Jun 30 2019
754 lecturas

Pol铆tica

Nuevo acercamiento gobierno-oposici贸n, esperando el 5 de julio

El gobierno del mandatario constitucional Nicol谩s Maduro y delegados de la oposici贸n liderada por el autoproclamado presidente interino Juan Guaid贸 retomar谩n discusiones esta semana para buscar una salida a la crisis pol铆tica y econ贸mica, en sede a definir entre la g茅lida Oslo (Noruega) y la caribe帽a Bridgetown (Barbados).

Un d铆a clave para el devenir de los acontecimientos ser谩 el 5 de julio, d铆a de la independencia de Venezuela que hist贸ricamente se celebra tambi茅n con desfile militar, d铆a en el est谩 anunciado el informe final sobre la situaci贸n de los derechos humanos que presentar谩 la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachellet.Resultado de imagen para bachelet y militares venezolanos

Desde las filas de la oposici贸n se espera que el informe sea duro para con el gobierno, para que desde all铆 puedan invocar el 鈥渆stado fallido鈥 y nuevamente pedir una intervenci贸n militar extranjera. Intentan generar expectativas esperanzadoras en聽 sus filas de que es posible salir de la revoluci贸n y, a la vez, sembrar zozobra en la ciudadan铆a, con el habitual c贸ctel de odio y miedo.

驴Coincidentemente?, los representantes de Argentina, Brasil, Canad谩 y Chile, miembros del Grupo de Lima (aliados/c贸mplices de EU y Guaid贸) condenaron en el G20 de Osaka 聽鈥渓a represi贸n y la sistem谩tica violaci贸n de los derechos humanos de los venezolanos por parte del r茅gimen ileg铆timo de Nicol谩s Maduro禄, seg煤n la presidencia argentina.

La campa帽a comunicacional preparatoria ya comenz贸, y a ella se suma el anuncio de la muerte en prisi贸n del exoficial de la Marina Rafael Acosta Ar茅valo, sindicado de intento de magnicidio. Un video suyo difundido por redes sociales (con el alias de Gonzalo) habla sobre asesinar al Presidente. El gobierno deber谩 aclarar c贸mo sucedi贸.

Por ahora se habla de conversaciones, acercamientos, porque di谩logo invoca otros procesos, tales como reencuentro, reconocimiento; negociaci贸n, acuerdos y 茅tica; informaci贸n y comunicaci贸n; independencia y responsabilidad nacional; democracia y paz. Las presiones por reiniciar las conversaciones vienen desde el Vaticano y sectores de la socialdemocracia europea, con el apoyo de Rusia y China.

芦Los Estados Unidos nunca dijeron que su esfuerzo en Venezuela se limitar铆a a una ronda禄, expres贸 un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) en Washington, luego que el prestigioso Washington Post comentara los reveses que hab铆a tenido la denominada operaci贸n libertad, destinada a deponer a Nicol谩s Maduro de la presidencia.

Imagen relacionadaEl Post se帽al贸 que el presidente Donald Trump estaba insatisfecho con los resultados obtenidos de las pol铆ticas seguidas desde el CSN por John Bolton y Mauricio Claver-Caronne, y que se hab铆a quejado de que sus asesores subestimaran a Maduro, a quien ahora considera un elemento 芦duro de roer禄. Y se帽al贸 que en vista de la frustraci贸n que generada, era razonable pensar que se pod铆a producir una reformulaci贸n de la estrategia, tanto en los objetivos planteados como en las t谩cticas a seguir.

Guaid贸 rest贸 importancia a la posibilidad de conseguir un gran avance, insistiendo en que la condici贸n para cualquier negociaci贸n es que haya elecciones presidenciales inmediatas, repitiendo una consigna que todos saben que no tiene ninguna viabilidad.

Sus asesores admiten que Guaid贸 est谩 bajo una presi贸n cada vez mayor por parte de Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros para no retirarse de las negociaciones y entregar una victoria simb贸lica al gobierno constitucional. La oposici贸n se ha quejado de que Maduro ha utilizado las negociaciones anteriores patrocinadas por el Vaticano y otras entidades para ganar tiempo.

Las partes, a instancias de Noruega, se reunieron en Oslo en mayo, pero no llegaron a un acuerdo, cuyos detalles no trascendieron, a煤n cuando se fueron implementando algunos acercamientos sobre temas puntuales.

TLos l铆deres que conforman el bloque de los BRICS en Osakaambi茅n el grupo BRICS, conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sud谩frica, expres贸 su disposici贸n a promover una soluci贸n de la situaci贸n en Venezuela dentro del di谩logo, inform贸 el viceministro de Finanzas de Rusia, Sergu茅i Storchak. 鈥淓l bloque contribuir谩 a la resoluci贸n de este proceso en la medida de lo posible鈥, dijo Storchak, tras una reuni贸n del grupo durante la Cumbre del G20, el s谩bado en Osaka, Jap贸n.

Las deliberaciones de la OEA se llevaron a cabo en Medell铆n, Colombia, en forma simult谩nea al G20 y se constituyeron en un nuevo fracaso en la pol铆tica de Washington, obsesionado en deteriorar al gobierno chavista. La delegaci贸n oriental abandon贸 el encuentro al ser sorprendida, junto a las representaciones de Bolivia, Nicaragua y M茅xico, por la acreditaci贸n intempestiva e inconsulta de representantes de Juan Guaid贸, primer legislador en la historia de Am茅rica Latina en autoproclamarse presidente.

El promocionado acuerdo entre la Uni贸n Europea y el Mercosur que se anunci贸 (pero pareciera que a煤n no se concret贸) en Bruselas ha sido publicitado por las canciller铆as argentina y brasile帽a como un 茅xito del oficialismo, cuando dif铆cilmente sea aprobado por los Parlamentos de los pa铆ses signatarios, ante los groseros desequilibrios que pretende instaurar.

En la fallida 49 Asamblea General de la OEA fue aprobada la resoluci贸n propuesta por quienes ped铆an elecciones presidenciales 芦libres, justas, transparentes y leg铆timas, lo m谩s pronto posible禄 en Venezuela. La resoluci贸n cont贸 con 20 votos a favor, ocho en contra y seis abstenciones.

M茅xico lament贸 芦profundamente禄 que la OEA 芦se atribuya禄 facultades que no tiene. Colombia pidi贸 una respuesta regional frente a la migraci贸n de venezolanos y considerar la opci贸n de darles el trato de refugiados, pero la resoluci贸n no obtuvo el consenso.

Esta asamblea demostr贸 fielmente la fractura de la OEA: Uruguay, en actitud digna, abandon贸 la asamblea en protesta contra el reconocimiento de un nuevo gobierno en Venezuela, por 芦la v铆a de los hechos禄, mientras EU afirmaba que Maduro 芦no es un hombre con el que podamos negociar.禄 por lo que insisti贸 que su salida debe ser el primer paso para restablecer la democracia en este pa铆s.

驴EU reformula su estrategia?

En las 煤ltimas semanas, la Casa Blanca ha moderado su discurso contra Maduro, pero fuentes oficiales aseguran que los esfuerzos para presionar al chavismo contin煤an, aunque no se hagan p煤blicos.

En una conferencia de prensa al t茅rmino de su participaci贸n en la cumbre del G20, en Osaka, Trump preguntado por si est谩 pensando en cambiar su estrategia hacia Venezuela dado que no ha conseguido expulsar del poder a Maduro, Trump respondi贸: 鈥淭engo cinco estrategias diferentes, podr铆a cambiar en cualquier momento. Demasiada gente est谩 abandonando Venezuela, Venezuela va a ser un pueblo fantasma鈥, dijo.Resultado de imagen para trump y bolton

鈥淭enemos muchas cosas reservadas si tenemos que llegar a eso. No queremos implicarnos hasta el punto que usted puede estar pensando鈥, afirm贸, en referencia a la v铆a militar.

Pero, al surgir el espacio de negociaciones abierto por Noruega, Elliott Abrams tom贸 el relevo desde el Departamento de Estado y acept贸 los encuentros de Oslo, negociaci贸n que no estaba contemplada. El vicepresidente Mike Pence hab铆a se帽alado en febrero que 芦no es momento de di谩logo, sino de acci贸n禄. Pero las acciones gui帽adas y financiadas por EU, no lograron ninguno de sus objetivos.

En un art铆culo en el Herald Tribune, Abrams se abre al camino a las negociaciones, reconoce el papel del chavismo en un futuro pol铆tico y omite mencionar la condici贸n previa de la salida de Maduro antes de la celebraci贸n de un proceso electoral, lo que lo aleja de la f贸rmula r铆gida del 芦cese a la usurpaci贸n禄, aunque en su 煤ltima rueda de prensa coloca de nuevo el asunto sobre el tapete.

La reformulaci贸n completa de los objetivos estrat茅gicos, que tienen como centro la reinserci贸n plena de Venezuela en el dispositivo geopol铆tico estadounidense, est谩 en proceso de consultas y elaboraci贸n. Washington no desiste (a煤n) del objetivo de una transferencia integral del poder hacia la oposici贸n, sin siquiera un acuerdo previo de cohabitaci贸n y coparticipaci贸n en los distintos espacios de poder del Estado y la sociedad.

Resultado de imagen para Hassine AbassHassine Abassi uno de los miembros del Cuarteto para el Di谩logo Nacional en T煤nez y Premio Nobel de la Paz, destac贸 (en una visita a Caracas) el papel de la sociedad civil 鈥渃omo mediador y fuerza convocante鈥 de la paz, el di谩logo y el fortalecimiento de la democracia. 聽O sea, colocar los intereses del pa铆s por encima de los de car谩cter pol铆tico y personales, y evitar la injerencia de actores extranjeros durante las negociaciones.

Transformado el di谩logo en Venezuela en factor importante de la confrontaci贸n pol铆tica, es absolutamente certero el consejo de Abassi. A prop贸sito de sus recomendaciones, la soci贸loga Marycl茅n Stelling recuerda que el di谩logo invoca otros procesos, tales como reencuentro, reconocimiento; negociaci贸n, acuerdos y 茅tica; informaci贸n y comunicaci贸n; independencia y responsabilidad nacional; democracia y paz.

La paz al igual que el di谩logo es un proceso que no se limita a un acuerdo formal o a un documento; a una firma o mero apret贸n de manos; tampoco a un pacto o foto. Es un lento proceso que toma tiempo para ser trasladado al 谩mbito societal y ser asumido por la ciudadan铆a.

*Periodista y comunic贸logo uruguayo. Mag铆ster en Integraci贸n. Fundador de Telesur. Preside la Fundaci贸n para la Integraci贸n Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de An谩lisis Estrat茅gico (CLAE, www.estrategia.la)

 

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario