muertas y la luz nocturna

Aúllan más allá

Emergen vapores de la corteza terrestre, espejismos de lo real en los desiertos calcinados o simplemente es así

Vaya estupidez la Fata Morgana, hay quienes ven un manantial de sabiduría

brotando como cactús en el pavimento de autopistas y un camino en un sendero de arena, acantílados, rompientes espumosas

O Shangai erigirse con su mercado de cuentas

Es eso la muerte, acaso?

Aúllan más allá

Escucha oraciones por salvación del alma el poeta muerto?

Ha muerto el poeta?

Aúllan más allá

Los perros aúllan, por qué aúllan los perros si por luna grande o por aplausos de Lisboa

Qué saben de fado los animales y las plantas

Se acaba el sol, vaya estupidéz

Comienza la noche y luego viene el día, inmensa imbecilidad.

 

 

lagos2Y este aaño, en Coquimbo, en homenaje a Jorje Lagos, leyó a los jóvenes okupas, estos poemas de JALN:

PUENTES  COLGANTES

Se extienden puentes colgantes

cimbrándose   suaves  como un trigal

arrullado por el viento

 

Cruzan hermosos ríos de aguas azules

cuya corriente se estrella espumosa

contra las rocas

y se esparcen como una sábana blanca

 

Algo dicen los ríos una y otra vez

eterno mensaje  a las rocas

bellísimo  es el azul cómo las constelaciones

y la albura de las sábanas candorosas

una mortaja

en los azules ríos que si los cruzas

o te hundes

es otra historia

MESA  DE  BILLAR

 Me aburrí  de escribir

Los  poemas fueron el modo

como en una mesa de billar las bolas

elegantes  brillaban  para excusar

la difícil juventud pobre y orillera

 

Sin embargo nunca pude escribir

en  los antros que frecuenté  y reservaron la mesa

al más ruin

Perdí la vida la libertad

En las cunetas más podridas de Chile

Pero aquí me encuentro

en la verde mesa del salón

como una bola del billar

Hace tres años se nos fue Jorje con jota

lagos nilsson1Firmaba Lagos Nilsson, pero su nombre era Jorje (con jota, sí) Alejandro. Escribía poemarios, novelas, ensayos. Con la figura de un Quijote misterioso, siempre solidario, arremetiendo contra los molinos de la injusticia y la inequidad. Nació en Punta Arena en 1941, salió de Chile en 1974 y regresó en septiembre de 2003. Lagos Nilsson vivió su exilio en México , Venezuela  y Argentina, países donde publicó libros de poesía y ejerció el periodismo y la docencia.

Hace ya tres años se nos fue en silencio, a descubrir si existe dios o los dioses, sin molestar a la primavera ni a los chilenos en plenas vacaciones septembrinas, dejando un gran vacío entre tantos amigos y compañeros, que seguiremos recordando sus tertulias, sus diálogos, su hablar pausado, su humor agudo, sus luchas, el buen vino y el tabaco, su sombrero gacho, y su apuesta por esta generación de jóvenes chilenos -la de los nietos- en la que creía y sostenía.

Sus últimos amores fueron Piel de Leopardo y suysur, portal latinoamericano que fundara hace ya ocho años.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario