Ago 22 2010
1090 lecturas

Despacito por las piedras

Ranking mundial de las economías nacionales

Sabemos que el tamaño de una economía, es decir su Producto Bruto Interno (PIB) no nos dice mucho sobre el desarrollo de ese país, menos aún sobre la calidad de vida de sus habitantes. De todas maneras la evolución de esta medición nos da una idea acerca de los países que crecen y los que se van quedando en el camino.
En estos días han tomado estado público algunas novedades acerca de la situación actual de ese ranking. Allí se observan algunos datos de notable interés. Los avances de China y Brasil y el retroceso español. Hoy los 10 países que forman parte de ese círculo aúlico son y en este orden: Estados Unidos, China, Japón, India, Alemania, Reino Unido, Rusia, Francia, Brasil e Italia.
China, según todos los datos ha superado a Japón que -de esta manera- pierde su lugar, como la segunda economía del mundo, después de haberlo ocupado en los últimos 40 años. Entre la década de los 70 y 80 del siglo pasado el “milagro económico” nipón, basado en su poder industrial y exportador lo colocó en ese lugar, del que ahora ha sido desalojado por el avance chino. Este país sigue creciendo –justamente- a “tasas chinas” que superan el 9% anual. Mientras tanto, Japón -después de la recesión- sólo lo hará a un modesto 0,4%. De todas maneras ambas economías se encuentran muy lejos de su símil norteamericana que encabeza, largamente, esta lista.
China ya supera a Estados Unidos en el consumo energético, lo que no se sabe si es una buena o mala noticia, si es bueno saber que hace solo 10 años, consumía la mitad de la energía que consumían los norteamericanos. China también dejó en segundo lugar a Alemania en materia de exportaciones.
De todas maneras China se mantiene muy lejos del tamaño de la economía norteamericana y, a menos que ocurra un cataclismo universal, a los asiáticos le demandará más de una década ocupar el primer lugar en el podio económico mundial.
De esta manera, de un modo lento aunque parece inexorable, China y la India van en camino –hacia fines de este siglo o en el próximo- a recuperar el rol que tuvieron en el siglo XIX cuando eran las economías más grandes de la tierra.
Otra novedad lo aporta el avance de la economía brasileña. Superó a España  e Italia y estaría cercana al tamaño de la economía de Francia. Que un importante porcentaje de sus exportaciones tenga como destino abastecer al formidable crecimiento chino, fortalece y le da una mayor estabilidad a su economía.
España se habría caído del mapa de las 10 principales economías del mundo. Tuvo siete trimestres consecutivos de recesión, siendo probable que vuelva a la misma. Con la evolución de esta tendencia España parece encaminarse a frustrar, en su larga existencia, su segunda gran oportunidad histórica. Primero –hace cinco siglos- desaprovechó el oro y la plata saqueados a Nuestra América que, así como venían, seguían viaje para Inglaterra para financiar su avance hasta transformarse en potencia mundial. La segunda frustración vino cuando los marcos alemanes inundaron, hace apenas cuatro décadas, la España pos franquista. En lugar de aplicarlos a la producción, con ese dinero financiaron el boom inmobiliario, clave para desatar la actual crisis.
Hoy la economía española descansa sobre tres patas, sin saberse cual de ellas es la más débil. En lo interno su desarrollo industrial está concentrado en Cataluña y los países Vascos. En ambos lugares los vientos nacionalistas impulsan una autonomía cada vez mayor respecto de Madrid. La tercera pata son sus inversiones en América Latina y aquí sus capitales no gozan del prestigio y solidez de otrora.

Juan Guahán, Question

  • Compartir:
X

Envíe a un amigo

No se guarda ninguna información personal


Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario