Jun 28 2012
1693 lecturas

Opinión

Venezuela: reflexionar el periodismo

Con motivo de la celebración ayer miércoles 27 de junio del Día del Periodista, el integrante de movimiento Periodismo Necesario, Harim Rodríguez, indicó que esa organización revolucionaria está promoviendo la Plataforma Nacional de Periodistas, como una alternativa ante el Colegio Nacional de Periodistas, dominado por la derecha. Este Colegio ha devenido en un instrumento del periodismo contrarrevolucionario y, por ende, de los dueños de los grandes medios de comunicación privados, a su vez defensores de los intereses del imperialismo y la burguesía.

 

Es algo paradójico, tomando en cuenta que la celebración de este día en Venezuela rememora la fecha de fundación del Correo del Orinoco, periódico creado el 27 de junio de 1818 por órdenes del Libertador Simón Bolívar para combatir la arremetida informativa que la corona española llevaba a cabo desde La Gaceta de Caracas, dirigida por el realista José Domingo Díaz. Es decir, se trataba de un periódico libertario y opuesto al Imperio español.

 

El Día del Periodista obliga a otras reflexiones. Uno de los argumentos que los gremios derechistas han levantado contra algunos comunicadores sociales del Sistema Nacional de Medios Públicos y de los medios alternativos y comunitarios es que no son graduados en la carrera de periodismo. Con este mismo argumento, el CNP ha llegado a decir que no puede defender a esos comunicadores ante las agresiones que han venido sufriendo en los actos de campaña del candidato de la burguesía.

 

Es algo realmente singular, ya que la comunicación social es una profesión que existe desde mucho antes que lo hiciera la carrera universitaria de periodista, que apenas se generalizó en la segunda mitad del siglo XX, siendo que la primera publicación periódica de que se tiene noticia apareció en Venecia en el siglo XV. En el siglo XIX hubo una verdadera eclosión de periódicos en todo el mundo, una vez que las fracciones políticas descubrieron lo útil que podría ser la prensa para la defensa de sus intereses.

 

Es decir, primero fue sábado que domingo, el oficio de comunicador social existe desde mucho antes que el de periodista graduado en universidades.

 

Ya en el siglo XIX había en Venezuela numerosos periódicos, por ejemplo El Constitucional, El Nacional (el de esa época), El Liberal, La Bandera Nacional, de Caracas, y otros en provincia, como El Patriota (Valencia), El Observador (Coro), El Manzanares (Cumaná) y El Republicano (Barcelona), por solo nombrar unos pocos.

 

De hecho, conocidos comunicadores sociales venezolanos nunca estudiaron periodismo. Miguel Otero Silva se graduó de periodista mucho después de haber participado en la fundación de El Morrocoy Azul y también después de haber fundado El Nacional. Francisco Pimentel, Job Pim, fue otro célebre comunicador social, sobre todo en los caminos del humor, que no estudió periodismo. El gran caricaturista Luis Muñoz Tebar ejerció el periodismo y fundó el célebre periódico humorístico La linterna mágica (1900). Era ingeniero civil.

 

Muy pocos comunicadores sociales de la primera mitad del siglo XX venezolano eran periodistas graduados. De manera que el mito del “periodista” debería ser revisado y el carácter del oficio de comunicador social debatido. La pretensión de limitar al dominio de las universidades una actividad tan antigua es una trampa de la burguesía para excluir a las clases populares del ejercicio de la misma. En nuestra opinión, ese día debería denominarse “Día del Comunicador Social”, y no “Día del Periodista”, ya que ninguno de los fundadores y realizadores de El Correo del Orinoco eran periodistas graduados en universidades, incluido el Libertador.

 

La simetría de posiciones entre lo más oscuro de la derecha mundial y los majunches venezolanos deja al desnudo el verdadero carácter de ese sector apátrida. Citamos a Ramón Guillermo Aveledo en una entrevista concedida en España:
“…ha sido una política histórica de Venezuela estar contra la proliferación de armamento nuclear. Por eso no apoyamos esto que está haciendo el gobierno de Caracas de apoyar esas iniciativas. El hecho de que Irán se mofe de las intenciones de las ONU y no acepte sus controles en política de armamento nuclear es una conducta suficientemente grave como para una ruptura de la política tradicional de Venezuela con Teherán. No vamos a estar buscando alianzas contra natura”.

 

Pues bien, casi simultáneamente el ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, acusó a Venezuela ante el primer vicepresidente de Costa Rica, Alfio Piva, de participar en la financiación del programa nuclear y militar de Irán. Un hipotético gobierno de la derecha venezolana se convertiría en cómplice, abierto o encubierto, del sionismo genocida que gobierna en Israel.

 

Siria

 

En la situación Siria comienzan a tener algún efecto las acciones persistentes de la diplomacia de ese país y de sus aliados Rusia y China. Ayer la comisión de la ONU designada para investigar los hechos en ese país del norte de Africa presentó ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra una nueva actualización de sus pesquisas, un documento que afirma que “en algunas zonas (de Siria) la lucha reúne las características de un conflicto armado no internacional”. El término de conflicto armado no internacional es el término legal para hablar de una guerra civil, explicó en una posterior conferencia de prensa Karen Abu Zayd, integrante de la comisión

 

Es la primera vez que una instancia de la ONU (esta comisión independiente fue aprobada por el Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2011) habla directa o indirectamente de “conflicto armado” para referirse a la violencia en Siria.

 

Esta decisión pareciera ser fruto de negociaciones que tratan de despejar las fronteras que separan a Estados Unidos y sus aliados, por un lado, y Siria, Rusia y China por el otro. Lo decimos porque la investigación de la comisión no parece despejar totalmente los caminos hacia una valoración total de la real situación en el país. El jurista brasileño Sergio Paulo Pinheiro, presidente de la comisión, explicó que el uso de este término y la aclaración de que no se puede aplicar a la totalidad del país es algo muy medido, porque la admisión de un conflicto interno legitimaría determinadas acciones del Gobierno en virtud del derecho internacional.

 

Pinheiro destacó que la situación en Siria “…ha cambiado drásticamente en los últimos tres meses, a medida que las hostilidades por parte de los grupos armados antigubernamentales adoptan cada día claramente los contornos de una insurrección”. Estamos ante una victoria parcial del gobierno Siria, que ha mostrado fortalezas, como la sólida entereza de sus fuerzas armadas, las cuales, a pesar de la intensa campaña de desinformación dirigida por el Imperio, ha sufrido muy pocas deserciones o escisiones. Pareciera que en Siria las cosas están tomando un camino diferente del que tomaron en Libia.
——
* Periodista.
(Las ilustraciones se tomaron de un artículo analítico sobre periodismo publicado en Aporrea.org).

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario