Ago 24 2019
616 lecturas

Sociedad

Menos gente

Somos parte de una inundaci贸n humana de mas de 7.700 millones de seres humanos. Por cientos de miles de a帽os esc谩samente alcanz谩bamos unos pocos millones. Fue solo en la generaci贸n de nuestros bisabuelos cuando la curva de crecimiento se elev贸 casi verticalmente y nos empezamos a contar por miles de millones. De acuerdo con los dem贸grafos de Naciones Unidas, la verdadera explosi贸n humana est谩 por venir… 11 mil millones para el 2100.

A este comienzo lento y t茅rmino r谩pido, los dem贸grafos y ecologistas lo llaman crecimiento exponencial. Hace ya m谩s de 200 a帽os que Thomas Malthus sugiri贸 que la poblaci贸n humana se expande exponencialmente en tanto que los recursos terrestres, de los que dependemos, permanecen fijos. Y, sin embargo, este crecimiento exponencial ya ha llegado a su fin, sea por la falla de los ecosistemas o por el r谩pido proceso de urbanizaci贸n. Imagen relacionada

En 1980 apareci贸 un libro con el t铆tulo 鈥淥vershoot: The Ecological Basis of Revolutionary Change鈥 de William Catton, donde el autor afirma que la civilizaci贸n industrial ha sembrado las semillas de su propia destrucci贸n y el aparente dominio que la humanidad tiene sobre la bi贸sfera es s贸lo el preludio de su declinaci贸n. Y no ha estado solo en su predicci贸n. Muchos otros han advertido, o al menos insinuado, acerca de la inevitable disminuci贸n de la poblaci贸n humana, no en un futuro lejano, sino dentro de los pr贸ximos 30 a帽os.

Esto podr铆a ser la madre de todas las crisis econ贸micas. El crecimiento de la poblaci贸n humana ha sido la piedra angular del auge econ贸mico, sector tras sector, especialmente para las industrias basadas en la energ铆a f贸sil. Por esta raz贸n la elite pol铆tica vio el s煤bito incremento de la poblaci贸n humana como un factor positivo para el crecimiento econ贸mico. Mientras m谩s gente haya m谩s se consume, por tanto m谩s se produce y mientras m谩s se produce m谩s trabajos hay. El crecimiento es bueno y debe conseguirse a cualquier costo.

Lo parad贸jico de todo esto es que el auge ocasiona la crisis. La revista 鈥淭he Economist鈥 de julio del 2001 hac铆a notar que no es coincidencia que las m谩s profundas y prolongadas recesiones en los 煤ltimos decenios han tenido lugar en pa铆ses que han experimentado auges econ贸micos. Y el cient铆fico Kevin Anderson, por su parte, advierte que si quemamos suficiente combustible f贸sil para elevar la temperatura atmosf茅rica en 4掳C, solo 500 millones de seres humanos podr铆an sobrevivir. Pienso, dice, que es extremadamente improbable que no tengamos muertes masivas con un aumento de 4掳C. Si lleg谩ramos a tener, digamos, una poblaci贸n de nueve mil millones en el 2050 y la temperatura subiera 4掳C o 6掳C, sin lugar a dudas nos quedar铆amos solo con esa cifra de sobrevivientes.

https://www.laportadacanada.com/userfiles/images/ecofo12(2).jpgEl efecto de esta declinaci贸n de la poblaci贸n humana se sentir铆a en todos los 谩mbitos, desde el ecol贸gico al econ贸mico. Causar铆a la p茅rdida de la masa consumidora para cada negocio e industria, desde el turismo a la venta de casas y edificios. Ir贸nicamente en ese momento el consumo masivo de la energ铆a f贸sil tocar铆a fondo. Una cat谩strofe econ贸mica sin comparaci贸n. Y todo esto est谩 dentro de nuestro horizonte de posibilidades. Incluso, si con un aumento de 4掳C solo desaparecieran 2 o 3 mil millones de personas,聽 bastar铆a para poner el crecimiento econ贸mico en marcha atr谩s.

Ahora, si nada de esto ocurriera, si ingenuamente crey茅ramos que vamos a estabilizar la temperatura en menos de 2掳C, todav铆a tendr铆amos que contar con la declinaci贸n de la poblaci贸n mundial. Seg煤n Naciones Unidas, en 2017 la poblaci贸n mundial alcanz贸 7.600 millones. En el 2050 el n煤mero llegar谩 a 9.800 millones y para el 2100 alcanzaremos la impresionante cifra de 11.200 millones. Estos mismos dem贸grafos, sin embargo, reconocen que estas predicciones pueden estar equivocadas. Si la fertilidad global durante la centuria sobrepasara el promedio en 0,5, es decir, si las mujeres dieran nacimiento a medio beb茅 mas de lo predicho, la poblaci贸n mundial llegar铆a a casi 17 mil millones en el 2100.

驴C贸mo ser铆a posible alimentar y ubicar a tal cantidad de seres humanos? Para ello necesitar铆amos dos planetas. Pero, el asunto, sin embargo, es que tambi茅n hay un tercer escenario, denominado variante baja, seg煤n el cual los humanos van a producir medio bebe menos de lo esperado, lo que va a provocar la ca铆da de las tasas de fertilidad, no solo en los pa铆ses desarrollados, sino tambi茅n en los pa铆ses pobres. En tal caso, la poblaci贸n mundial alcanzar铆a su cenit de 8.500 millones alrededor del 2050 para luego empezar a declinar r谩pidamente, de tal manera que para el fin de la centuria la poblaci贸n mundial ser铆a solo de 7.000 millones para continuar disminuyendo. En vez de crecer, disminuir铆a.Resultado de imagen para madre con muchos hijos

驴Cu谩l de estas tres variante es la m谩s probable? Seg煤n el investigador noruego Jorgen Randers el crecimiento poblacional alcanzar谩 su m谩ximo en el 2040 para luego empezar a declinar. La raz贸n, dice, es que las mujeres de los pa铆ses pobres emigran a los centros urbanos en donde no tiene sentido tener una familia numerosa.

Seg煤n 鈥淭he Economist鈥 las proyecciones de la ONU fallaron en predecir la espectacular disminuci贸n de los nacimientos en Bangladesh o Ir谩n desde 1980, en donde, aproximadamente, la fertilidad disminuy贸 de un promedio de seis hijos por familia a dos. Lo mismo ocurrir谩 con sus predicciones para el fin de siglo. Su modelo se basa en lo que ha ocurrido en el pasado. Lo que hoy ocurre, es bien diferente. El Modelo de Transici贸n Demogr谩fico fue desarrollado en 1929 y contiene cuatro etapas. La cuarta, que es la final, anticipa un mundo en el que la expectativa de vida es alta y el promedio de fertilidad bajo, lo suficiente para sostener la poblaci贸n: 2,1 beb茅s por madre.

Pero, al final, nos encontramos con una inesperada quinta etapa en donde la expectativa de vida lentamente contin煤a aumentando y el promedio de fertilidad contin煤a declinando por debajo del promedio de reemplazo, lo que eventualmente lleva a la disminuci贸n de la poblaci贸n. Casi la totalidad del mundo con econom铆as desarrolladas se encuentran en esta etapa. En los a帽os 70 del siglo pasado el promedio de fertilidad, en estos lugares, cay贸 por debajo de 2,1 hijos por pareja, lo que constituy贸 un cambio global sorprendente. La causa fue el aumento de la urbanizaci贸n y el mayor control que las mujeres ejercen sobre sus cuerpos.

Resultado de imagen para pildora anticonceptivaLa p铆ldora y el aborto revolucionaron la sexualidad y hoy se puede tener sexo sin temor al embarazo. La consecuencia es la continua ca铆da de la fertilidad. En Espa帽a, por ejemplo, el promedio de fertilidad es 1,3, muy por debajo del promedio de reproducci贸n y en el 2012 su poblaci贸n empez贸 a declinar, a pesar de la expectativa de vida que es de 82,5 a帽os. Las autoridades espa帽olas estiman que habr谩 un mill贸n de personas menos en esta d茅cada y 5,6 millones menos en el 2080.

La mayor parte de los pa铆ses europeos, especialmente los que limitan la inmigraci贸n, se encuentran en la misma situaci贸n. Y no solo Europa. La poblaci贸n de Jap贸n declinar谩 en un 25% en los pr贸ximos 30 a帽os, al igual que Corea y Singapur. Canad谩 y EU, est谩n en mejor situaci贸n debido a su pol铆tica de inmigraci贸n, a pesar de que en EU esta pol铆tica est谩 en peligro con la nueva administraci贸n del presidente Donald Trump.

Esta declinaci贸n tambi茅n ha empezado a ocurrir en otras partes del mundo. China e India est谩n en 2,1 y Am茅rica Latina en 2,0, por debajo del promedio de reemplazo (Chile, Colombia y Brasil en 1,8, Bolivia en 2,8, M茅xico en 2,3. Asia oriental y el Pac铆fico 1,8. Malasia 2,1, Tailandia 1,5). Todav铆a el promedio es alto en 脕frica con 4,8 y el Medio Oriente con 2,8. Nigeria ostenta un 7,4, Malawi 4,9, Ghana 4,2, Afganist谩n 5,3, Irak 4,6 y Egipto 3,4. Pero, todos ellos, sin excepci贸n, comparten con los pa铆ses de baja fertilidad el hecho de que el promedio de nacimientos est谩 bajando. En ninguna parte est谩 subiendo.

Seg煤n los analistas canadienses Darrell Bricker y John Ibbitson la urbanizaci贸n cambia los c谩lculos econ贸micos en tener m谩s hijos y le proporciona a la mujer mayor educaci贸n y control sobre sus decisiones. Otros factores, dicen, son la disminuci贸n de la influencia familiar, la declinaci贸n del poder de la religi贸n y la relativa emancipaci贸n de la mujer, aunque el poder del hombre sobre el cuerpo femenino todav铆a nos ronda.

En las encuestas de Gallup Poll, entre el 2008 y 2015, por ejemplo, se pregunt贸 si uno se sent铆a religioso o no. En Malawi y Nigeria, pa铆ses con el mayor promedio de fertilidad, el 99% respondieron que 鈥渟铆鈥. Pero, solo el 39% respondi贸 鈥渟i鈥 en Espa帽a que est谩 considerado uno de los pa铆ses menos religiosos del mundo. Esta es una interesante correlaci贸n: cuando el poder de la Iglesia Cat贸lica colapsa, como en Espa帽a, Quebec e Irlanda, se pasa r谩pidamente de una relativamente alta fertilidad a una relativamente baja fertilidad.

Urbanizaci贸n, la emancipaci贸n de la mujer y la ca铆da de la fertilidad son fen贸menos universales, aunque cada regi贸n procede con diferente paso, dependiendo de las caracter铆sticas de la cultura local. La muerte negra, la gripe espa帽ola, las masacres de la colonizaci贸n o las guerras han causado en el pasado el colapso de la poblaci贸n. Esta vez es diferente. La declinaci贸n ser谩 lenta y deliberada. Cada a帽o habr谩 menos gente que el a帽o anterior, a帽o, tras a帽o, tras a帽o.

Seg煤n el xenof贸bico primer ministro h煤ngaro Viktor Orban cada migrante representa un problema de seguridad p煤blica y un riesgo de terrorismo. Hungr铆a no necesita ni siquiera un solo inmigrante para que su econom铆a funcione o para que la poblaci贸n se sostenga por si misma o para que el pa铆s tenga un futuro, dijo. 驴Realmente? Hungr铆a tiene una poblaci贸n de menos de 10 millones y esta disminuyendo 30 mil personas cada a帽o y envejeciendo r谩pidamente.

Si el aumento de la poblaci贸n ha energizado la econom铆a, sector tras sector, como dicen los economistas, lo m谩s probable es que su disminuci贸n producir谩 una ca铆da de la producci贸n. Y todo el sistema capitalista se sostiene gracias a este crecimiento permanente. Esta ca铆da, despu茅s de todo, no estar铆a mal. Y lo mismo en el resto de los pa铆ses desarrollados que tratan a los inmigrantes con sospecha, hostilidad y rechazo. La construcci贸n de murallas es la expresi贸n m谩s obvia del racismo blanco. Y sin embargo, si un pa铆s quiere estabilizar su poblaci贸n y mantener su econom铆a, la inmigraci贸n es la respuesta. No hay otra forma.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario