Nov 11 2013
1372 lecturas

Econom铆aOpini贸n

Venezuela, las necesidades electro-domesticadas

El mundo del consumo de bienes semi-durables (televisores de pantalla plana, neveras, lavadoras, secadoras, blue-ray, etc) parece ser la primera l铆nea de ataque para un Ejecutivo que, hasta ahora, no gobernaba sobre la fijaci贸n especulativa de los precios. Es una demostraci贸n de poder del Estado que pretende defender los intereses de la poblaci贸n que ve c贸mo algunos grandes comerciantes se han enriquecido durante estos 煤ltimos a帽os, a partir del fraude cambiario.

El Presidente Nicol谩s Maduro difundi贸聽 un conjunto de medidas el pasado mi茅rcoles聽 6 de noviembre; el siguiente viernes se anunci贸 la toma de la red de tiendas DAKA, una hipervendedora de electrodom茅sticos importados; durante el fin de semana se procedi贸聽 a la venta controlada por el gobierno de mercanc铆a a precios sustancialmente inferiores, y聽 simult谩neamente se produjeron saqueos muy puntuales que fueron controlados por las fuerzas militares.

Finalmente, avanz贸 la intervenci贸n de otras grandes comercializadoras de bienes electrodom茅sticos, y de los sistemas de venta por internet que ven铆an contribuyendo con el espiral especulativo.

Algunos breves comentarios sobre cada uno de estos aspectos son necesarios para un balance de la coyuntura, caracterizada como 鈥済uerra econ贸mica鈥. En primer t茅rmino, sobre los anuncios del Presidente Maduro en materia econ贸mica.

Los anuncios en pol铆tica econ贸mica:

Lo primero que destaca de los anuncios en materia econ贸mica, es el intento por ordenar una institucionalidad del Estado que ha sido incapaz de detener la fuga de capitales, la especulaci贸n sobre el precio del d贸lar y de los precios de los bienes.

Lo segundo, es que se avanza en una visi贸n integral de la problem谩tica coyuntural, aunque todav铆a con grandes sesgos y vac铆os. Llevamos casi una d茅cada donde, en materia de pol铆tica econ贸mica coyuntural, predominaban decisiones parciales, concentradas en el mecanismo cambiario.

Predomin贸 una toma de decisiones miope: devaluar, rebajar el IVA, aumentar el IVA, aplicar un impuesto a las transacciones financieras, aplicar un SITME (fabricado entre un director del BCV y el zar de un poderoso grupo financiero); eliminar el SITME, aplicar un SICAD; crear un 贸rgano Superior Cambiario, para en unos pocos d铆as crear un 脫rgano Superior de la Econom铆a que terminaba enterrando al anterior. Todo un ejercicio de improvisaci贸n que daba la sensaci贸n que las decisiones se tomaban por T芒tonnement (es decir por tanteo, por ensayo y error). Eso es explicable porque estamos en plena acci贸n de guerra.

A lo anterior, contribu铆a la indefensi贸n que hered贸 el gobierno de Maduro en cuanto a la capacidad de las instituciones responsables de la pol铆tica macroecon贸mica. En el Banco Central de Venezuela, en el Ministerio de Finanzas, y en el Ministerio de Planificaci贸n, ha predominado una cultura econ贸mica que reduce la pol铆tica macroecon贸mica a decisiones de pulper铆a.

Ante la ausencia de economistas heterodoxos que est茅n a favor del gobierno, ante la inexistente discusi贸n de tesis econ贸micas en el PSUV y ante la alta presencia de economistas neocl谩sicos que (tambi茅n) est谩n en el gobierno, se ha recurrido, en estos a帽os, a una pol铆tica econ贸mica de 鈥渮apatero remend贸n鈥 con una alta influencia de asesores provenientes del sector financiero privado nacional e internacional.

Asesores, que no son precisamente hermanitas carmelitas descalzas,聽 que recomiendan instrumentos que 鈥渞esuelven鈥 un problema creando diez problemas adicionales y peores; que han creado adicci贸n y adem谩s arriman el agua para sus molinos financieros. Estos caramelos de cianuro han sido las notas estructuradas, los bonos indexados en d贸lares, el SITME, y otras 鈥渟oluciones鈥 altamente nocivas si se consumen en exceso.

Hay que reconocer que, las medidas recientes, de alguna forma son el resultado de un diagn贸stico m谩s elaborado por parte del Gobierno, y en ese sentido tratan de salir de la trampa del cortoplacismo, la improvisaci贸n y el monotema del esquema cambiario

Lo tercero, es que se contin煤a inclinando la balanza hacia el mantenimiento del control de cambio, pero bajo una reingenier铆a que involucra esa visi贸n sist茅mica e integral. Con ello, las posiciones m谩s liberales dentro del gobierno, que se hab铆an preparado para liquidar el control de cambio,聽 se mantienen contenidas, 鈥減or ahora鈥.

Como un cuarto elemento, se observa que el Gobierno demuestra una gran capacidad de escucha al considerar algunas propuestas que surgieron desde el sector revolucionario organizado. Me refiero, por ejemplo, a las propuestas que se inspiran en la idea de estatizar el comercio exterior.

La necesidad de aterrizar sobre el terreno de la confrontaci贸n

A pesar de este avance en la toma de decisiones gubernamentales en materia econ贸mica, la mayor铆a de las 鈥渕edidas鈥 anunciadas son proyectos o anteproyectos que requieren mayor tiempo para un aterrizaje. Se ubican en un nivel de suma generalidad que causa desasosiego y angustia. Insistimos que todo lo que ayude a ordenar y a coordinar la menguada acci贸n del Estado es fundamental para garantizar el dominio de la coyuntura y evitar el desgaste pol铆tico: de ah铆 que apoyamos las medidas.聽 Sin embargo, la coyuntura exige medidas menos nebulosas, con los pies en el suelo y que puedan aplicarse en el corto plazo.

Ciertamente, se requieren urgentemente medidas concretas, posibles y viables que puedan contener el avance de la especulaci贸n cambiaria, de la inflaci贸n y del desabastecimiento. Se requiere aumentar sustancialmente la liquidez de las reservas internacionales, para que CADIVI, el SICAD y cualquier mecanismo que se invente funcione y no termine errando.

El sector p煤blico venezolano posee un conjunto de activos financieros聽 en el exterior; es decir, posee fondos que manejan importantes flujos en d贸lares. Pero esa fortaleza externa contrasta con la sequ铆a interna, que contribuye con el ataque cambiario y el desabastecimiento de art铆culos fundamentales para la cotidianidad. No me refiero a los televisores de pantalla plana, sino al papel sanitario, el aceite, la harina de trigo, el arroz, el az煤car, las medicinas鈥

El presidente Ch谩vez coordinaba, como atribuci贸n constitucional, una serie de fondos en divisas. Luego de su fallecimiento, estos fondos quedaron a la libre, como posible bot铆n para ser repartido entre las diferentes grupos y/o bandas que pugnan por controlar sus procesos de acumulaci贸n originaria de capital dentro del aparato del Estado. Estamos hablando de una gran cantidad de d贸lares que actualmente se manejan bajo la m谩s rapaz conducci贸n discrecional de tesoreros que no les importa que el proceso revolucionario quiebre, mientras ellos hacen sus grandes negocios particulares.ven maduro y el nacional

Una medida urgente, es centralizar la administraci贸n de esos fondos en divisas y reducir los intereses grupales cuya conveniente miop铆a est谩 poniendo en peligro la viabilidad pol铆tica del proceso. Actualmente, se puede aumentar la posici贸n de liquidez del Estado, sin necesidad de recurrir al endeudamiento externo ni exponer la soberan铆a nacional.

Los zamuros de los bancos de inversi贸n extranjeros est谩n ofreciendo liquidez bajo esquemas que lucen de maravilla, pero en realidad adem谩s de constituir trampas cazabobos son mecanismos potenciales de fraudes multimillonarios. El Bank of America, Goldman Sach, el City Bank, el Credit Suisse, entre otras instituciones que frecuentan actualmente al Ministerio de Finanzas y al Banco Central, como los sepultureros frecuentan la morgue de Bello Monte, tienen un expediente bien oscuro y聽 que en algunos casos incluye la participaci贸n en la gran lavander铆a de d贸lares en que se ha convertido el sistema financiero estadounidense para el negocio del narcotr谩fico. Mucho cuidado con estos zopilotes

驴Por qu茅 no se ha tomado esta medida de fortalecimiento de la liquidez en las reservas internacionales, la cual tiene la ventaja de ahorrarse la espera de crear otra instituci贸n nueva y que con una instrucci贸n presidencial ser铆a suficiente?.

Hay al menos dos posibles respuestas: a) la primera es porque el alto gobierno no ha tomado conciencia de la necesidad de centralizar y fortalecer la posici贸n de liquidez del Estado en d贸lares; b) lo segundo, es que para el Presidente, tomar una medida como esta lo enfrenta a un tablero de poder nada f谩cil, debido a las diferentes tribus que predominan en la administraci贸n de los recursos del Estado. Es un problema serio, que refleja hasta donde los intereses grupales se convierten en los enemigos de facto del proceso revolucionario.

Por otro lado, se percibe una notable ausencia estructural en estos anuncios: si se quedan en una visi贸n institucionalista, superestructural, se alejan de la visi贸n estrat茅gica con que Ch谩vez siempre impregnaba sus grandes anuncios econ贸micos.聽 El problema no puede centrarse en el comercio exterior, en la administraci贸n de los d贸lares y dem谩s divisas, en centralizar las importaciones鈥.

Ch谩vez construy贸 una infraestructura de transporte para la gente y para la actividad productiva (la red ferroviaria, por ejemplo); construy贸 una red de atenci贸n en salud y una red en educaci贸n; inici贸 una red de comercializaci贸n alternativa que fue saboteada por la boliburgues铆a y por la burocracia ineficiente (Mercal, PDVAL, casas de alimentaci贸n); anunci贸 el eje Norte-Llanero; el gobierno de Ch谩vez inici贸 una experiencia de gesti贸n social de importantes empresas que fueron estatizadas, nacionalizadas y recuperadas.

Ch谩vez nunca recurri贸 al FMI ni le dio entrada por la puerta trasera a los representantes internacionales del capital financiero especulativo y parasitario鈥β緿贸nde queda todo esto?

ven precios justosEs el momento de retomar el camino de la transici贸n al socialismo, pero s贸lo con medidas que abordan el circuito comercial no basta, porque sustituyen un esquema cambiario improvisado por otro m谩s improvisado, porque evitan aplicar una reforma fiscal…y con el SENIAT tan 芦eficiente禄 que tenemos, que siempre supera las metas de recaudaci贸n, no es necesario meterse con los ricos y podemos vivir con la esquizofrenia de ser socialistas basando nuestro tributaci贸n no petrolera en la tributaci贸n neoliberal.

La disyuntivas dentro de la conformaci贸n del gobierno expresan los intereses en pugna y esto determina qu茅 se hace y que se deja de hacer en pol铆tica econ贸mica: para evitar una reforma fiscal progresiva, para evitar tocar intereses feudales de alguno de los grupos de poder, para evitar tocar el poder impune de la banca privada; para evitar enfrentar el desastroso manejo gerencial de PDVSA; para beneficiar las cuentas en d贸lares de la boliburgues铆a鈥ara todo eso, se prefiere optar por las macrodevaluaciones: m谩s bol铆vares por cada d贸lar鈥β÷÷ que se jodan los trabajadores!!!! 鈥

Finalmente, en cuanto a la identificaci贸n del enemigo principal, se observa una diferencia entre el diagn贸stico que expuso el presidente Maduro en su discurso de la Asamblea Nacional del 8 de Octubre (Ley Habilitante). En ese momento identific贸 al capital financiero como un enemigo del cambio estructural, cito a Giorgio Agamben: 鈥淵 si hoy la pol铆tica no parece ya posible, es porque de hecho el poder financiero ha secuestrado por completo la fe y el futuro, el tiempo y la esperanza禄 . Tal como lo se帽alamos en nuestro art铆culo 鈥淟a batalla por la renta petrolera: el tipo de cambio como apariencia鈥 (http://www.aporrea.org/tiburon/a174918.html) es el capital financiero especulativo el enemigo principal.

Daka y sus similares se ubican en el eslab贸n final de la cadena, en el circuito comercial, son la cola del problema. Son lo visible, expresado en s铆ntomas como la especulaci贸n y el desabastecimiento. Hay protagonistas menos visibles, pero que tienen una gran responsabilidad en el ataque cambiario. Siguiendo a Agamben, y con ello a Maduro, podemos afirmar que el capital financiero, y especialmente la banca privada, tiene secuestrada la econom铆a y con ello la viabilidad pol铆tica de la transici贸n al socialismo.

Mientras los enemigos, a trav茅s de sus medios de comunicaci贸n y de economistas oportunistas, siembran el escenario de caos, de crisis catastr贸fica, se帽alando entre otras cosas que en el pa铆s se acabaron los d贸lares. Un Banco criollo hace grandes inversiones en Espa帽a, adquiriendo centros comerciales y banca. De acuerdo a la prensa burguesa el pa铆s est谩 quebrado, mientras se permite la fusi贸n de un banco, que era un banquito regional que termin贸 convirti茅ndose en un emporio, y esto trasmuta a su due帽o en uno de los banqueros m谩s ricos en Am茅rica Latina. No hay democracia, grita hist茅rica la derecha, mientras la banca y los seguros compran medios de comunicaci贸n en alianza con capitales extranjeros.

Por ahora, los gerentes/empleados de Daka est谩n presos, y son los que pagan el plato roto de sus amos. Estos 煤ltimos, se encuentran en el exterior, nadando en la fortuna, impunes como los PRANES (1)鈥

Es el momento de las decisiones t谩cticas en materia econ贸mica, y al mismo tiempo hay que tener claro el camino estrat茅gico.

Notas:
(1) PRANES es el t茅rmino con que se autodenominan los jefes o capos de las pandillas y de las mafias que operan en las c谩rceles venezolanas y en las zonas populares.

*Economista venezolano miembro de la Sociedad de Econom铆a Pol铆tica Radical

  • Compartir:
X

Env铆e a un amigo

No se guarda ninguna informaci贸n personal


    Su nombre (requerido)

    Su Email (requerido)

    Amigo(requerido)

    Mensaje

    A帽adir comentario