May 24 2012
798 lecturas

Política

Venezuela: la derecha prende candela mientras cae su candidato

Quienes dirigen la hasta ahora penosa carrera electoral de Capriles hacen cambios estratégicos ante diatriba que surge en la propia derecha: ataques directos a Chávez (con lo que consuman otro error). Y en el plano internacional las huestes antibolivarianas afinan sus armas golpistas en todo el continente. Habló Romney sus incoherencias; Uribe se soba las manos, pero olvida que aquellos que juegan con fuego suelen terminar quemándose.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

Los asesores del majunche no son pendejos. Ya han comenzado a reaccionar con cambios en la campaña ante la andanada de ataques que reciben desde sectores de la misma derecha. Por cierto, Rafael Poleo sigue endilgando a Capriles frases y calificativos que la van muy bien: “No camina”, “Capriles Furioso”, “Malcriados”.

 

Este último tituló la columna “Corto y Profundo” de ayer, donde el editor contrarrevolucionario asienta:
“La reacción de Capriles y su entorno ante un llamado de atención que media Venezuela tiene en la punta de la lengua, no ha sido precisamente una demostración de madurez y equilibrio. Pura descalificación e insulto inútil… los insultos y amenazas no me harán cambiar la conversación”.

 

Por supuesto, los asesores del candidato de Uribe se deben haber reunido muy preocupados. No están en situación de despacharse apoyos de ningún sector de la derecha, y de que la diatriba interna de la contrarrevolución siga agarrando vuelo público. Por eso ayer mismo se notaron los resultados de los cambios que se ha decidido introducir en la campaña, cuando el majunche ha nombrado por primera vez en mucho tiempo a Chávez por su nombre y lo ha atacado de manera directa:
“Hugo Chávez, prepárate porque te voy a ganar a las elecciones del 7 de octubre, cada vez que me insultes te voy a recordar que el 7 de octubre se termina tu gobierno”.

 

Capriles se dirigió directamente al presidente Hugo Chávez para decirle que “el país está esperando que muestre resultados de 14 años de gestión, y que si no puede hacer eso entonces no debe insultar por frustración”. Y también: “Algunos están frustrados porque se pusieron gordos detrás del escritorio, porque se acostumbraron al aire acondicionado de Miraflores, y les molesta que yo esté recorriendo el país”.

 

Pero esta nueva estrategia no suma sino nuevos errores a la campaña majunche. Por una parte, estos ataques no satisfarán a la derecha anticapriles, porque lo que esta plantea no es simplemente atacar a Chávez, sino radicalizar la acción para apuntar a generar condiciones a fin de contribuir a la desestabilización generalizada. Ese sector de la derecha está convencido de que el majunche no ganará, así que lo que busca es atizar la candela, y piensa que con el bobo furioso (frase que hemos armado con los dichos de Poleo) eso no puede pasar.

 

Por otro lado la diatriba contra Chávez, con la popularidad alta y el respeto y el afecto del pueblo crecido, por el coraje y la voluntad que ha mostrado ante la adversidad, va a ser contraproducente para el malcriado, un calificativo que le queda como anillo al dedo a un carajito de la burguesía. Además ¿Quién va a creer que Chávez es un hombre enchinchorrado en Miraflores, cuando la mayoría piensa que más bien se enfermó por su intensidad, por no descansar, no dormir, no comer bien, entregado en cuerpo y alma al trabajo revolucionario?

 

¿Quién va a comprar la idea de que Chávez no muestra una obra tangible de gobierno que ha favorecido al pueblo de mil maneras? Una vez más, para la derecha pro-Capriles la desesperación es mala consejera. La cosa es que la mona, aunque se vista de seda, mona se queda. No importan lo que hagan (o sí importa en la medida en que empeoran las cosas para ellos), el candidato no sirve.


 

La utilización bastarda de los derehos humanos

 

La intensa conspiración internacional en el marco del proceso electoral venezolano toma variadas formas. Ahora comienzan a aparecer los organismos de “derechos humanos”, infiltrados hasta el tuétano por el imperialismo, cuyos agentes promueven y promoverán resoluciones contra Venezuela.

 

A la CIDH ya le contestó claramente nuestro Gobierno. El representante en la OEA, Roy Chaderton, expresó que “La estulticia de la CIDH llega al extremo de exigir acciones y gestiones ya emprendidas oportunamente”. Chaderton dijo otra gran verdad: “La CIDH ignora deliberadamente que las autoridades venezolanas lograron poner fin de manera pacífica e incruenta a un motín”.

 

Ahora bien, ayer se sumó al coro contra nuestro país la organización Amnistía Internacional, que “casualmente” publicó un informe donde, entre otras cosas, aborda la situación penitenciaria en Venezuela. No es casualidad que esto ocurra después de la victoria del gobierno y de la democracia participativa en el conflicto de La Planta, que está siendo potenciada por el diálogo con los vecinos de El Paraíso y parroquias aledañas, que ahora afrontan la tarea de decidir la suerte del terreno donde se asentaba el penal.

 

La conspiración colombo-venezolana. En ese sentido la diputada fascista a la Asamblea Nacional María Corina Machado, aseguró que integrantes de la Fuerza Armada Nacional quieren combatir a los guerrilleros que hacen vida en la zona fronteriza colombo-venezolana, pero el gobierno no los toma en cuenta.

 

Respaldando el plan de Uribe, afirmó que en la zona limítrofe actúan “la guerrilla, narcotraficantes y paramilitares”… La parlamentaria criticó que el presidente Hugo Chávez supuestamente ordenara atacar a la guerrilla colombiana sólo cuando se presentó un hecho “tan lamentable como el ocurrido el pasado lunes en la zona fronteriza de La Goajira”, en el cual perdieron la vida doce militares colombianos y conjeturó que fue por las llamadas del presidente de Colombia y por la demanda de los militares colombianos que el presidente Chávez reaccionó.

 

Esta conjetura la llevó a afirmar que
“Es decir, un presidente que no escucha a los militares venezolanos, pero sí atiende a los militares colombianos… Quiero decirle, presidente, que nuestros militares saben dónde está la guerrilla y quieren combatirla, es usted quien no se lo ha permitido”. La amiguita de Bush está jugando su papel en esta conspiración que, lejos de acabarse, se profundizará.

 

Por cierto que es altamente sospechoso, en este contexto, el hallazgo por parte de la policía argentina de un dispositivo explosivo en el tercer piso del teatro, en el sector donde Alvaro Uribe iba a ofrecer un cóctel después de dictar una conferencia. Otra cosa interesante es que investigadores policiales han afirmado que el explosivo no tenía características letales, es decir, se trata de una especie de fuegos artificiales.

 

El director de la policía colombiana, general Oscar Naranjo, señaló que el artefacto tenía la intención de “causar estruendo y generar llama, pero realmente no se trataba de un explosivo de alta velocidad con características de letalidad, lo cual no significa que este incidente no se deba investigar hasta las últimas consecuencias para determinar quiénes fueron los autores”.
Esto huele a patraña del propio uribismo para seguir echando leña al fuego. Hay que estar preparados para todo, lo que viene en los próximos meses es candela pura.

 

Al fin y al cabo, la línea de la ultraderecha internacional con respecto a América Latina está clara, y la ha expresado el virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Mitt Romney, al afirmar que Chávez y Castro (no preciso cual de los dos) “son un gran peligro para EEUU y para la gente en todo el mundo…; debemos promover nuestros valores, la libre empresa, la democracia”.

 

La gran batalla se prolonga y se radicaliza.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario