Jun 26 2012
612 lecturas

CulturaPolítica

México, la elección presidencial y el proyecto cultural de las izquierdas

En la explanada principal del bosque de Chapultepec, en la capital del país, los escritores Elena Poniatowska y Paco Ignacio Taibo II leyeron, en el marco brindado por el cierre de campaña de Morena, el proyecto cultural de la izquierda que apoya la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador. Entre otros notables de la cultura mexicana, estuvieron allí El Fisgón, Rius y Jesusa Rodríguez.| ARTURO JIMÉNEZ.*

 

El arte y la cultura serán prioridades del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador de ganar la Presidencia de la República, pues “son la única salida a la profunda crisis nacional”, destacaron ayer los escritores Elena Poniatowska y Paco Ignacio Taibo II al leer los lineamientos generales del programa de cultura de las izquierdas.

 

La lectura se realizó en la explanada de la entrada principal del bosque de Chapultepec, como parte del cierre de campaña del Movimiento Regeneración Nacional en el área de Cultura (Morena Cultura), también llevado a cabo como parte del Festival Cultural Mundial por el Cambio Verdadero, de las 11 de la mañana hasta las seis de la tarde y que se organizó en diversas ciudades del país y del extranjero.

 

En el estrado estuvieron, entre otros, la promotora cultural Paloma Sáiz; el caricaturista de La Jornada Rafael Barajas, El Fisgón; la actriz Jesusa Rodríguez; el ex legislador Alfonso Suárez del Real, y el antropólogo Héctor Díaz Polanco, autor del reciente libro La cocina del diablo, que documenta el fraude electoral de 2006.

 

Entre las “acciones inmediatas en favor del arte y la cultura”, Poniatowska y Taibo II, quienes leyeron los diversos puntos de manera alternada, destacaron que “la política cultural incluye la democratización de los medios de comunicación”. Por ello, agregaron, “se promoverán medios públicos” y se otorgarán permisos y concesiones a las radios y televisoras educativas, culturales y comunitarias.
Otro punto es el apoyo a la investigación, preservación y divulgación del patrimonio cultural material e intangible del país. “Las culturas indígenas tendrán un lugar importante”.

 

También se estimulará la creación artística y se aplicará “un amplio programa” de becas para escritores, actores, bailarines, cineastas, pintores, artesanos, escultores, productores de video, músicos y promotores culturales, entre otros artistas. “El proceso será equitativo y transparente”, a escala nacional y para todas las ramas del arte y la cultura.

 

Destaca el apoyo a la producción, distribución y exhibición de “películas mexicanas de calidad”, así como el fomento a la lectura y las redes de bibliotecas y librerías.

 

Se impulsarán “coediciones económicas” con editoriales e instituciones públicas y privadas para acercar a los niños y jóvenes a la literatura universal, la ciencia y la tecnología así como la historia y la cultura mexicanas.
La formación artística será fomentada en escuelas, barrios y centros de trabajo; mediante campañas y brigadas culturales, además de publicaciones, se buscarán fortalecer la “cultura ciudadana” y los valores.

 

Por esos medios también se impulsará la divulgación científica y la relación de la ciencia y la tecnología con la vida cotidiana. De igual modo, “las plazas públicas del país serán escenarios abiertos a las actividades artísticas y culturales”.

 

Al final, Taibo II leyó: “Se creará la Secretaría de Cultura y Elena Poniatowska será su titular para llevar a cabo este programa de cultura”, lo que fue festejado por los cientos de asistentes a la explanada, en la que se instalaron varias carpas.

 

En otra parte de ese texto, no leída por los escritores, se plantea: “Frente a la crisis actual de México, la degradación de la sociedad y de las instituciones, la destrucción de la naturaleza, la desigualdad, la corrupción, la concentración de poder y de riqueza, es imprescindible un profundo cambio político, social, económico y, sobre todo, moral y cultural”.

 

Poniatowska, Taibo II, Epigmenio Ibarra, Jesusa Rodríguez y otros participantes coincidieron en la necesidad de realizar un “esfuerzo extraordinario” en la promoción y cuidado del voto de aquí a los pocos días que faltan para las elecciones del primero de julio, a fin de evitar “la imposición del PRI y de Enrique Peña Nieto”, y con ello, de la continuidad de “la ignominia”.

 

Vienen “más mentiras”, dijo Ibarra, pero también se observa “un pueblo que resurge, un viento de libertad y de dignidad”.

 

Bajo las carpas se hacían trueques de libros, se tomaban fotos como Villa o Zapata, o los niños recortaban y pintaban marcos para sus imágenes. En otra más se jugaba la Lotería de la memoria, “para acordarse de las infamias que han hecho el PRI y el PAN”.
Al final de la intervención de Poniatowska y Taibo II, ambos escritores, junto con el caricaturista Eduardo del Río, Rius, la actriz Jesusa Rodríguez y simpatizantes de Morena jugaron a la Lotería de la memoria. Mientras, la cantante Liliana Felipe vendía ejemplares del juego.

 

También había una instalación de un grupo de estudiantes, creada con monitores de televisión hechos de cartón, los cuales se ponían en la cabeza.

 

Al centro y en un extremo se montaron exposiciones plásticas y de fotografías, algunas de éstas con imágenes de los comités de Morena en favor de López Obrador, organizados en diversas ciudades del mundo.
——
* Periodista.
En www.jornada.unam.mx / Fotografía de apertura: Carlos Cisneros.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario