May 3 2012
674 lecturas

Política

Venezuela después del 1º de mayo: la derecha, bien; la conspiración también

Comencemos señalando que Diosdado Cabello dijo en la nutrida marcha revolucionaria del 1º de Mayo, que “Mientras el presidente Chávez se proclama como el primer trabajador de Venezuela, el candidato de la burguesía manifiesta que no va a marchar porque él es empleador”, en referencia a la declaración de Capriles de que no iría a la marcha de la CTV porque es patrón y no trabajador.

 

Nicolás Maduro, por su parte, también se refirió a esa afirmación y expresó que “la burguesía no marcha hoy ni marchará más nunca porque aquí quien se moviliza es el pueblo”. Esta última aseveración se acerca a la razón verdadera de lo dicho por el majunche designado.

 

En verdad, no se le puede asignar tanta consistencia ideológica burguesa a este personaje menor de la política, como si de Konrad Adenauer se tratara. Ideológicamente, es un burgués de segunda categoría, un ignorante. Capriles no asistió la marcha simplemente porque sabía que esta iba a ser un fiasco y a ningún candidato le conviene compartir fracasos en plena campaña electoral. Si hubiese habido la más mínima posibilidad de que la manifestación convocada por la CTV fuese masiva, el majunche se hubiera presentado repartiendo abrazos y sonrisas.

 

Ni siquiera las artimañas técnicas de Globovisión impidieron que la marcha de los escuálidos apareciera como un escaso velorio. El argumento de Capriles fue solo un pretexto para huir por derecha.

 

La ruda simpleza de ideas que exhibe Capriles, se vuelve a manifestar en su afirmación de que el próximo año “habrá una sola marcha” del Día del Trabajador porque “no habrá un país dividido”: razones de un ignorante dirigidas a gente ignorante. Prácticamente está diciendo que la división de los trabajadores es artificial y culpa de Chávez, y no una situación con razones políticas profundas, que se refieren a los intereses que defienden las distintas facciones en liza.

 

La división de la clase obrera en Venezuela no sólo se percibe porque existan una central socialista, por un lado, y entelequias como la CTV por el otro, que aun controla algunos sindicatos. Recordemos que ayer hubo otra flaca manifestación, promovida por una central que se declara izquierdista, UNETE, y que es crítica hacia la LOT. Esta última central se ha venido de más a menos, por su espíritu de competencia desmedida y grupal en busca de protagonismo, por sus posiciones economicistas y por su tendencia a aislarse de las tendencias predominantes en el proceso revolucionario.

 

Pero para una mente débil como la de Capriles, estas cosas tan evidentes deben aparecer como enrevesadas sutilezas. El que nace barrigón ni que lo fajen chiquito.

 

La alegría de la manifestación revolucionaria de ayer, debe ahora transformarse en acerado espíritu de lucha para defender la reforma de la LOTTT y garantizar su aplicación.
Porque la burguesía, sus sirvientes y sus tontos útiles no se van a quedar de brazos cruzados ante un instrumento tan importante en todos los sentidos.

 

Ayer el integrante del “Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (FADESS)”, Froilán Barrios, recordado por su amplia sonrisa al lado de Pedro Carmona en Miraflores el 11 de abril de 2002, calificó a la LOTTT como “un golpe de Estado” contra los trabajadores, por lo que anunció que impulsarán un referéndum abrogatorio parcial contra el instrumento. Por supuesto, esta bravuconería no tiene ningún futuro, pero es una muestra de que la batalla en torno a esta reforma revolucionaria continuará.

 

Por otra parte, toda Ley es perfectible. Lo demostramos nosotros mismos cuando planteamos en 2007 la necesidad de una reforma de nuestra querida Constitución Bolivariana. Nuestro pueblo tiene la obligación de estudiar su nuevo instrumento y, de ser necesario, plantear críticas y proponer modificaciones. Para eso es también la democracia proletaria. Pero aquí no puede haber ninguna duda de la trascendencia y conveniencia de la reforma producto del debate encabezado por el gran líder de la revolución: irreverencia en la discusión y lealtad en la acción.

 

Una de las principales patrañas que enarboló la derecha contra la reforma de la LOTTT es que el gobierno se apoderaría de las prestaciones de los trabajadores, a través del fondo que a ese fin se incorporó a la Ley. El candidato majunche dijo, en vísperas del 1º de Mayo, que “El Estado no le va a poner la mano a eso. ¿Con qué derecho el Estado va a manejar tus prestaciones?”. La terca realidad se encarga de destruir esa matriz, por lo que a la derecha le ha salido el tiro por la culata.

 

La verdad es que los trabajadores tienen la libertad de decidir si el dinero que se acumula por su antigüedad se depositará en la contabilidad de la empresa que lo emplea, en un fideicomiso de la banca pública o privada o en el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales. La mentira tiene piernas cortas.

 

El anuncio hecho por Chávez de que el Consejo de Estado discutirá el retiro de Venezuela de la CIDH, ha causado revuelo en las filas de la contrarrevolución, que tienen en ese mamotreto uno de sus instrumentos principales para apoyar las políticas imperiales en el continente.

 

El capo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, expresó que “Un retiro representaría un mayor aislamiento del país frente a la comunidad internacional del que ya venimos presentando, ante las reiteradas violaciones de los convenios, tratados y obligaciones internacionales, basadas en un concepto anacrónico de la soberanía nacional”. Aveledo recurre a uno de los conceptos más apreciados por el imperialismo y la canalla mediática, el de “comunidad internacional”, algo que a todas luces no existe en este mundo en lucha generalizada por el poder a niveles mundial y nacional.

 

Lo que ellos llaman “comunidad internacional” se refiere a Estados Unidos, y los países y organizaciones que se mueven en su órbita, como la CIDH, verbigracia. Por otro lado es muy reveladora la idea de que la soberanía es un “concepto anacrónico”: sin comentarios.

 

Esta posición de la derecha del patio coincide plenamente, faltaba más, con la de la ultraderecha imperial. Al respecto, la conocida gorila —Petkoff dixit, con el perdón de los gorilas— Ileana Ros-Lehtinen, representante republicana de Florida y figura prominente en el altar de la gusanera cubana y el escualidismo criollo en Miami, dijo en un comunicado que Chávez “Nuevamente intenta silenciar a los defensores de los derechos humanos en todo el hemisferio”, y su propuesta de sacar a Venezuela de la CIDH “tendrá amplias repercusiones negativas para la democracia y las libertades fundamentales”.

 

Yañadió que esta propuesta del Comandante “claramente muestran su voluntad de ignorar los principios democráticos y su negativa de respetar la Carta Democrática”.

 

Confirmando el verdadero carácter de La CIDH, la troglodita Ros-Lehtinen afirma que ese instrumento es “un foro clave para los oprimidos que buscan justicia por los innumerables agravios que causan los déspotas sedientos de poder en la región”. A confesión de parte, relevo de pruebas. Ladran los perros, Comandante, vamos bien.

 

No es una teoría conspirativa

 

Siguen apareciendo señales de la conspiración en marcha, acelerada por el desastre que ha resultado la candidatura majunche de Capriles Radonski. La mascarada de Aponte Aponte continúa siendo explotada por la derecha nacional e internacional.

 

En un puñetero “reportaje” del diario proto-franquista ABC, de España, se lee lo siguiente:
“Hugo Chávez ha estado recibiendo durante años informes semanales sobre las operaciones de narcotráfico realizadas en Venezuela, llevadas a cabo bajo control de las Fuerzas Armadas. Detalles de esos encuentros, en los que el director de la Inteligencia Militar habría dado cuenta puntualmente al presidente venezolano de cómo se estaba desarrollando el negocio de los estupefacientes, han sido ofrecidos a la poderosa Agencia Antidroga estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) por el huido magistrado venezolano Eladio Aponte. Así lo ha podido saber ABC de fuentes conocedoras de los pormenores de la voluntaria entrega de Aponte a las autoridades de Washington…

 

“Un narcotráfico de Estado, dirigido por ‘narcogenerales’ y tutelado por el propio Hugo Chávez, y una justicia amañada tanto para proteger esas operaciones como para ‘montar’ juicios contra disidentes políticos, es la Venezuela del chavismo cuya realidad ahora emerge ante la descomposición del régimen…

 

“Aponte es la primera persona que involucra directamente a Chávez en ese negocio, según el testimonio que avanzó una vez ya fuera de Venezuela a las fuentes consultadas por ABC… El magistrado aseguró que varias veces había estado presente cuando el director de Inteligencia Militar presentaba su informe semanal al presidente sobre las operaciones de tráfico de drogas”.

 

Pero… ¡oh, aclaratoria! Huyendo hacia adelante ante el hecho de que las acusaciones de Aponte conocidas hasta ahora no se fundamentan en evidencia alguna, el diario ultraderechista asiente que “No está claro que esa acusación la pueda sustentar con pruebas escritas” ¡Vaya mala leche la de esta gente!

 

Pero hay más. El director ejecutivo de la ONG Súmate, Ricardo Estévez, calificó de “oferta engañosa” al nuevo sistema de votación presentado por el Consejo Nacional Electoral, ya que “no se ha demostrado” que la plataforma garantizará la premisa de “un elector, un voto”. Esteves expresó “preocupación” porque considera que existen varios factores que “pueden entorpecer el sistema de votación e inclusive puede acarrear el fraude en determinadas situaciones”. Se sigue montando la matriz que le serviría a la derecha para incendiar la pradera.

 

Otra muestra es el editorial que escribe en Informe21.com Vladimir Gessen, flamante nuevo editor en jefe de la recién estrenada reedición del Diario de Caracas en formato Web, comandada por Diego Arria, donde se asienta la siguiente perla:

 

“Estos momentos que vivimos en Venezuela son de gran incertidumbre. Nadie es capaz de predecir lo que va a acontecer, pero una especie de inconsciente colectivo nos alerta sobre sucesos sociales impredecibles”.

 

Y todavía hay quien dice que la conspiración es un invento de Chávez.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario