May 7 2013
489 lecturas

Economía

Retorno de España a escenarios de emigración Recibidos

La pérdida del poder adquisitivo de los salarios y un nivel de desempleados que superaba al fin del primer trimestre la cifra mítica de los seis millones, serían las principales razones que explicarían la salida de españoles al exterior

La progresiva pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores españoles debido a los exiguos incrementos salariales ( entre enero y noviembre del 2012, el aumento salarial pactado en los convenios ha sido del 1,31% frente al 2,48% de 2011 con el agravante de una inflación del 2,9 % en noviembre) aunado con la generalización de la precariedad laboral, (según la última Encuesta de Población Activa (EPA), el trabajo precario en España alcanzaría ya la friolera de 5 millones de personas) y el repunte del paro (la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre ha elevado la tasa de paro hasta el escalofriante 27,1%, con un nivel de desempleados superando ya la cifra mítica de los seis millones, serían las principales razones que explicarían la salida de españoles al exterior, aunado con el hecho de que las empresas españolas cada vez se orientan más hacia mercados emergentes, especialmente de América Latina.

¿Fuga de cerebros?: Según teinteresa.es, la crisis  habría obligado a recortar  los presupuestos de Educación  de las comunidades autónomas de quien depende más del 70% del gasto educativo, en casi 1.600 millones de euros con respecto a 2010, quedando de facto las universidades reducidas en la mayoría de los casos (salvo honrosas excepciones), a meras expendedoras de títulos que conducirán al futuro licenciado a optar entre minijobs seiscieneuristas e interinidad vitalicia,(excepción hecha de las élites universitarias) o emigrar. El perfil del emigrante español en un primer estadio del fenómeno migratorio sería el de un joven entre 25-35 años, altamente cualificado y sin cargas familiares, pero la Fundación Adecco resalta que “esta tendencia está cambiando y se han producido incrementos sustanciales de desempleados mayores de 45 años con familia y buscando empleo fundamentalmente en el sector de la construcción”.

Así, según un estudio elaborado por FENAC (Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría), desde 2.008 se habrían marchado de España cerca de 400.000 jóvenes y según las últimas cifras publicadas por el CERA del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el 2012  más de 82.000  jóvenes ( la mayoría jóvenes universitarios en busca de un primer empleo) emigraron a países tecnológicamente avanzados de nuestra área geográfica (UE) o a países emergentes de América Latina.  Asistimos así al fiasco inversor de un Estado que tras haber gastado en la formación de cada titulado unos 4.000 € (el alumnado sólo paga el 20% del coste real de la matrícula ), asiste impotente a la sangría imparable de la fuga de cerebros a a países tecnológicamente avanzados de nuestra área geográfica ( fundamentalmente Inglaterra, Francia, Suiza y Alemania) o a países emergentes de América Latina ( especialmente Argentina, Ecuador, Perú , México y Brasil).

Mención especial merece la emigración de jóvenes a Alemania con un esp emigrantesincremento en el 2012 del 45% respecto al 2011 y con un monto total cercano a los 30.000 según el Departamento Federal de Estadística (Destatis), jóvenes que en su mayoría deberán trabajar en  minijobs y vivir en alquiler compartido debido a su escaso poder adquisitivo. El llamado “minijob” es una forma de trabajo a tiempo parcial y precario que se liberalizó en Alemania gradualmente a partir de los años noventa con las llamadas reformas “Hartz”, lo que facilitaría según sus defensores “una mayor flexibilidad del mercado y el descenso de la economía sumergida”. Hoy en día habría en Alemania cerca de 8 millones de minijobs con un horario máximo de 15 horas semanales y con un techo salarial de 400 Euros libres de impuestos, aplicando la máxima de “mejor precario que parado”, a diferencia de países periféricos como España que habrían optado hasta ahora por políticas subsidiarias ( Plan Prepara) que según sus detractores “no crean valor añadido y  corren el riesgo de eternizar la figura de “Papá-Estado” y sangrar las arcas del Estado” .

España pierde población: El Instituto Nacional de Estadística (INE), en su análisis “La Proyección de la población de España a corto plazo 2011-2021”, concluye que de mantenerse las tendencias actuales, la emigración española superará a la inmigración en esta década al conjugarse la intensificación de la emigración de población autóctona con el retorno masivo de inmigrantes a sus países de origen.Así, según el último Padrón del INE de 1 de enero del 2013,  el padrón neto de extranjeros en el 2012 habrían sufrido una merma de 216.125 personas ( -3,8%), fundamentalmente ciudadanos de Ecuador, Rumanía, Argentina, Colombia y Bolivia que en un monto aproximado de 110.000 habrían dejado el país. Además, según el Banco de España, las remesas de dinero recibidas en España en el 2012, rozarían ya los 6.000 millones €, (con un incremento del 3,6% respecto al 2011), con lo que asistiríamos ya al finiquito del mito económico de España como receptor de inmigrantes, retornando a su otrora rol de país de emigrantes y receptor de remesas .

Ecuador, paradigma del retorno digno y sostenible: Mención especial merece el caso de Ecuador, cuyo Gobierno ha puesto en marcha el “Plan Bienvenidos a Casa”, con el objetivo de facilitar el regreso de los emigrantes ecuatorianos residentes en España ofreciéndoles un puesto de trabajo en Ecuador. Así, la Secretaría Nacional del Migrante (Senami) y el Ministerio de Relaciones Laborales de Ecuador han firmado un convenio de cooperación para en palabras de Lorena Escudero , secretaria general del Senami, “acompañar al migrante a un retorno digno y sostenible, facilitando su reinserción laboral” según el diario El Ciudadano.

En un primer estadio, la oferta inicial por parte del Gobierno ecuatoriano sería de 20.000 puestos de trabajo que incluye el poder retornar con el menaje de casa y su material de trabajo  para facilitar la labor de emprendedores que quieran instalar micro-empresas y sus efectos benéficos serían evidentes al ser ya unos 40.000 ecuatorianos los que habrían regresado a su país, estimándose que con esta iniciativa pionera podrían retornar en el 2013 otros 50.000 compatriotas de  un total de 2,5 millones de ecuatorianos que residen en el extranjero.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario