Ago 1 2012
945 lecturas

Opinión

Pedido de asilo de Julián Assange: su madre entrega al gobierno de Ecuador nuevos antecedentes

La madre del periodista y fundador de WikiLeaks, se reunió con el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, en Quito, para poner al alto funcionario al tanto de cómo en EEUU se buscan, de cualquier modo, evidencias para acusar criminalmente a su hijo, que se encuentra en calidad de huésped en la Embajada de Ecuador en Londres a la espera de la resolución de su solicitud de asilo.| LAUTARO ROJO MILLAPÁN.*

 

“Tengo evidencias de que hay un ‘gran jurado’ en EEUU analizando evidencias con el propósito de hacer posibles cargos en contra de mi hijo”, dijo Christine Assange en una rueda de prensa, tras entrevistarse con el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

 

Agregó que ese jurado “se reúne en secreto, no tiene un juez, se compone de cuatro abogados y no se permite ningún material para la defensa”. El canciller Patiño se mostró sorprendido con los informes recibidos de la madre de Assange, señalando que desconocía la existencia de una supuesta investigación por parte de un ‘gran jurado’.
Sí sabíamos —señaló— de movimientos que se estaban gestando en EEUU en contra de Julian Assange, incluso teníamos antecedentes, divulgados por la misma prensa estadounidense, de como un exfuncionario del servicio de seguridad había declarado que en caso de que Julian Assange fuera extraditado sería condenado a muerte por traición.

 

Despues de los informes proporcionados por la señora Assange, no quedan dudas de que el gobierno norteamericano, no descansará hasta no ver muerto al periodista. No hay que olvidar que la misma revista Counterpunch, con el titular La nación asesina[1], califica de sorprendente el reconocimiento oficial de que Estados Unidos dispone desde más de medio siglo, de un programa de asesinatos selectivos que ahora coincide con una visibilizaciòn sin precedente del uso de aviones de guerra guiados por control remoto en diversos puntos del planeta.

 

“Poder Invisible”. Así lo califica el diario Wáshington Post, editorialmente, el hecho de que “ningún gobierno ha dependido tan extensivamente del asesinato de individuos para los objetivos de seguridad de la nación como el actual”.

 

El ex Presidente James Carter, había publicado un artículo en el New York Times, en que manifestaba que “no se sabe cuántos cientos de inocentes han muerto en estos ataques (con “drones”, como se denomina a esas aeronaves no tripuladas), cada uno de ellos aprobado por las màximas autoridades de Wáshington. Cabe señalar, incluso, que Carter durante su administración, suspendió la aplicación del Proyecto X por presuntas violaciones a los derechos humanos, pero bien pronto la administración de Ronald Reagan reimplantó su vigencia.

 

Ante estos hechos no podemos dudar de la tremenda aflicción y preocupación que padece Christine Assange por la vida del periodista —que bajo la administración de Barack Obama, estaría condenado a la pena de muerte. Y de ningún modo podemos olvidar que dio a conocer al mundo entero el hecho —no desmentido ni explicado— por las autoridades estadounidenses de cómo helicópteros norteamericanos asesinaban seres humanos inocentes en las calles de Irak, dejando arracimandos y heridos —entre hombres, mujeres y niños indefensos.

 

De allí que el gobierno de Estados Unidos tenga “sangre el ojo” por las denuncias de Julian Assange, por otro lado hechos que en su oportuidad fueron informados distorsionadamente —los “daños colaterales”— achacándolos a “casualidades de la guerra”.

 

En la actualidad el denominado Programa Fénix se ha hecho global, lo que proclama que Estados Unidos de América es objetivamente un Estado asesino.

 

Creemos que la ciudadanía mundial debe movilizarse para impedir que Julian Assange sea extraditado a EEUU; a todos y cada de nosotros como seres humanos nos debe impactar el dolor que sufre una madre al encontrarse con que su hijo desde ya está condenado a muerte sin ninguna posibilidad de defenderse —la misma situación de los “terroristas” en las prisiones militares yanquis —Guantánamo, por ejemplo.

Ojalá que el gobierno ecuatoriano de Rafel Correa, encuentre mérito suficiente a la solicitud de asilo de Julián Assange para radicarse en Ecuador, fuera de todo peligro y persecución.
___
1] Ver artículo aquí
——
* Desde Quito.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Jesús Augusto Feliciani Di Lorenzo
    15 agosto 2012 6:35

    esto es una falsa bandera