Jul 5 2012
963 lecturas

Opini贸nPol铆tica

Paraguay / Segunda advertencia a Am茅rica Latina

El golpe de Estado que se consum贸 en Paraguay es una nueva voz de alerta a los pueblos latinoamericanos; la primera fue el golpe de Estado en Honduras y esta vez no debe permitirse que la gravedad de lo ocurrido ahora se diluya como sucedi贸 en el caso hondure帽o. | FRIDA MODAK.*

 

Con otra modalidad, para evitar una reacci贸n similar a la que provoc贸 el golpe de Honduras, en esta oportunidad se convoc贸 a una sesi贸n聽 del parlamento paraguayo para discutir un llamado 鈥渓ibelo acusatorio鈥 contra el presidente Lugo, en vez de falsificar聽 una renuncia como se hizo en relaci贸n al presidente Zelaya.

 

M谩s all谩 del 鈥渟how鈥 tenemos que entender que los grupos de poder del聽 llamado mundo desarrollado no van a respetar nada, ni constituciones, ni parlamentos ni mucho menos los derechos de los pueblos porque su objetivo es salir de la crisis que ellos mismos han creado.

 

El 鈥渕otivo鈥, si as铆 se lo puede llamar, que habr铆a originado el conflicto no puede ser m谩s falso. La disputa por la tenencia de la tierra en Paraguay no s贸lo es antigua sino que es permanente porque los 鈥渋nfluyentes鈥 no cejan en su prop贸sito de apropiarse de ella.

 

Quien haya estado en Paraguay aunque sea un par de d铆as, habr谩 le铆do en la prensa los detalles del conflicto por la tierra de ese momento. En el caso actual hay casualidades reveladoras, las tierras eran de uno de los hombres m谩s ricos e influyentes de ese pa铆s. Desde luego fueron 鈥渁dquiridas鈥 durante la dictadura de Stroessner y resulta que de la matanza de campesinos que hicieron los polic铆as enviados a desalojarlos se responsabiliz贸 de hecho聽 al presidente Fernando Lugo, en vez de investigar lo actuado por el jefe de la polic铆a.

 

Los motivos reales del golpe de Estado tambi茅n han ido quedando al descubierto. Las transnacionales聽 tienen la mirada puesta en Paraguay, en sus tierras, r铆os y dem谩s recursos naturales.

 

Ricos, pero pobres

 

Paraguay se cuenta entre los pa铆ses pobres, sin embargo su territorio guarda codiciadas riquezas y eso es lo que est谩 en el fondo de las situaciones que le ha tocado enfrentar a sus habitantes, desde guerras a largas dictaduras.

 

Es un pa铆s que no tiene costa mar铆tima, pero sus dos r铆os principales, el Paraguay y el Paran谩 llegan al Oc茅ano Atl谩ntico y tiene puertos francos en el r铆o Paran谩; el r铆o Paraguay divide al pa铆s en dos regiones, la Oriental y la Occidental o Chaco. La primera abarca el 39 por ciento del territorio del pa铆s y all铆 vive el 97.3 por ciento de los habitantes. La Occidental comprende el 61 por ciento del territorio y all铆 habita el dos por ciento de la poblaci贸n.

 

Pero la mayor riqueza est谩 en las reservas de agua dulce del llamado Acu铆fero Guaran铆, que cubre un 1.190.000 mil kil贸metros cuadrados, que comparte con zonas de Brasil, Uruguay y Argentina. Se estima que este acu铆fero contiene 5.000 kil贸metros c煤bicos de agua, con lo que es capaz de abastecer a la poblaci贸n mundial actual, 6 mil millones de personas, durante 200 a帽os.

 

En abril de este a帽o, el gobierno del presidente Lugo anunci贸 que realizar铆a un inventario de los recursos naturales del pa铆s, para lo cual se form贸 un grupo de trabajo cuyo objetivo inmediato era valorizar聽 e inventariar todos los bienes naturales para聽 ir construyendo una visi贸n com煤n para su uso a fin de que la sociedad se beneficiara de ellos, seg煤n se帽alaron los ministros del Ambiente y de Planificaci贸n. Los resultados o avance de este inventario no han trascendido, pero en la reuni贸n cumbre R铆o+20 realizada hace pocos d铆as en R铆o de Janeiro, los representantes de Paraguay pidieron soberan铆a sobre los recursos naturales.

 

El canciller Jorge Lara Castro se帽al贸:鈥滱bogamos por una integraci贸n energ茅tica solidaria basada en la soberan铆a de los recursos naturales聽 en nuestros pa铆ses y por una transferencia de tecnolog铆as limpias que contribuyan al desarrollo de nuestros pueblos鈥. Responsabiliz贸 al modelo econ贸mico de la crisis mundial debido a que 鈥渘o ha dado prioridad a la vida y la naturaleza sino a los mercados鈥. Sostuvo que la naturaleza no puede ser tratada como mercanc铆a sujeta a las leyes del mercado.

 

M谩s adelante manifest贸 que 鈥淪udam茅rica abastece al mundo pero gran parte de la poblaci贸n sufre, pasa hambre y vive en condiciones de extrema pobreza鈥. Agreg贸 que聽 la regi贸n est谩聽 ante el 鈥渄esaf铆o de la concreci贸n hist贸rica que involucra la recuperaci贸n soberana de los聽 recursos naturales y energ茅ticos聽 para avanzar hacia la soberan铆a鈥.

 

No resulta casual, entonces, que el golpe de聽 Estado se produjera un par de d铆a despu茅s y que Jorge Franco, que asumi贸 como nuevo presidente, dijera que va a utilizar聽 la energ铆a de las聽 hidroel茅ctrica de Itaip煤 y Yaciret谩 para crear industrias y empleos para que los paraguayos no tengan que buscarlos en otros pa铆ses.
鈥斺
* Periodista, ex secretaria de prensa del Dr. Salvador Allende; reside en M茅xico.

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario