Jun 7 2012
750 lecturas

OpiniónPolítica

Venezuela: se inscribirá la candidatura de Chávez

Ya se anunció que Hugo Chávez Frías se inscribirá como candidato presidencial de la Patria el lunes 11 de junio, un día después que lo haga el candidato de la anti-Patria, Henrique Capriles Radonski. En ambos casos las inscripciones estarán enmarcadas en eventos callejeros.| NÉSTOR FRANCIA.*

 

La derecha moverá ingentes recursos y usará todas sus gobernaciones y alcaldías para que su movilización del día 10 tenga un éxito aunque sea mediano, pues al fin y al cabo la canalla mediática tratará de convertirlo en un acto multitudinario grandioso. Ellos no están en condiciones de poner visiblemente la torta, así que posiblemente, si lo hacen, buscarán la manera de disimularlo.

 

No hay duda de que la movilización chavista será más poderosa, concurrida y consciente, y saldrá favorecida en la demostración de fuerza que está planteada. Pero al final todo quedará, de parte de la canalla mediática, entre las trampas del espectáculo virtual. No les importará la verdad, pues para ellos se trata en este momento de morigerar la sensación de derrota, de fragilidad de su “unidad” y de debilidad de su candidato.

 

Así que el martes 12, dentro de lo más previsible, se pasará la página y se iniciará la apuesta hacia el 1° de julio, cuando comience oficialmente la campaña electoral. En ese sentido, no podemos llamarnos a engaño ni creer que la tenemos fácil. La derecha tiene y tendrá dinero, una batería mediática extendida, y radicalizarán y profundizarán las acciones de saboteo y desestabilización. De manera que no se trata de salir el 11 a la calle y luego guardarse.

 

Esta batalla va a ser dura y no se acaba sino después que se anuncien los resultados del 7 de octubre y estos sean aceptados finalmente por todos. Para nosotros, ya lo hemos dicho, no se trata de dejarlos groguis, sino de noquearlos. Y para eso hará falta mucho trabajo, como ya ha dicho el Comandante. Nada de marearnos con la gran demostración que daremos el 11 de junio.

 

Hablando de candidatos presidenciales, por ahí se inscribió ante el CNE el “dirigente obrero” Orlando Chirino, postulado por un tal Partido Socialismo y Libertad, y cubierto de elogios en una nota publicada en Aporrea.org. Aunque uno podría decir que esta inscripción es una pantomima, un saludo a la bandera, no está de más aclarar que se trata de una candidatura contrarrevolucionaria, con la cual Chirino intenta hacer lo que viene haciendo de un tiempo a esta parte: tratar de dividir a la clase obrera en beneficio de sus ansias de protagonismo, en las cuales le acompañan grupos diversos de cierta izquierda rancia y desfasada donde confluyen afines al líder demodé Douglas Bravo, al trotskismo, a sectores divisionistas enclaustrados en la UNETE y a factores ultraizquierdistas que actúan contra la Revolución aunque dicen apoyarla. Es otra candidatura antichavista y de la anti-historia, tanto como la de Capriles.

 

A veces la canalla mediática se lleva unos chascos de película. Tres conspicuos escuálidos del medio digital Diario de Caracas, Thaelman Urgelles, Manuel Malaver y el director de ese nuevo engendro, Alfredo Sánchez, entrevistaron al rector electoral opositor Vicente Díaz, apelando a preguntas capciosas que intentaban abonar a la matriz de falta de transparencia del CNE y de probable fraude el 7 de octubre. Pero casi todas las respuestas de este rector terminaron siendo un fiasco para el patético trío.

 

Cuando uno de ellos trató de cuestionar la idoneidad del registro electoral, Díaz afirmó que “Con ese mismo registro electoral, la oposición ha ganado dos de las últimas cuatro elecciones y el oficialismo las otras dos. Si hubiese habido un millón o cien mil electores fantasmas, la balanza se hubiera inclinado a favor de uno y en contra de otro, y eso no ha pasado. Los que dicen eso solo demuestran que tienen que profundizar más en sus conocimientos en la materia. El registro electoral venezolano es perfectamente consistente con la población del resto de América Latina, es decir, alrededor del 70%”. Una manera eufemística de llamarlos ignorantes.

 

Pero los sujetos no cejaron en el plan de sembrar dudas. Uno de ellos señalo que el REP ha crecido 58% en 10 años y la población solo 14%, a lo que el rector respondió que “Una cosa no tiene nada que ver con la otra. El crecimiento del REP está relacionado con la capacidad de la institución de llegarle a la gente y hacer que se inscriba. El primer requisito es tener la cédula. Hoy en día todos los procesos se han facilitado. Antes una persona que vivía en El Paují, por ejemplo, cerca de nuestra frontera con Brasil, para inscribirse en un Centro de Registro Electoral tenía que hacer un viaje de casi 20 horas. Ahora la institución tiene un punto de registro allá. Ha habido un esfuerzo notable por acercarnos a los electores”.

 

En un momento de la entrevista, el insufrible Thaelman Urgelles aseveró que “Según Genaro Mosquera, experto en estadística y demografía de la UCV, en Venezuela hay municipios donde hay más inscritos que población votante mayor de 18 años”. Y Díaz replicó “¿Y cómo sabe él cuál es esa cifra si el censo no ha dado resultados? ¿Un alcalde sabe cuántas personas viven en su municipio?

 

El último censo en Venezuela fue en el 2001. Aquí sólo hay proyecciones. Porque aún no somos como en Europa, donde es obligatorio inscribirse y registrarse si te mudas de municipio. Inclusive aquí el censo funciona como una entrevista. ¿A quién le consta que lo que tú dices en esa encuesta es verdad? A nadie, porque eso es solo una encuesta, una entrevista, no es un registro. En cambio, el registro electoral sí es un registro duro, porque aunque no obligamos a la gente a que nos diga donde vive, sí es obligatorio que votes donde te registres”.

 

Y ante una nueva duda introducida en torno a las máquinas de votación, el rector aclaró que “Las máquinas no pueden voltear los votos. Si fuese así… ¿tú crees que Antonio Ledezma le hubiera ganado a Aristóbulo? ¿O Capriles a Diosdado Cabello? Las máquinas no pueden cambiar los resultados porque funcionan con un programa que es evaluado y revisado tanto por los ingenieros del chavismo como por los de oposición”.

 

No conformes, los escuálidos prosiguieron con su provocación. Manuel Malaver preguntó: “¿Y qué pasa luego en la sala de totalización? Se dice que allí, al momento del cierre, no entra nadie, solo el chavismo y que la oposición no tiene acceso. ¿Es cierto eso?”. Y Díaz respondió: “No, no es cierto. Allí hay una presencia permanente tanto de los ingenieros del bloque opositor como los del chavismo. Y esos ingenieros los escogen ellos, no el CNE”. Total, se puede decir que estos escuálidos fueron por lana y salieron trasquilados.

 

En otro Análisis afirmamos que “uno de los centros principales de la burguesía dentro de su plan conspirador son algunas universidades públicas y privadas donde detenta el poder”. Esto viene a cuento porque la MUD se apareció con un comunicado donde respalda la versión de las autoridades de la UCV de que fueron los trabajadores de esa casa de estudios los que ejecutaron los actos violentos del martes, cosa que fue negada de plano por ellos, quienes más bien acusaron a grupos extra-universitarios de tales hechos y mencionaron la sospecha de que detrás de los mismos están las propias autoridades.

 

Pero la MUD se va por el lado de la conspiración de la cual forma parte, más allá de las formalidades electorales, y en su comunicado dice que
“Un pequeño grupo violento e inescrupuloso dentro de la UCV no ha entendido que la violencia es el miedo a los ideales de los demás, que es el último recurso del incompetente, que no resuelve los problemas, y que la violencia sólo trae más violencia…
“La UCV, en los últimos años, ha estado sometida a una reiterada política de cerco presupuestario y judicial, al que se unen los constantes actos vandálicos de estos grupos que hacen de la violencia su instrumento de expresión… todas estas acciones son rechazadas por la comunidad universitaria y la sociedad en general ya que constituyen una violación del derecho a la educación, el patrimonio público y la institucionalidad educativa”.

 

¡Qué ironía! Esto lo afirma un grupo comandado por Ramón Guillermo Aveledo, quien era miembro del partido de Gobierno, Copei, cuando se produjo el más brutal allanamiento a la UCV que se haya perpetrado, en 1968, en el cual actuaron miles de efectivos militares. Fue el mismo primer gobierno de Caldera cuando fueron asesinados en las calles más de sesenta estudiantes víctimas de la represión armada de manifestaciones pacíficas ¡Hay que ser bien caradura!

 

De nuevo el factor Chávez ha sido introducido en una campaña electoral en Latinoamérica.

 

Chávez ha pasado a ocupar el lugar del miedo al comunismo que manejaba la burguesía para asustar a sectores ideológicamente atrasado de la población. Es lo que ocurre ahora en México. El portal Infome21.com usa un titular manipulador para referirse a la información:
“El candidato mexicano Andrés López Obrador se desmarca de Chávez”

¿Qué fue lo que dijo realmente el candidato mexicano respaldado por algunos sectores de izquierda:
“No conozco al presidente de Venezuela, Hugo Chávez; nunca he hablado con él, ni por teléfono… El modelo nuestro, lo que vamos a llevar a la práctica en México, es algo que tiene que ver con nuestra realidad, yo les diría que es un modelo a la mexicana, no vamos a copiar modelos”.

 

Con eso estamos todos de acuerdo.
——
* Periodista.

X

Envíe a un amigo

Su nombre (requerido)

Su Email (requerido)

Amigo(requerido)

Mensaje

Añadir comentario