Abr 23 2012
827 lecturas

PolíticaSociedad

Probablemente para que aprenda: 16 años y diez balines (policiales) en el cuerpo

Jano no es un dios de vieja mitología. El Presidente de la República de Chile visita sorpresivamente el Museo de la Memoria y los DDHH de Santiago y formula declaraciones sobre su deber y la paz social (ver aquí); por la misma fecha, la Alianza Territorial Mapuche informa que un adolescente es baleado por Carabineros.*

 

El hecho ocurrió en la martirizada —pero no menos luchadora— comunidad de Temucuicui, en el sur del país, durante un violento allanamiento en el que participaron alrededor de 200 elementos armados. Como resultado de la prudencia policial, un muchacho (Lautaro Naín, 16 años) recibió no menos de 10 impacto de balines metálicos en la espalda, mejillas, sien y otras zonas corporales, debiendo ser llevado de urgencia a un centro médico en la ciudad de Victoria.

 

Mijael Carbone, werken de la Alianza Territorial Mapuche, señaló que el fuertemente armado contingente de 200 carabineros irrumpieron tras clarear el alba en la comunidad de Temucuicui, comuna de Ercilla, disparando sin mediar aviso alguno hacia las casas de los comuneros —con  las consecuencias señaladas—.  La acción se registró en las cercanías de la escuela del lugar y en pleno horario de clases.

 

La Fundación de Apoyo a la Niñez y sus Derechos (ANIDE), como institución abocada a la defensa de los derechos de la niñez, hizo saber de inmediato su más enérgico rechazo a la violencia ejercida por las fuerzas policiales contra las comunidades mapuche, que tiene una vez más como víctima a un niño,  e insta al gobierno y a las instituciones del Estado a respetar la Convención de Derechos del Niño, y el Convenio N° 169 sobre Pueblos Indígenas, de los cuales Chile es país signatario.

 

Fundación ANIDE reitera su permanente llamado de atención sobre la situación de niños, niñas y jóvenes de las comunidades mapuche, quienes, además de la pobreza a que el sistema condena a sus familias, deben convivir a diario con la violencia y la segregación.

 

Se suma además ANIDE al llamado efectuado por el Werken Mijael Carbone para poner fin a los salvajes allanamientos policiales en la zona y a crear las condiciones para abordar, por la vía del diálogo, el conflicto creado por el Estado de Chile al despojar de sus tierras ancestrales a las comunidades mapuche.

 

Para las diferentes comunidades en el área, no caben dudas de que detrás del brutal proceder de Carabineros —haciendo tabula rasa de compromisos adquiridos para evitar la confrontación con éstas— se encuentran las órdenes del fiscal de la zona, abogado Luis Chamorro, cuya actividad está marcada por un profundo sentimiento anti mapuche, lo que convierte sus diligencias en un peligro público de primera magnitud.

 

Incidentalmente, Chamorro es responsable de la persecución que ha sufrido el werken Mijael Carbone y de la preparación de montajes enfilados a criminalizar la causa del pueblo mapuche por recuperar sus tierras.

——
Informaciones de prensa y fuentes propias.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

1 Comentário

Comentarios

  1. Antonio Casalduero Recuero
    25 abril 2012 0:44

    Ha sido sistemática la represión contra el puebñlo mapuche, y paradójicamente, muchos de esos mismos efectivos policiales son también descendientes directos o indirectos en segunda o tercera generación de los mismos mapuches que apalean inmisericordemente. El estado chileno nunca ha querido hacerse cargo de que dentro del territorio nacional habitan también otros pueblos que no necesariamente tienen las mismas leyes y costumbres del pueblo chileno. Ha habido algunas tímidas iniciativas parlamentarias para otorgarles un status de independencia cultural que les permita desarrollar sus propias formas de vida, pero éstas han golpeado un muro de indiferencia fría y hostil. Ellos tienes su propia cultura, su propia lengua, sus ancestrales costumbres, sus creencias originarias, primigenias y valoradas. Hoy básicamente son objeto de atracción turística, muy visitados durante los meses de verano, pero durante el resto del año deben sobrevivir en condiciones miserables, y ahora más encima, apaleados y vilmente reprimidos.