Ago 16 2012
592 lecturas

Política

Por ahora teórico: conflicto entre el Reino Unido y Ecuador por asilo del periodista Assange

El gobierno británico le dijo a Ecuador que cree que tiene el derecho legal de entrar a la embajada ecuatoriana en Londres y arrestar al fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien buscó refugio ese lugar en junio. Assange se enfrenta a su extradición a Suecia desde Reino Unido por presuntos crímenes sexuales, lo que estima una retaliación estadounidense por la divulgacion de informaciones que comprometen a ese país.| Redacción de BBC-Mundo.*

 

El argumento que esgrime Londres para tomar esa decisión la Ley de Recintos Diplomáticos y Consulares de 1987, que le permite revocar el estatus diplomático de una embajada en territorio británico, lo que potencialmente le permitiría a la policía ingresar a la embajada ecuatoriana para arrestar a Assange.

 

Para Ecuador el ingreso del Reino Unido a la sede de su embajada en Londres constituiría una violación flagrante”de tratados internacionales como la Convención de Viena. “Los locales de las misiones diplomáticas son inviolables”, dijo el canciller Ricardo Patiño el miércoles, antes de señalar enfáticamente: “No somos colonia británica”.

 

Aspectos jurídicos

 

La convención que rige las relaciones diplomáticas entre países y los privilegios e inmunidades que tienen los funcionarios y recintos diplomáticos es la Convención sobre Relaciones Diplomáticas de Viena, sancionada en 1961.

 

Ésta codificó conceptos y costumbres sobre la inviolabilidad de las sedes diplomáticas que habían funcionado durante siglos como “pacto de caballeros” entre los estados y que progresivamente fue reglamentándose en convenios y convenios bilaterales.

 

Entró en vigencia en 1964, tras ser complementada con la Convención sobre Relaciones Consulares, y es considerado el texto básico que rige las relaciones internacionales incluso para países que no son firmantes del acuerdo, donde se aplica como derecho internacional consuetudinario.

 

Entre otros aspectos sobre el funcionamiento de las representaciones diplomáticas, la Convención establece que las policías locales y las fuerzas de seguridad no pueden ingresar al recinto de una embajada salvo que obtengan el permiso expreso del embajador. Los jefes de la delegación pueden conceder el refugio a una persona en el caso que juzguen que esta tiene razones para buscar protección.

 

La carta de la cancillería británica a Ecuador

 

En su carta al gobierno ecuatoriano, la cancillería británica dice que tiene la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia, en donde se le busca por supuestos delitos sexuales. Y añade que, en caso de ser concedido el asilo por Ecuador, el Reino Unido no concederá el salvoconducto a Assange para que salga de la embajada.

 

La carta le dice además a Ecuador que el Reino Unido tiene el poder legal de suspender temporalmente el estatus del recinto de la embajada y arrestar a Assange, citando la Ley de Recintos Diplomáticos y Consulares de 1987. La comunicación británica agrega que espera que no sea necesario llegar a ello.

 

Además, los acuerdos sobre derechos humanos proporcionan una capa adicional de protección, como la Convención Europea de Derechos Humanos, la Convención Interamericana o la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos. Eso implica que una embajada está obligada a considerar si el solicitante de asilo corre riesgo de morir o ser herido si es devuelto a las autoridades locales.

 

Además, como explica a BBC Mundo Ricardo Abello, experto en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, en Colombia, “la Corte Internacional de Justicia, desde el caso Haya de La Torre, ha sostenido el derecho que tienen los perseguidos políticos, y quien determina si se trata de un delito común o político es el Estado que otorga el asilo”.

 

En este caso, sería Ecuador, si decide otorgarlo.

 

“Lo que va argumentar (Reino Unido) es que Assange no es un perseguido político sino que cometió un delito común”, dijo Abello, en referencia a que Suecia busca la extradición para interrogarlo por acusaciones sobre violación y asalto sexual.

 

El caso de Haya de la Torre, emblemático por su impacto en la jurisprudencia posterior, se refiere al refugio en 1949 de Víctor Raúl Haya de la Torre, el fundador del partido Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), en la embajada de Colombia en Lima.

 

Cuando se le pregunta a Abello si él cree que el eventual ingreso de Reino Unido a la embajada sería una violación del derecho internacional, como lo sugirió el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, no lo duda:
“Es clarísimo que eso es así”, dice.

 

Donald Rothwell, profesor de derecho internacional en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Australia y quien ha comentado varias veces sobre el tema de Assange, opina de manera similar.
“En sentido literal, probablemente diría que es una violación del derecho internacional porque la embajada tiene o no tiene la inviolabilidad y la inmunidad de la que goza como embajada legítima. Y nadie está sugiriendo de ningún modo que los ecuatorianos no tienen una presencia diplomática legítima en Reino Unido que es respetada bajo la Convención de Viena”, le dijo a BBC Mundo desde Australia.

 

Rothwell explicó que la Ley de Recintos Diplomáticos y Consulares de 1987 normalmente se aplica en caso de que una embajada pierda su estatus por la desintegración de un Estado o porque Reino Unido no reconozca la legimitidad o existencia de un Estado o un gobierno.

 

Pero en este caso “parece que es una amenaza para revocar temporalmente la inviolabilidad de la embajada puramente con el objetivo de detener a Assange.
“Esta aparente amenaza de Reino Unido es extraordinaria. No me extraña que el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador haya respondido como hizo”.

 

“Términos no absolutos”

 

Sin embargo Reino Unido no considera que la Convención de Viena sea absoluta, como le dijo el portavoz de la cancillería de ese país, Sam Heathrow, a BBC Mundo.
“Los términos de la Convención de Viena no son absolutos en toda circunstancia y Gran Bretaña tiene la obligación de extraditar al señor Assange a Suecia que es un país con un sistema legal confiable y transparente”, dijo.

 

Heathrow añadió que suspender el reconocimiento de la embajada “podría ser una opción”, pero que “no hay una decisión tomada aún.
“…Nosotros vamos a extraditar a Assange”, dijo con firmeza.

 

Por su parte, el subeditor político de la BBC, James Landale, dice que el gobierno británico ha negociado largamente con Ecuador sobre el tema y ha mencionado la existencia de la ley que permitiría la entrada de las autoridades del Reino Unido al recinto diplomático.

 

Pero añadió que si bien Reino Unido ha estado frustrado por la falta de decisión, no está cerca de allanar la embajada. El corresponsal añadió que incluso si se le otorga el asilo a Assange, él tendrá que cruzar territorio británico y podría ser arrestado.
——
* www.bbc.co.uk/mundo/noticias.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario