Ago 21 2015
489 lecturas

Política

Sergio Aguiló, vocero de Nueva Mayoría: “Lagos es el candidato de El Mercurio”

Para el diputado Sergio Aguiló Melo, vocero de la Nueva Mayoría (NM), los hechos de corrupción acentuaron la pérdida de confianza de la ciudadanía en la actividad política, terminando por afectar gravemente la credibilidad del gobierno. A esa realidad, suma el hecho que un segmento minoritario, enclavado principalmente en la DC, ha tergiversado intencionalmente las razones de esa pérdida de adhesión y busca que se abandonen las reformas en que está empeñada la presidenta Bachelet.
El diputado cree, sin embargo, que estas reformas siguen concitando adhesión de la ciudadanía y afirma que así lo revela la encuesta del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que demuestra que sobre el 75 por ciento de la población quiere cambios profundos, que coinciden con la orientación de las reformas que se impulsan.
Sergio Aguiló es presidente de la Izquierda Ciudadana (ex Izquierda Cristiana), una de las tiendas políticas que se sumaron a la Concertación para conformar la actual NM.

-¿Cuál es la causa de la impopularidad del gobierno?
-“La falta de adhesión al gobierno no tiene que ver con la naturaleza de las reformas, sino con la pérdida de credibilidad derivada de los casos de corrupción. Es imperdonable que miembros de la NM hayan buscado el financiamiento de Ponce Lerou, un estrecho colaborador del dictador Pinochet. El rechazo a estas denuncias ha sido mayor entre los adherentes a la NM porque su electorado es más exigente respecto a la probidad de sus líderes.
En enero culminamos uno de los periodos legislativos más intensos de los últimos 25 años. Aprobamos la reforma tributaria, la primera de las leyes de reforma educacional, pusimos fin al sistema electoral binominal y dimos vida al acuerdo de unión civil de vida en pareja. Las encuestas se inclinaron abrumadoramente a favor de cada una de esas reformas, hasta que estalló el caso Caval.
Tenemos que divorciarnos de manera definitiva de la influencia empresarial, que sigue actuando en las sombras para torcer el destino de las reformas. Todavía la presidenta tiene credibilidad ante la población y creo que su popularidad volverá a remontar cuando comiencen a apreciarse, en 2016, la gratuidad efectiva de la educación, con la que el 50% de los segmentos más pobres verán asegurado su acceso a la educación superior. Cuando las personas comprueban que efectivamente estas promesas se están materializando y cuando otras medidas comprometidas lleguen al corazón de la ciudadanía, recuperaremos terreno”.

La corrupción
-¿El debate sobre cómo enfrentar la corrupción está todavía abierto dentro de la NM?ch nueva mayoria2
-“La presidenta hizo algo muy inteligente. Creó una instancia externa al Congreso Nacional y a los partidos para enfrentar la falta de probidad. El informe de la Comisión Engel y la calidad de sus propuestas, imponen al Parlamento una cierta obligación ética para resolver los vacíos legislativos que hicieron posibles los actos de corrupción. A partir de lo obrado por la Comisión Engel, se han generado más de quince proyectos de ley para regular situaciones como el financiamiento de la actividad política y las campañas electorales; una nueva ley de partidos políticos y el financiamiento permanente de estos. Otro de los proyectos planteados termina con la ‘puerta giratoria’, que estimula que dirigentes políticos sean después ministros y luego gerentes de grandes empresas.
Los proyectos de ley deben ser bien debatidos para asegurar que estas situaciones no vuelvan a ocurrir. Necesitamos además una comunidad más proactiva y preocupada de ejercer fiscalización a través de organizaciones de la sociedad civil y de fuerzas políticas extraparlamentarias que se ocupen de que no haya vuelta atrás en materia de transparencia, denunciando de manera permanente a aquellos que son contrarios a establecer mayor probidad en el ejercicio de la política.
Los políticos podemos equivocarnos, pero el pueblo no nos perdona ciertas acciones reñidas con la ética. Lo que más ha perjudicado a la presidenta es que su hijo haya intentado hacerse rico de la noche a la mañana con 1.500 millones de pesos obtenidos de mala forma. Es un dato brutal y la gente condena que haya personas que aprovechen su influencia política para enriquecerse.
Creo que soy parte de quienes tenemos que hacernos una autocrítica; porque nos fuimos aburguesando en la forma de mirar las cosas, por no tener la claridad política necesaria para transmitir a la ciudadanía la idea de servicio público en el ejercicio de nuestros cargos de representación”.
-¿Piensa que el nuevo director del Servicio de Impuestos Internos (SII) actuará con más transparencia que su antecesor?
-“El director del SII, Fernando Barraza, está recién nombrado y hay que ver cómo se desenvuelve. Su comportamiento es para mí una preocupación, considerando que este servicio tiene el monopolio de la acción penal para denunciar presuntos delitos tributarios. Ni siquiera la Fiscalía Nacional puede iniciar de oficio una querella contra un contribuyente sin que concurra la iniciativa judicial del SII.
En la investigación de las denuncias de corrupción destaco la labor de los fiscales. Han estado muy bien en la persecución de estos casos. Celebro que tengamos un Ministerio Público de esta calidad y tribunales de justicia tan probos. El presidente y los principales integrantes de la Corte Suprema son personas de gran estatura moral”.

Errores del gobierno

ch reforma tributaria-El gobierno también ha cometido errores políticos…
-“En la reforma tributaria, la principal equivocación fue no explicar adecuadamente a la ciudadanía la naturaleza redistributiva de este cambio. Por errores propios y por ausencia de medios de comunicación independientes de los grupos económicos y políticos dominantes. Estoy convencido de que fue una gran reforma y que en lo sustancial debe mantenerse. Sabemos que tres puntos del PIB no se recaudan fácilmente, sobre todo cuando uno busca obtenerlos entre el 1% más rico de la población.
Si el cambio de régimen tributario se hubiera explicado de manera didáctica, la clase media no habría sentido que la estaban perjudicando porque, objetivamente, la reforma no la perjudica, excepto por dos disposiciones que tienen una explicación muy razonable de salud pública: los impuestos a los cigarrillos y a las bebidas azucaradas. El resto de las nuevas cargas tributarias sólo afectan a los sectores de más altos ingresos.
Otro error es no haber privilegiado el proyecto de desmunicipalización y fortalecimiento de la educación pública para que los nuevos recursos fueran primero donde están los hijos de las familias más pobres. Sobre esa base podríamos haber acometido después los otros proyectos, que son indispensables para garantizar el éxito de la reforma educacional”.

-¿Hubo también un mal cálculo económico?
-“Es una falacia decir que Chile está con dificultades económicas. En 2015 se ha hecho una gran cuestión por las cadenas de prensa, El Mercurio y Copesa, que están diciendo que el país está al borde del colapso económico. Pero según el Fondo Monetario Internacional (FMI) Chile crecerá este año alrededor del 2,5%. Para América Latina la misma predicción del FMI es que el subcontinente crecerá en promedio 0,9%, es decir mucho menos que nuestro país.
Si nos comparamos con los 33 países que forman parte de la OCDE, el mismo pronóstico del FMI señala que sus economías crecerán en promedio un 2,0%. Chile está en el primer grupo de once economías más prósperas, sobre el promedio, y creciendo este año en 2,5%, la misma tasa a que lo hace EE.UU., que es alabado por sus resultados económicos.
Un error de cálculo llevó a que el ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, pronosticara que para 2015 el crecimiento sería de 3,5%. Esto suponía un ingreso fiscal de una magnitud superior a la obtenida realmente, lo que obligó a retrasar el financiamiento de la reforma educacional y la mejora de la salud pública. Los pronósticos mundiales no previeron que China frenaría su crecimiento de 7.5 a 6,8% y que India disminuiría su ritmo de 8 a 7,5%. Es obvio que si China e India dejan de comprar nuestro cobre, nuestros ingresos disminuirán”.

“Realismo sin renuncia”
-¿Cómo interpreta usted el “realismo sin renuncia” de la presidenta?ch bachelet-lagos
-“El impulso a las reformas tiene que ver con la convicción de la presidenta Bachelet, desde su vuelta de Nueva York, de la necesidad imperiosa de concretar las transformaciones que el país necesita para seguir adelante con su proceso de desarrollo.
Hay sectores minoritarios, los conservadores y los muy audaces de la NM, que quieren que haya renuncia a estos cambios; pero la presidenta al regreso de México y El Salvador, ha vuelto a ratificar su voluntad de continuar con las transformaciones. Las directivas del PC, IC, MAS, PS, PPD, PR y la mayoría de la DC estamos también por seguir profundizándolas”.

-El ex presidente Ricardo Lagos insinuó en “El Mercurio” que está pensando ser candidato presidencial.
-“El ex presidente Lagos es el candidato de El Mercurio y por eso no contará con apoyo de aquellos que estamos por producir las transformaciones profundas que hagan de Chile un país más justo. Lagos no es nuestro candidato porque se opone a estos cambios”.

-¿Cuál es la proyección de la NM?
-“El camino de la transformación social y política del país solo es posible con el concurso de toda la Izquierda más la Democracia Cristiana. Aunque veo a Andrés Zaldívar e Ignacio Walker como conservadores y obstruccionistas, no puedo dejar de constatar también que la mayoría de los parlamentarios y parlamentarias de la DC son progresistas. Hay diputados, como Yasna Provoste, que muchas veces asumen posiciones que están a la izquierda de la izquierda de la Nueva Mayoría.
Necesitamos fortalecer esta mayoría, y en el mediano y largo plazo debemos extendernos hacia una coalición más amplia, que incluya a una parte de la Izquierda que hoy no está con nosotros. Para ser exitosa, esta nueva coalición debe incluir necesariamente también al centro político. Es posible que hoy alguna fuerza de Izquierda pueda ganar más adeptos fuera de la NM, especialmente cuando la coalición tiene baja popularidad, pero no creo que esa fuerza de Izquierda pueda realizar cambios sociales reales en Chile sin ser parte de una amplia alianza con el centro.
América Latina está ávida de líderes como el ex presidente José Mujica de Uruguay, que demostró en el ejercicio de su cargo profunda honestidad y probidad. El pueblo quiere políticos que no aprovechen su condición de presidentes o parlamentarios para enriquecerse. Gente sencilla con vocación de servicio público, que salga de sus cargos igual o más pobre de lo que entró. Si los que estamos en la NM y otros situados más a la Izquierda damos el ejemplo, impulsando una nueva conducta política basada en el servicio público, creo que podríamos lograr una gran adhesión ciudadana”.

Prioridades de la Nueva Mayoría
-¿Cuáles son las prioridades de la NM para el periodo?
-“Hay que hacer un pequeño ajuste en las iniciativas legales de la reforma y seguir adelante, sin renunciar a nuestro proyecto pero con una alta cuota de realismo. Debemos definir claramente qué vamos a hacer para conseguir la gratuidad universal en la enseñanza superior y en el fortalecimiento de la educación pública escolar. Ya en 2016 podremos financiar el 50% de la gratuidad en la educación superior y hacia 2020 podríamos llegar a la cobertura universal, ratificando así que en Chile la educación es un derecho garantizado por el Estado.
En materia de negociación colectiva el único ajuste que debiera hacerse al proyecto aprobado en la Cámara de Diputados es algo que la CUT está dispuesta a conversar: impedir que la huelga sin reemplazo afecte a empresas de treinta o menos trabajadores; que probablemente no van a tener espaldas para aguantar sesenta días de huelga legal y podrían eventualmente quebrar, dejando sin empleo a sus trabajadores.
También hay que avanzar hacia el cambio constitucional, para que sea el pueblo quien se pronuncie mediante plebiscito sobre distintas alternativas: la posibilidad de que una comisión de expertos juristas elabore un proyecto de Constitución que posteriormente sea refrendado por el pueblo; dotar a un nuevo Congreso de facultades constituyentes, o la alternativa con la que yo estoy de acuerdo, que es la Asamblea Constituyente. Para iniciar este proceso, tenemos que reformar la actual Constitución. Con el objeto de avanzar en este objetivo, 60 diputados ya presentamos una moción para restablecer el plebiscito vinculante y el proyecto está en tabla de la Comisión de Constitución de la Cámara para iniciar su discusión”.

*Publicado en “Punto Final”, edición Nº 835, 21 de agosto, 2015

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario