May 1 2012
724 lecturas

Política

Venezuela entre la independencia y la entrega total a Estados Unidos

Primero de Mayo. Los venezolanos tendremos una renovada Ley Orgánica del Trabajo, una norma constitucional inmersa en el proceso de transición al socialismo. El presidente Chávez ha hecho ya varios anuncios sobre los grandes beneficios que genera para los trabajadores la reforma de la LOT, que contemplará, por ejemplo, el incremento del reposo pre y posnatal, el cual incluirá también a las madres y padres que adopten; el regreso del doblete, es decir el pago de prestaciones dobles por despido injustificado; dos años de inamovilidad laboral para los nuevos padres y madres; el fin de la tercerización, entre otras mejoras.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

Por supuesto la burguesía está muy preocupada porque la reforma beneficia a millones de venezolanos que confirmarán una vez más que el gobierno revolucionario tiene como prioridad a los sectores más vulnerables de la sociedad.

 

Es por eso que la mayoría de los venezolanos respalda el proceso de transición al socialismo. Los voceros burgueses y la canalla mediática han atacado de mil maneras la reforma de la LOT. No hace falta repetir acá todos los “argumentos” que han esgrimido contra la nueva normativa, toda persona informada ha visto el desfile por los medios de la derecha de políticos, opinadores, sindicaleros, abogados y toda laya de personajes deleznables prodigando sus ataques. Un craso error, por supuesto, pero ellos son los reyes de la torpeza.


 

Sin embargo, hay un argumento que ha exhibido personalmente el majunche designado que llama la atención, dado el contexto en que lo plantea. Capriles pidió que el proyecto de reforma se discuta en las calles y afirmó que “Nos estamos enterando los venezolanos de la ley a través de un teléfono (…), por una red que la mayoría del pueblo no tiene acceso a ella, porque ustedes saben que la mayoría de los venezolanos no tiene una cuenta en Twitter” y que esta ley “debería estarse discutiendo en todas las calles”.

 

En primer lugar, no podemos pasar por alto la burrada de decir que para enterarse de algo que se informa por Twitter hay que ser usuario de Twitter. A veces hasta pensamos que el majunche dice estupideces como esta no porque lo haya pensado, sino por crasa ignorancia. ¿Acaso desconoce el personajillo de marras que, hoy por hoy, lo que se dice por Twitter tiene una inmediata y altísima reproducción mediática? La repercusión del Twitter, en el mundo actual, es casi tan alta como la de la televisión ¿Será que alguno de los más veteranos periodistas escuálidos, como Pablo Antillano o Carlos Croes, podría darle unas clasecitas de comunicación a este gilipollas?

 

Pero lo más paradójico que ha dicho el candidato del imperio en sus declaraciones sobre el tema es lo que se refiere a la discusión de la reforma de la LOT. Se sabe que hubo más de 1.200 asambleas en todo el país, donde participaron numerosos representantes de los trabajadores. No estamos diciendo que no haya podido debatirse más, quizá sí, pero es mentira que es un proyecto preparado por solitarios burócratas encerrados en Miraflores.

 

Pero la gran paradoja es que la contrarrevolución va a presentar el próximo miércoles en la Asamblea Nacional (seguramente tratando de aminorar el impacto de la promulgación de la reforma de la LOT) una fulana “Ley de Misiones para todos por igual” ¿Con quién debatieron ellos eso? ¿Consultaron acaso a alguna representación de los millones de beneficiarios de las misiones sociales? ¿Se reunieron con algún trabajador de Mercal, de PDVAL, de Barrio Adentro, de la Gran Misión Vivienda Venezuela? ¿Con quién carrizo en este país han debatido ellos su mamotreto electorero? Parafraseemos de nuevo al profesor Lupa: ¡Misterios de la ciencia!

 

El periodista José Vicente Rangel reiteró ayer su advertencia sobre el plan conspirativo de la oposición venezolana para desconocer los resultados de las elecciones presidenciales del próximo 7 de octubre, por lo que calificó de sabia y oportuna la medida adoptada por el presidente Chávez de crear el Comando Antigolpe.

 

Según Rangel, “…lo que genera más suspicacia es la negativa que ha mantenido la oposición en declarar en forma tajante, sin ambigüedad, que reconocerá los resultados electorales” ¿Exageraciones? Entrevistado en el programa “Diálogo Con”, que transmite Televen, Leopoldo López, uno de los jefes del comando escuálido, afirmó, sobre el reconocimiento de los resultados: “claro que sí, sí condicionamos el reconocimiento, en ese sentido de lo que significa cómo se va a dar el proceso electoral” y solicitó la firma de “un convenio público, ante todos los venezolanos, de que las condiciones sean iguales para los dos lados en el proceso electoral” para que la oposición esté dispuesta a reconocer los resultados electorales del próximo 7 de octubre. Por supuesto, la Revolución no firmará jamás algo como eso, que pondría en duda, de un plumazo, la idoneidad del Consejo Nacional Electoral para garantizar unas elecciones justas

 

¿Cuál igualdad de condiciones? ¿Acaso no cuenta la derecha con ingentes medios y recursos para hacer sus propuestas? ¿No lo está haciendo acaso? ¿No anda su gallo pataruco dando vueltas por el país como el penado catorce balbuceando sus ideas chimbas? ¿Es culpa de la revolución que la derecha tenga un candidato tan malo, incapaz de conmover a nadie, un jardín sin flores, un huevo sin sal?

 

Las declaraciones de López dejan ver la cola del verdadero monstruo que los conspiradores esconden detrás de sus eufemismos. Su intención de declarar fraude después de la derrota y tratar de provocar un baño de sangre como en Libia o en Siria, y provocar una intervención del imperialismo, del modo que sea. Por eso tenemos que dejarnos de debilidades, poner de lado los intereses individuales y grupales, unirnos férreamente en torno al liderazgo y la candidatura de Chávez, y trabajar para que los canallas queden tendidos en la lona el 7 de octubre. No podemos conformarnos ni siquiera con dejarlos “groguis”.

 

La MUD ha planteado una nueva pelea que no hace sino desenmascarar su verdadero carácter. La autodenominada Mesa de la Unidad Democrática emitió un comunicado en respuesta a las declaraciones del presidente colombiano, quien en entrevistas a medios internacionales aseguró en días pasados que Hugo Chávez es un factor de estabilidad para la región.

 

Según la entente majunche, “…la actitud correcta que debe asumir el presidente de Colombia frente al proceso electoral presidencial en nuestro país, es el de apoyar al sistema democrático, la independencia de los poderes y la realización de unos comicios libres y transparentes el próximo 7 de octubre para elegir al nuevo presidente de Venezuela… le recordamos al pueblo colombiano y a su presidente, que como demócratas convencidos nos opusimos a la política oficial adelantada por el presidente Hugo Chávez de apoyo a la guerrilla narcotraficante colombiana, pues estas fuerzas insurgentes en armas siempre han atentado contra la democracia colombiana, su gobierno y sus instituciones”.

 

No nos puede sorprender esta declaración, ya que los contrarrevolucionarios venezolanos son uribistas de origen. De hecho, el ex narco-presidente colombiano es uno de sus principales mentores políticos y consejeros electorales. Ya se han reunido y fotografiado con él más de una vez. Dejemos que los muertos entierren a sus muertos.


 

La mencionada declaración de la MUD coincide con las más recientes indignidades colonizadas de los contrarrevolucionarios del patio. El diputado derechista Américo De Grazia (imagen de apertura), miembro de la Comisión Permanente de Energía, Minas y Petróleo de la Asamblea Nacional, informó que en los próximos días acudirá a la Embajada de Estados Unidos en Venezuela, con el fin de solicitar a su representante una audiencia con carácter de urgencia para requerir que interceda ante la DEA, para que otorgue las declaraciones suscritas por el ex magistrado Eladio Aponte Aponte.

 

De Grazia afirmó que “De esa manera, el actual gobierno venezolano no podrá negarse a investigar y sancionar, si se comprueba lo presentado por el ex magistrado, a todo aquel que haya incurrido en violaciones a La Constitución Nacional, pese al cargo y funciones que ejerza”. De Grazia piensa que todos somos tan abyectos como él. Nuestro gobierno no sigue instrucciones de la embajada de Estados Unidos ni se rige según sus designios o intromisiones. Allá él con sus rodillas clavadas ante la misión diplomática yanqui.

 

Por su parte el diputado fascista Julio Montoya, el mismo que andaba de manitos agarradas con el almirante golpista Molina Tamayo en la marcha del 11 de abril de 2002, se reunió la semana pasada en Wáshington con congresistas y representantes de entidades gubernamentales estadounidenses que están “investigando detenidamente” las acusaciones de Aponte Aponte. No conforme con esto, concedió una entrevista al pasquín de la gusanera cubana en Miami, El Nuevo Herald, donde expresó “preocupación” por la “penetración de las mafias dentro de la Fuerza Armada” y por los “esfuerzos emprendidos por el gobierno para barrer bajo la alfombra las acusaciones del ex magistrado” respecto a que oficiales de alta jerarquía son quienes manejan el negocio de la droga en el país.

 

La entrevista la hace nada más y nada menos que el venezolano agente de la CIA Antonio María Delgado, quien se ocupa principalmente de las ollas contra Venezuela en El Nuevo Herald. Dime con quién andas y te diré quién eres.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario