Nov 6 2013
344 lecturas

Cultura

Preguntas sin olvido

¿Dónde estarás, amor? Ni han devuelto tu nombre.

El mismo que tan breve parecía intimo,

diminutas cuatro letras de silabear tu nombre.

 

¿Es que tu aliento tibio todavía sobrevuela

el aire de una cárcel feroz y sin ventanas?

 

¿Y tu ojos, amor,

siguen siendo tan grises absortos y redondos

tus ojos de juntarnos decayendo la tarde?

 

Esos brillos amantes de la vida

en calles encendidas de canciones y pájaros.

 

Y también por tu ojos al reflejar los míos

cruzarían los ultrajes de uniforme y absurdo.

De niños sollozantes robados en la noche

con la mueca indolente de banqueros y curas.

 

¿Dónde estarás amor?

¿No mantiene tu cuerpo caricias de mis manos,

ni a tu piel la desvela mi beso tembloroso?

 

¿Y tu voz amor mío?

¿Ni me nombró siquiera al saberte arrastrada

y la gente impasible siguiendo su camino?

 

¿No me nombraste amor ni apenas esa noche,

violada y sometida?

¿El pronunciarme apenas fue tu olvido

en esa infamia constante de tu muerte?

¿O tanto nos quisimos, amor,

que callaste mi nombre?

 

*Nació en Banfield y vive en Lanús, Buenos Aires, Argentina

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario