Ago 1 2012
864 lecturas

Política

Venezuela, el Mercosur y los perros que aúllan

La canalla mediática oculta el meollo político de lo ocurrido ayer en Brasilia con la incorporación de Venezuela al Mercosur. Los discursos de los presidentes fueron absolutamente coherentes con los tiempos de cambio que se viven en América del Sur, subcontinente que es la vanguardia de la lucha de los pueblos del mundo contra la dependencia del imperialismo y la desigualdad. Fueron palabras con gran acento en lo social, muy críticas con el modelo que hemos heredado y con las clases sociales dominantes en el continente.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

Más allá de los términos utilizados, no hay duda del contenido antiimperialista y anticapitalista de esas intervenciones.

 

La verdad es que la canalla mediática no hace más que vociferar de distintas maneras contra Mercosur y contra el ingreso de Venezuela a ese organismo, mientras su pupilo de turno, Henrique Capriles, “celebra” el hecho con forzada hipocresía, cuando dice:
“Yo celebro la incorporación de nuestra Venezuela al Mercosur pero les quiero decir a todos, nuestra incorporación como país no se traduce en empleo para los venezolanos, no se traduce en mejorar la vida de los venezolanos, porque hoy somos un país que importa prácticamente todo”.

 

La estupidez de esa declaración propia de un ignorante como este personajillo, es clásica de estos mediocres dedicados a defender los intereses de imperialismo y la burguesía, como Manuel Malaver, quien escribió:
“…Si los tres países que auspiciaron el ingreso del gobierno de Chávez al mercado del sur (Brasil, Uruguay y Argentina) no midieron en profundidad los riesgos a que se exponen, lo más seguro es que en poco menos de un año, el acuerdo haya explotado en mil pedazos”

 

¡Vaya pronóstico tonto y descaminado! Pero el estulto dice más:
“Lo han advertido voces responsables de los tres países auspiciadores, como el ex embajador brasileño en USA, Nelson Barbosa, el ex presidente de Uruguay, Julio Sanguinetti, y el sociólogo, historiador y periodista argentino, Mariano Grondona”.

 

Voces “responsables” es una especie de eufemismo para decir “voces neoliberales” o “voces pro-imperialistas”. La única verdad en el lamentable artículo de este colonizado es la siguiente:
“Pero, al parecer, los intereses ideológicos y económicos han privado más que la racionalidad y ojalá que el resultado no sea la destrucción de una herramienta que se creó para consolidar la independencia comercial del subcontinente”.

 

Por supuesto que han privado más los intereses ideológicos y económicos, pero esta vez los de los pueblos en alza y no los de sus opresores.

 

La verdad verdadera de lo ocurrido en Brasilia la refiere el analista revolucionario Atilio Borón:
“Pese a la importancia de las anteriores consideraciones la significación fundamental del ingreso de Venezuela al Mercosur radica en otra parte. El aislamiento de ese país y su conversión en un estado paria era el objetivo estratégico número uno de Estados Unidos luego de la derrota del ALCA en Mar del Plata.
“La campaña para asegurar el logro de esa meta no reparó en escrúpulo alguno, y toda la artillería mediática, política y económica del imperialismo se descargó sobre la república bolivariana con el propósito de construir la imagen de un Chávez dictatorial (…) con Chávez se incorpora al núcleo de los gobernantes del Mercosur al principal estratega y “mariscal de campo” de la lucha antiimperialista en Latinoamérica. El otro, que no puede hacerlo por razones obvias, es Fidel…
“Desde el punto de vista geopolítico la inclusión de Venezuela en el Mercosur es, y conviene reparar en esto, la mayor derrota sufrida por la diplomacia estadounidense desde el descalabro del ALCA”.

 

Por supuesto, los lacayos del imperialismo en Venezuela están de luto por este acontecimiento, aunque digan, de la boca para afuera, que lo celebran.

 

La campaña chavista

 

La dirigencia chavista ha apostado a una campaña que une dos polos: uno emocional, que explota la relación amorosa entre Chávez y el pueblo, y otro racional, que se fundamenta en la exaltación de la obra de gobierno. Suma además el debate ideológico, marcando claramente la frontera entre el proyecto socialista y el proyecto capitalista. Se trata de una estrategia bien pensada y básicamente correcta.

 

Fortalezas. La principal fortaleza es el candidato, un líder auténtico y formidable, que además ha sepultado casi por completo la matriz de que no competiría por la enfermedad que ha sufrido, hasta el punto de que tal inconveniente se ha convertido en un tema esporádico y absolutamente secundario de la campaña.

 

Otra gran fortaleza es la obra de gobierno, que es patente y evidente, por más que quiera ser negada por voceros opositores y por medios privados, que se concentran en potenciar los problemas y minimizar los logros gubernamentales.

 

Por último hay que señalar como positivo la incorporación a la campaña del debate ideológico, un terreno donde la oposición tiene grandes debilidades, por ser su proyecto estratégico impresentable, como ha dicho Chávez.

 

Debilidades. La fuerza, claridad y emoción que proyecta el candidato difícilmente se siente en otros dirigentes o en los medios de comunicación oficiales. Muchas veces los voceros parecen reactivos y demasiado concentrados en el candidato opositor.

 

La importancia del debate ideológico, salvo en el caso de Chávez, es soslayada y a menudo se hace una comunicación anecdótica y repetitiva. Por otra parte, tampoco es reproducida en otras instancias la espontaneidad y alegría de Chávez, salvo en el caso de unas muy buenas piezas audiovisuales que están en el aire. La comunicación es a ratos demasiado acartonada y formal.

 

En la campaña se ha manejado muy bien el tema del amor, pero esto puede convertirse a la larga en una debilidad si no es acompañado por la furia combativa que adorna al candidato.

 

En resumen, a la campaña le falta fuego, calor, actitud de batalla. Finalmente una pregunta: ¿Y qué es de la vida del Gran Polo Patriótico?
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario