Oct 1 2012
1658 lecturas

OpiniónPolítica

Venezuela: presidenciales a pleno sol y un trabajo oscuro

Todo lo que escriba aquí los venezolanos lo saben perfectamente por verlo cotidianamente y a pleno sol. El cuento es diferente para el habitante de otras tierras; desde la obscuridad de tenebrosos laboratorios mediáticos se le hacen llegar imagenes que modelan una realidad distinta, particularmente en momentos de una campaña electoral que culminara el 7 de octubre por las elecciones presidenciales.| JEAN ARAUD.*

 

Bien orquestados por la guerra desatada por los medios periodísticos o simplemente confundidos por la avalancha de informaciones mentirosas, manipuladas o tergiversadas, tiene relativo éxito al crear matrices de opinión para sus audiencias y lectores.

 

Guerra mediática: ver y escuchar para creer
“Bombardeados” con informaciones no precisamente elaboradas a pleno sol, estas audiencias y lectores observan las presidenciales en Venezuela y no deben tener la mínima duda de que el actual Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, dictador y populista, enfrenta a Henrique Capriles Radonski, joven demócrata incluso —se afirma— de tendencia levemente izquierdista y con un brillante pasado.

 

Los ejemplos de las manipulaciones que realizan los medios periodísticos occidentales son tan numerosos que parecen extraídos de un extraño folclor del odio y la falsedad. Un solo pequeño ejemplo será suficiente para entender esta guerra mediática que se desarrolla desde EEUU y Europa contra Venezuela, contra su pueblo, contra su revolución y contra Chávez.

 

Estos días el periódico Le Soir de Bruselas, Bélgica, publicó:
“Chávez amenaza: promete “el caos” e “inclusive un riesgo de guerra civil” si pierde las elecciones del 7 de Octubre próximo.
La verdad a pleno sol es otra:
Chávez no dijo eso como parte de su discurso: es una cita. Citar es una cosa, una declaración es otra. ¿Por qué y en qué contexto? Simplemente porque —en Venezuela— se había abierto un debate alrededor del programa del “Gobierno de Capriles” conocido como Programa de la MUD (siglas de Mesa de la Unidad Democrática, el conglomerado político opositor).
Por cierto, este programa se difundió ampliamente gracias a un libro y análisis del periodista francés Romain Migus, residenciado en Caracas.
(Leer aquí reseña de la obra).

 

A raíz de sus propios análisis del programa de la MUD, varios opositores denunciaron firmemente este programa. Cuatro pequeños partidos políticos retiraron su apoyo a la candidatura de Capriles. Un opositor de Chávez, el ex gobernador David de Lima, declaro que “el plan de Gobierno opositor abriría puerta a una guerra civil”.

 

Otro opositor, el diputado William Ojeda, critico la “agenda oculta” de la MUD y que “No estamos dispuestos a aceptar en Venezuela atavismos neoliberales ni pretensiones de estatismo feroz ni trasnoches economicistas”. Al mismo tiempo reconoció los avances de Chávez en sus programas sociales. Ojeda lo dijo en una rueda de prensa ofrecida en la Comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional.
A las pocas horas, William Ojeda estaba muy democráticamente expulsado de su partido UNT, Un Nuevo Tiempo.

 

¿Desmentidos en los medios europeos? Que se sepa: no, y además no importa mucho. La idea es crear una matriz de opinión gracias a una gran primera plana cuyo contenido de todas formas un pequeño desmentido no borrara: en la mente del lector quedará la imagen del “amenazante Chávez”. Que además no puede defenderse de las acusaciones manipuladas de los grandes medios europeos, ligados a enormes intereses en América Latina.

 

Por ejemplo el periódico Le Monde que entre sus accionistas — Le Monde Socios y Asociados— cuenta con BNP Paribas (banco), Saint-Gobain (química), Thomson (electrónica), Total (petróleo), etc.
El más importante accionista de Le Monde Sociedad Anónima es el Grupo Lagardére, el monopolio mediático francés que controla cadenas de televisión, periódico, editores, ediciones escolares y red de puntos de distribución en los aeropuertos, estaciones de ferrocarril y quioscos de prensa. Y Lagardére es también EADS, el principal consorcio europeo de fabricación militar y aeronáutica incluyendo Airbus, Eurocopter, Eurofighter (avión de combate) y MBDA líder mundial en misiles.

 

Otro gran socio de Le Monde (15%) es el grupo español Prisa que cuenta con el periódico El País.[1]

 

Todo esto explica el porqué de la salvaje campaña de los medios periodísticos contra un Chávez que, para su país y su pueblo, tiene unas ideas de desarrollo que no son precisamente en la defensa de los intereses de Monsieur Lagardére, su grupo, sus socios y sus negocios alimentados por conflictos (que, de pronto, deben ser artificialmente producidos).

 

Grandes medios: un pequeño problema y un gran pecado
Gracias a campañas mediáticas nacidas en las corporaciones mencionadas —¡y en muchas otras!—, no precisamente elaboradas a pleno sol, el candidato Capriles Radonski cuenta con la simpatía de millones de ciudadanos de los EEUU y de Europa, que legítimamente y de buena fe son convencidos de que enfrenta a un dictador populista.

 

Han ganado —se diría— los grandes medios; pero hay un “pequeño” problema:
El 7 de octubre no acudirán a las urnas venezolanas ninguno de estos grandes medios, ni sus lectores bien preparados con una matriz de opinión cuidadosamente fabricada.

 

El 7 de Octubre, acudirán en las urnas para las presidenciales en Venezuela naturalmente venezolanas y venezolanos que no leen, ven ni escuchan en su enorme mayoría medios de EEUU y Europa. Y este pueblo viene mostrando desde hace más de una década que tampoco los medios privados venezolanos —asociados a los extranjeros— pueden engañarlo.

 

En su libro Los 7 pecados de Hugo Chávez, el analista político belga Michel Collon describe con cierta ironía los pecados de Chavez, empezando por el primero: “¡Les enseña a leer!” Y este pecado de Chavez va a pesar mucho en estas presidenciales. El pueblo venezolano salió del obscurantismo del analfabetismo; lee y se informa. Se acabaron las épocas de las celebres “romerías” del Partido AD, Acción Democrática, donde el sufragio se negociaba con un trago de ron y el voto era del color blanco de AD.
Este pueblo ha recobrado mucho de su dignidad, de su identidad y no es tan fácil engañarlo como antes. Así que en estas elecciones este pueblo, una vez más, votara con plena conciencia de lo que está en juego; este pueblo —esta ciudadanía— es ahora hasta capaz de informarse para comparar su evolución actual y perspectivas futuras contra las crisis económicas crónicas de los EEUU y de Europa.

 

A pleno sol, no funciona, no a plenitud, la forja de las matrices de opinión.

 

¿Qué le pasa a Johnny Walker?
A pleno sol también, Chávez pasó ya por procesos presidenciales que siempre ganó por amplio margen. Aparte de las encuestas que lo favorecen, esta vez se observan algunos signos que son advertencia de una victoria contundente.

 

Veamos:
– Ninguna Plaza Altamira, esa plaza de Caracas donde durante meses en el pasado vociferaron los adversarios de Chávez. Esta vez y en la misma plaza hay un punto de propaganda pro chavista —situación impensable en el pasado.
– En este proceso no hubo las anteriores y repetidas huelgas de transporte, de docentes, de médicos —y pare de contar.
– Ahora la oposición ni menciona un “firmazo” para un revocatorio presidencial. La vez anterior, con una recolección de firmas controvertida la oposición llego a un revocatorio —que perdió.
– Nadie menciona a un Chávez que pretenda el mandato presidencial de por vida. Es un cuento que no se cree (incluso en sectores de la oposición) porque bajo el sol se ve como Chávez acude sin temor a repetidos procesos electorales democráticos.
– La Conferencia Episcopal Venezolana es —comparando con otros tiempos— bastante tímida; solo un monseñor trato al pueblo de “parásitos” porque acudían a los beneficios sociales que le brinda el Gobierno de Chávez.
– Poco habla la oposición de su leitmotiv de otrora: “la inseguridad del gobierno de Chávez”. Si bien es cierto que la inseguridad es uno de los problemas de Venezuela, el Gobierno la combate —y a pleno sol se ha visto que en las geografías de las alcaldías o gobernaciones conquistadas por la oposición ninguna logro resultados dignos de mencionarse, sino que todo el contrario.

 

Estos signos demuestran que la oposición ya no tiene capacidad de movilización. Algunos de los suyos no deben olvidar que un cierto 11 de abril, en 2002, los acarrearon como carne de cañón donde sus líderes habían organizado una masacre con francotiradores. Tampoco los opositores son tontos al punto de arriesgar sus propias vidas en la fabricación de muertos para endosarlos al presidente.

 

Y casi nos olvidamos de Johnny Walker. En elecciones anteriores, Johnny Walker andaba por todas las avenidas de Caracas en gigantescas vallas publicitarias, caminando de izquierda a derecha, con mensajes del tipo “salga del laberinto” o “salta el hueco”. A pleno sol, en octubre de 2012, ni rastro del tal Johnny. Se habrá cansado de viajar a Venezuela para invertir en unos procesos electorales con siempre el mismo resultado: ¡gana Chávez!

 

Las presidenciales las ganara Chávez y a pleno sol
No hay que ser premonitorio, experto en política o especialista en encuestas y sondeos para emitir tal afirmación. Simplemente hay que abrir los ojos.

 

A pleno sol, el pueblo venezolano ve a sus familiares y amigos beneficiados por los servicios de salud gratuita, los programas de educación y los programas de vivienda.
También a pleno sol puede adquirir productos de alimentación a precios solidarios.
Sabe del millón de pequeñas computadores entregadas gratuitamente a sus hijos en edad escolar.

 

Esta informado también que ahora el petróleo venezolano es del pueblo y para el pueblo. No como antes exportado por cuatro lochas [antigua moneda de centavo] a los EEUU, donde 22.000 bombas de gasolina y ocho refinerías no producían ni un centavo para el país.

 

Difícilmente Henrique Capriles puede engañar este pueblo con una programa de la MUD que huele demasiado a medidas impuestas por el Fondo Monetario Internacional… un paquetazo neoliberal que bajo otro gobierno desencadeno la revuelta popular del Caracazo, controlada por las Fuerzas Armadas con un saldo de miles de muertos que nadie ni se atrevió a contar.
También este Pueblo tiene memoria.

 

La memoria le permite recordar un Capriles Radonski actor de un golpe de Estado, escalando la pared de una sede diplomática en violación a todas las convenciones internacionales o persiguiendo un inspector de policía porque lo había detenido en un acto lascivo en la vía pública. Memoria popular que permite recordar que en su tiempo el gobernador Radonski se dedicó a intentar eliminar muchas de las conquistas sociales en salud y educación.

 

Lo que los medios internacionales no hacen es enviar a sus periodistas dar una pequeña vuelta de Caracas. A pleno sol y a simple vista podrían por ejemplo cubrir noticias como:
– Centros comerciales y restaurantes repletos.
– En el denso tráfico una proporción importante de camionetas 4×4 de última generación.
– Construcciones y obras por todos lados.
– En la supuesta Venezuela “cubanizada” que denuncia la oposición, productos de lujo para los más pudientes —eso si, a precios que consultan márgenes de ganancias especulativas para los comerciantes privados.
– En la Venezuela “chavista” productos de alimentación y línea blanca a precios muy económicos.
Esta es la Caracas de hoy que se puede ver a pleno sol. Una Caracas tranquila, pujante y en pleno desarrollo.

 

Entre esta Venezuela que paso a paso construye Chávez y su gobierno, la consigna “Hay un camino” de Radonski —que no precisa qué camino—, el pueblo e inclusive la clase denominada media, están más que claros. Un camino desconocido, quizás calle ciega y sin retorno no es muy atractivo.

 

Próximas noticias de los grandes medios: “el fraude electoral”
No serán por supuesto noticias a pleno sol, sino obscuras. Probablemente desde ya están escritas, a la espera que las rotativas se pongan en marcha, que se abran los micrófonos, que se enciendan las cámaras.

 

El día de las presidenciales, la oposición (digamos más precisamente que un puñado de sus dirigentes) frente a la avalancha de votos chavistas tratara con sus cómplices mediáticos de lanzar al mundo “el fraude electoral” para crear zozobra y una desestabilización en Venezuela.
Lo podrán vender a la indefensa audiencia y lectores de los medios en EEUU o en Europa, pero en Venezuela nadie se los creerá, ni siquiera los suyos y menos ellos mismos.

 

Es poco probable que un puñado de extremistas opositores financiados por Wáshington lograra su “show del fraude previamente elaborado” porque poco puede un puñado frente a los millones de un pueblo tranquilo pero en alerta.

 

Aparte de que “el sol no se puede tapar con un dedo” los venezolanos tienen otra expresión popular que dicta: “Todo 11 tiene su 13”, en referencia a que frente al golpe de Estado del 11 de abril del 2002, el día 13 salió masivamente el pueblo en la calle para exigir la restitución de Chávez al Palacio Presidencial. La efímera victoria de la oposición duro 47 horas.

 

Dos y dos son cuatro. El 7 de Octubre 2012, Chavez ganara ampliamente las presidenciales. Probablemente en la tarde del 7 y durante el 8, la oposición venderá al mundo el “fraude electoral”. Pero, y ya y esta vez mas rápido, los mismos 7 y 8 de Octubre, el pueblo pondrá la verdad a pleno sol y seguirá la Revolución Bolivariana consolidándose.

 

Durante algunas semanas y meses los periodistas expertos en guerra mediática tendrán mucho para escribir desde el fondo de sus obscuros laboratorios y podrán justificar las remuneraciones que les brindan los grandes grupos económicos que pretenden gobernar el mundo. Seguirá el mundo funcionando con un Chávez “dictador y populista” y con una oposición “democrática” según los descriptivos mediáticos.

 

En realidad Venezuela seguirá su rumbo según la voluntad expresado en las urnas por las y los venezolanos. No se cambia de capitán cuando la nave está en plena navegación.
___
1] En Los 7 pecados de Hugo Chávez de Michel Collon.
——
* Analista francés radicado en Caracas.
Creador del foro Trincheras amigas en solidaridad con los movimientos populares que se expresan en diversas partes del mundo.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

2 Comentários - Añadir comentario

Comentarios

  1. Alexis Blanco
    2 octubre 2012 16:33

    Hoy la población Venezolana está más clara y preparada para enfrentar la voluntad popular del voto. No importan los grandes trabajos mediaticos en contra de la revolución encabezada por Hugo Chavez,Presidente y nuestro candidato. Son más los hechos que han llegado al pueblo con las diferentes misiones, por eso el amor profundo y la popularidad hacia los programas del Gobierno Socialista.La oposición venezolana despues de las elecciones, tendrá que sentarse a hacer un análisis profundo de sus políticas y no seguir engañando al pueblo con falsos pronunciamientos sin aceptar la gran realidad que vivimos todos los venezolanos. Los Venezolanos seguimos adelante con la Revolución, hacia una Patria Grande y Soberana. Felicidades.

  2. Jaime Alfredo Carrasco
    2 octubre 2012 22:37

    La defensa del proceso es la pregunta clave!