Ene 10 2012
739 lecturas

Política

Una visita en Caracas y una expulsión de Estados Unidos

Si algo define con absoluta claridad la profunda diferencia entre Chávez y todos los pre-majunches es la posición ante el imperialismo. No se trata de Chávez contra la oposición; sin el apoyo imperial esa oposición sería desde hace tiempo polvo cósmico. Es por ello que la verdadera batalla de octubre, tal como lo ha dicho el Presidente, es entre Chávez y el Imperio. La actitud que ha asumido la derecha ante la visita a Venezuela del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad es un claro ejemplo de lo que decimos. |NÉSTOR FRANCIA.*

El pre-majunche Leopoldo López, por ejemplo, ha dicho que no ve como positiva la relación de Venezuela con Irán, un país que desde su punto de vista “viola los derechos humanos y tiene una actitud belicista” (López, de paso, elogió apasionadamente la posición del parlamento paraguayo de negar el ingreso de Venezuela a Mercosur).

Otro precandidato de la derecha, Diego Arria, dijo rechazar “el intento de Venezuela de meter a Venezuela en un conflicto que no conviene a los intereses del país” con la visita de Ahmadineyad.

Estos dos personajes muestran coincidencia total con la vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos Victoria Nuland, quien vociferó contra los países que visita Ahmadineyad en su gira, Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador. Según la portavoz del gobierno gringo, con referencia a la gira del presidente iraní, “Estamos dejando absolutamente claro a los países de todo el mundo que ahora no es el momento de estar profundizando en sus lazos, tanto de seguridad como económicos, con Irán”.

Pero la acción imperial no se ha quedado en palabras. La cónsul venezolana en Miami, Livia Acosta, fue expulsada de territorio norteamericano y tiene hasta mañana martes para salir de ese país. La justificación del gobierno imperial para esta medida se basa en el conocido reportaje de Univisión, que se fundamenta en fuentes de más que dudosa credibilidad, en el cual se acusa a la cónsul de participar en un supuesto complot venezolano-iraní para atentar contra la seguridad de Estados Unidos. La expulsión coincidió casi simétricamente con la llegada de Ahmadineyad a territorio venezolano.

Tuvo sincronización milimétrica y absolutamente premeditada, por lo que se trata más que de una amenaza, más bien de una agresión directa contra una misión diplomática de nuestro país.

También los sionistas que residen en nuestra nación se han pronunciado. La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela rechazó, a través de un comunicado, la visita del Presidente de Irán. Es el círculo perfecto entre el imperio, sus agentes sionistas y la derecha nacional e internacional, el cual es completado por la canalla mediática, que se explaya en titulares, manipulaciones, caricaturas y opiniones que adosan la posición del imperialismo.

Precisamente uno de los principales voceros mediáticos del imperio en América Latina, Andrés Oppenheimer, se pronunció en un artículo titulado ¿Qué busca Ahmadineyad en América Latina?, diciendo, entre otras cosas, que “es lamentable que varios presidentes latinoamericanos estén recibiendo con alfombra roja a un dictador sanguinario que según Amnistía Internacional ‘reprime severamente’ las libertades fundamentales y que ha ejecutado a 552 personas el año pasado, más que cualquier otro país, exceptuando China.

“Y es peligroso que le abran campo en la región a la cabeza de un régimen que como política de estado promueve el terrorismo y la aniquilación de otros países…Recibir bien a Ahmadineyad en Latinoamérica es importar un conflicto extranjero que -como lo demostraron los atentados de la década de 1990 en Argentina- le puede costar muy caro”.

Por su parte, el tránsfuga Tulio Hernández asienta en su columna de El Nacional : “El segundo domingo de 2012 habrá un tirano más en territorio venezolano. Otro de la estirpe de mandones de nuevo cuño, por suerte en precoz decadencia, que, a la manera de Putin, han venido a renovar el rostro de los totalitarismos de siempre convertidos ahora en autoritarismo del siglo XXI, y los han maquillado con legitimidad electoral…

“El tirano que hoy degrada con su presencia la tierra venezolana se halla desde el año 2005 al frente del gobierno de su país. Y, desde entonces, a la manera de los cubanos de Fidel, ha convertido a Venezuela en una especie de segunda sede de su gobierno desde donde hace suculentos negocios, cocina estrategias internacionales para desarrollar su feroz odio antioccidental y, sobre todo, como bien lo ha demostrado la periodista Fabiola Zerpa en una excelente saga periodística publicada en este mismo diario a finales del año pasado, encuentra apoyo económico del gobierno bolivariano y busca materias primas como el uranio que requiere con urgencia en su carrera armamentista nuclear”.

Una vez más, la derecha se pronuncia a través de voceros como López y Arria, mientras la MUD se mantiene callada, dando vigencia al dicho de que quien calla otorga. Por supuesto, la entente electoral derechista se debate en el dilema de si dice lo que todos ellos piensan, como representantes de las políticas imperialistas en el país, o si más bien mira para otro lado mientras suelta unos gallos parlanchines, para no dejar completamente en claro las verdades que viene diciendo Chávez de que todos ellos son cachorros del Imperio.

No queda duda de cuál será la política internacional de estos canallas si llegaran a ponerle mano al gobierno en Venezuela.

En ese sentido, Chávez dijo en el Aló Presidente que el candidato de la oposición para el 7 de octubre es el imperio yanqui, pero que “yo estoy seguro de que el pueblo venezolano, los trabajadores y los sectores medios, incluso, van a votar por la independencia de la patria, no por la colonia”. El presidente añadió que los pueblos de América Latina nunca más estarán dominados por el imperio yanqui” y que desde el Departamento de Estado norteamericano “ya están diciendo que no es conveniente para ningún país acercarse a Irán”, por lo que extendió un llamado al presidente Barack Obama a ocuparse “de los problemas de tu país, que son bastantes”.

En la misma perspectiva se pronunció Ahmadineyad antes de salir de Teherán rumbo a Caracas: “América Latina era una región que el régimen de la opresión consideraba como su patio trasero y donde pensaba que podía hacer lo que quería, pero actualmente los pueblos de esas regiones se han despertado y actúan en forma independiente”.

Sigue planteado en la oposición el dilema de si habrá o no elecciones primarias, lo cual parece que se ha convertido en un tema candente y contradictorio para ellos. En ese sentido se expresó también Chávez en Aló Presidente, y dijo saber que en la oposición están dudando sobre la realización de las primarias el próximo 12 de febrero.

Inclusive le preguntó a la oposición si quieren que se acuartelen las fuerzas revolucionarias y le dejen las calles solas en esa fecha para ver cuántos van a ir a votar ese día. Esto último se debe a que algunos de quienes propugnan en la oposición la tesis del consenso y la suspensión de las elecciones del 12 de febrero, plantean, de darse ese escenario, echarle las culpas al Gobierno.

Habrá que esperar a ver qué resuelven los majunches. Como dijimos, las primarias tienen a la oposición entre la espada y la pared.


* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario