Feb 10 2012
886 lecturas

OpiniónPolítica

Venezuela: la matriz del miedo asusta a sus creadores

La MUD [Mesa de unidad democrática] está analizando, claro está, todos los escenarios posibles en cuanto al tamaño de la participación en sus primarias del próximo domingo. Teresa Albanes, la presidenta de la Comisión Electoral de la Mesa de la derecha, ha ubicado el umbral del éxito en dos millones de votos, coincidiendo con nosotros.

 

Sin embargo, nadie sabe a ciencia cierta cuántos van a votar, por lo que la MUD sigue manejando la matriz del “miedo” para justificar una posible baja participación. Albanes, por ejemplo, se refirió ayer a supuestas amenazas que estarían recibiendo los empleados públicos, si van a votar. Según la señora, se les dice a esos empleados “que si van votar los van a botar, cosas de ese tipo… Cómo es posible que se amenace tan seriamente a empleados públicos y se les diga que no pueden ir a votar”.

 

La matriz del miedo es un arma de doble filo para la oposición. Por un lado, no pueden dejar de proyectarla, pues saben que uno de los escenarios posibles es que vaya poca gente a votar, y necesitan alguna justificación. Pero por el otro el hablar tanto del “miedo” puede reforzar ese sentimiento en algunos.

 

No es solo que los empleados públicos afines a la oposición puedan dudar de la confidencialidad del acto mismo de votar, manipulados por mensajes difamatorios para afectar la confiabilidad del CNE, sino además que algunos de ellos temerán ser identificados en las colas de los centros electorales. Ese “miedo” inducido será un factor, lo que ignoramos es en qué cuantía afectará la participación en las primarias. El 12 de febrero en la noche se disiparán las dudas.

 

En cuanto a los revolucionarios, no es bueno que estemos vaticinando con pretendida certeza que la participación electoral en las primarias será un fracaso. Eso es una posibilidad, sin duda, pero si pasa lo contrario, se verá reforzada la sensación de éxito de los escuálidos. Nosotros deseamos, por supuesto, que la participación sea baja, pues no nos alegra ni nos conviene ningún triunfo de la contrarrevolución. Pero eso no depende de la voluntad de nadie sino de resultados objetivos difíciles de pronosticar.

 

Capriles y otros emblemáticos

 

A veces los majunches dicen cosas bastante curiosas, en su afán de venderse ante el pueblo como blancas palomas. Capriles Radonski, por ejemplo, declaró ayer un par de cosas que son remarcables. Según este pre-majunche, los revolucionarios “no tienen forma de salirse de un proceso electoral”.

 

¿Cuándo nos hemos nosotros salidos de un proceso electoral? Más bien los diversificamos en la Constitución que propusimos y que el pueblo aprobó. Fomentamos la participación y jamás hemos sembrado la desconfianza en el CNE. La derecha ha actuado a menudo en sentido contrario. No solo quiso desconocer el voto del pueblo en las aventuras golpistas y saboteadoras de los años 2002 y 2003, sino que se salieron del proceso electoral de parlamentarias en 2005 y viven difamando al árbitro electoral.

 

Lo de Capriles se parece al proceso sicológico que los entendidos llaman “proyección”, descrito como un mecanismo de defensa que opera en situaciones de conflicto emocional o amenaza de origen interno o externo, atribuyendo a otras personas u objetos los sentimientos, impulsos o pensamientos propios. Misterios de la ciencia, como dice el profesor Lupa.

 

La otra declaración de Capriles daría risa sino fuera tan engañosamente patética: “Yo no soy imperialista”. Claro que no, este personaje menor no es imperialista. Imperialistas son Obama y Cameron, por ejemplo. Capriles es solo un títere, un lacayo, un cachorro del imperio. Es pro-imperialista, pitiyanqui, tal como Pablo Pérez, que ayer hizo pública una ridícula carta a sus compañeros pre-majunches pidiéndoles firmar un compromiso para “liberar a nuestra patria de la invasión castrista y mantenerla fuera de la influencia de todo imperialismo”.

 

¿Qué han dicho estos farsantes de las reiteradas agresiones imperiales contra Venezuela? Ellos, que gustan tanto de hablar de “derechos humanos” ¿qué han dicho de las violaciones en Guantánamo, de las cárceles secretas de la CIA en Europa oriental, de las atrocidades genocidas en el Medio Oriente? ¿Qué de los ataques de las transnacionales contra PDVSA? ¿Qué del bloqueo a Cuba, qué de las Malvinas y un largo etcétera?

 

Los venezolanos tenemos una manera muy graciosa de referirnos a gente como esta: si tiene orejas de cochino, trompa de cochino, patas de cochino, cola de cochino y berrea como un cochino… ¡es un cochino!

 

La pelea de los majunches en torno a la alcaldía de Baruta continuó ayer. Julio Borges violó inclusive el reglamento de la Comisión Electoral de la Mesa de la Unidad que establece no divulgar encuestas sobre tendencias de precandidatos desde el pasado lunes. El directivo de Primero Justicia tronó por Twitter: “Increíble lo desesperado de Blyde/Zamora: la oposición inhabilitando a la oposición. Mediocres” y añadió: “Saben por qué la Guerra Sucia contra DavidUzcategui”. Por esto… A 05 días de las Primarias en Baruta David Uzcátegui 61,4% – Blyde 34,1%”. Dios nos libre, como se dice, de estos…mediocres, sí.

 

Colombia y Cuba

 

La reunión entre los cancilleres de Colombia y Cuba, María Angela Holguín y Bruno Rodríguez, da luces sobre los cambios que se vienen dando en el hemisferio y sobre la conveniencia de seguir desarrollando la CELAC, a pesar de sus conocidas limitaciones.

 

Los dos cancilleres reafirmaron la apuesta de ambos países por la nueva organización latinoamericana sin USA ni Canadá. De paso, la canciller colombiana ratificó el apoyo de Bogotá a la lucha cubana contra el bloqueo comercial, económico y financiero impuesto por Estados Unidos, mientras que el cubano hizo votos por la paz en Colombia y ofreció la colaboración de Cuba para este propósito.

 

Sigue alborotado el gallinero para los yanquis, aunque algunos gallos son más finos y hay gallinas que cacarean más que otras.

 

Siria, dos visiones

 

Dos posiciones sobre las salidas al conflicto sirio contrastan y revelan el carácter criminal del imperialismo. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la surafricana Navy Pillay, ha dicho que en Siria se vive una ola de terror y se ha referido a la “extrema urgencia” de que los países rompan sus lazos políticos con el gobierno sirio, como lo han hecho Estados Unidos, y algunos países europeos y del Golfo Pérsico, y los ha instado a que tomen acciones “efectivas” para “proteger al pueblo sirio”, adosándose así a las posiciones imperialistas.

 

Pillay dijo que el “fracaso” (así lo sigue llamando la canalla mediática) del Consejo de Seguridad en sancionar a Siria “parece haber avivado la disposición del gobierno de masacrar a su propio pueblo en su objetivo de aplastar la disidencia” ¡Flamante comisionada de derechos humanos, que promueve la violencia, la intervención y el genocidio!

 

A contrapelo de estas posiciones, tanto el gobierno sirio como el ruso apelan a la necesidad de un diálogo que conduzca a frenar la violencia en ese país. El canciller ruso, Serguei Lavrov, ha dicho que “Retirar a diplomáticos de Damasco no ayudará a solucionar el conflicto sirio…Es necesario poner en la mesa de negociaciones al gobierno y a los opositores” y reiteró que Rusia “apoya cualquier iniciativa” para empezar un diálogo nacional en Siria.

 

Por supuesto, ningún diálogo está en los planes del imperialismo. Su objetivo es simplemente atizar la violencia para apuntalar sus intereses, así sea a sangre y fuego, y a costa de la vida de miles. Es su naturaleza.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario