Jun 14 2012
707 lecturas

EconomíaPolítica

Sin patria, sin empleo y sin dinero

Los ex presos cubanos que se fueron a vivir a España hace dos años se encuentran sin trabajo y a punto de perder los subsidios que reciben del gobierno español, dice un artículo publicado el sábado 2 de junio en el diario The New York Times. El corresponsal en Madrid señala: “Después que España negociara su liberación hace casi dos años, 115 disidentes cubanos llegaron aquí expresando su gratitud por la oportunidad de recomenzar sus vidas en un país que les parecía lleno de promesas.”|Redacción de Progreso Weekly.*

 

Hoy, “muchos de los mismos cubanos protestan nuevamente, esta vez en contra de las precarias condiciones de vida en su país adoptivo, una escasez de empleos y la pérdida de los subsidios donados por el gobierno español, que ahora se encuentra corto de fondos.”

 

Y más adelante:
“Los cubanos, que fueron transplantados con 647 parientes, se han convertido en el ejemplo más prominente de las dificultades sufridas por los más de cinco millones de inmigrantes […] que llegaron durante el auge económico de España y ahora están en la línea frontal de su crisis financiera”, dice el Times.

 

“Algunos de los cubanos han protagonizado protestas en Madrid y otras ciudades […] para exigir que los pagos gubernamentales de manutención sean extendidos. Críticos y opositores han acusado al gobierno de abandonar a los ex disidentes.”

 

El diario neoyorquino cita a uno de los disidentes, Ricardo González Alfonso, diciendo que “es difícil generar alguna simpatía aquí, pero nuestra situación es desesperada y yo no sé como voy a alimentar a mi familia más allá del mes próximo”. El desempleo entre los inmigrantes ha alcanzado un 37%, muy por sobre el promedio nacional de 24,4%, que ya es el más alto de Europa.

 

En abril, el gobierno español anunció que los inmigrantes-no-nacionalizados no serán elegibles para tratamiento médico gratuito si no rinden prueba de residencia permanente. Eso afecta a los inmigrantes cubanos, quienes además se quejan de que no pueden regresar a Cuba, donde el sistema de salud es gratuito.

 

“Alguien que vino aquí de su propio gusto puede irse a casa, mientras que no hay ninguna posibilidad de que nosotros regresemos a Cuba, donde a mí me gustaría vivir”, González Alfonso dijo al Times, agregando que España “nunca fue el lugar dondo nosotros querríamos vivir”.

 

Según el Times, los ex disidentes reciben aproximadamente mil dólares mensuales por persona de parte de grupos cubanos en Miami, además de ayuda de parte de cubanos en España. El subsidio mensual de mil 600 dólares donado por el gobierno fue eliminado a fines de enero.

 

El gobierno español dice que esa decisión debe ser vista en el contexto de los fuertes recortes presupuestales hechos para que España resuelva sus finanzas. El canciller José García Margallo dijo que su gobierno seguirá ayudando a los inmigrantes a conseguir empleo pero que no les dará más dinero.

 

Mientras tanto, los cubanos siguen quejándose.
“El gobierno español no fue motivado por razones humanitarias [para aceptarnos] sino porque quería aparecer como el país que cambiaría la política europea hacia Cuba”, dijo al Times el ex disidente Omar Rodríguez Saludes. “Cuando ves lo poco que se interesan en nosotros ahora, es claro que nosotros fuimos nada más que una baza [ficha de negociación]”.

 

Miguel Ángel Moratinos, el ex canciller español que participó en las negociaciones con Cuba que precedieron la liberación de los oposicionistas, dijo al Times que prefería no comentar sobre la situación de ellos. Eso ya es asunto del gobierno conservador de Mariano Rajoy, dijo.
“Liberar a esa gente fue motivo de gran satisfacción para mí y ellos recibieron todo lo que pudimos ofrecer”, expresó Moratinos.
——
* El artículo original, en inglés, se encuentra aquí. Éste es un resumen del mismo, traducido por la redacción de Progreso Semanal (http://progreso-semanal.com).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario